Cómo usar la magia para motivar y educar a los niños

Ideas para usar la magia para educar y motivar
ISTOCK

La magia es un recurso original y creativo para la educación. Mediante trucos sencillos podrás potenciar el aprendizaje, al ofrecer una alternativa didáctica y divertida para los niños. No dudes en convertirte en mago para motivar y llamar la atención e, incluso, mediar en las discusiones de tus hijos.

Los niños se aburren y se distraen con facilidad. Y esto es aún más común en estos tiempos de rapidez tecnológica. Es normal que los padres busquen recursos con los que motivar a sus hijos para aprender o llenar sus tiempos libres. Xuxo Ruiz Rodríguez es consciente de esto y propone en su libro, Educando con Magia (Narcea, 2013), el uso de la magia para motivar y educar a los niños pequeños de la casa.

Para combatir la hiperestimulación que sufren los niños ante la televisión, los videojuegos y el Internet, Ruiz Rodríguez sugiere el uso de la magia como una herramienta innovadora que incrementará el entusiasmo de los niños por aprender. Esta motivación llevará a nuestros hijos a trabajar mejor, a ser más disciplinados y más atentos, tanto en casa como en el colegio.

Ser mago para motivar a nuestros hijos no parece una tarea sencilla, pues requiere captar su atención mediante emoción, intriga, humor e ilusión. Pero, no hay por qué preocuparse, pues muchas de las habilidades necesarias para hacer trucos pueden ser aprendidas. A continuación, te diremos algunas de las formas en las que puedes usar la magia para motivar y educar a tus hijos.

¿Cómo usar la magia para motivar a tus hijos?

Magia para la motivación. La magia se distingue por ser, en general, divertida. En cambio, pareciera que las lecciones o las tareas académicas de nuestros hijos no lo son tanto. Mezclar estos dos elementos, los trucos y el aprendizaje, resultará en una herramienta ideal y entretenida para motivar y hacer que los niños quieran aprender. Así podrás educar con magia.

El "chantaje mágico". Solemos ofrecer premios a nuestros hijos si logran prestar atención o hacer sus deberes de forma correcta y sin quejas. Pero, en lugar de ofrecer minutos de televisión, videojuegos, el móvil o alguna otra cosa material, podemos celebrar su conducta con magia. Ruiz Rodríguez asegura que es algo que funciona. ¿Y, quién no estaría dispuesto a intercambiar una hora de buen comportamiento por un juego de magia que dure dos minutos?

Una técnica para llamar la atención. Dentro de la rutina diaria, un truco de magia supone un instante de asombro y novedad, que servirá para captar la atención de tus hijos. Después, será mucho más sencillo que atiendan a cualquier explicación o consejo que quieras darles.

Un elemento de mediación. No hay nada mejor para limar asperezas que compartir una experiencia. Si tus hijos se pelean o discuten, utiliza un truco de magia en el que puedan colaborar para que olviden sus diferencias y se enfoquen en buscar juntos la solución al juego.

Magia para el tiempo libre. Además de hacer magia para tus hijos, puedes motivarlos para que ellos también se conviertan en magos, aprendiendo o creando trucos. Esta será una buena forma de llenar su tiempo libre y de, al mismo tiempo, aprender y desarrollar sus habilidades.

El lápiz llorón: un truco para que empieces a practicar la magia

Para que comiences con tu carrera de mago, te sugerimos un sencillo truco de magia para despertar el interés de tus hijos. Se llama El lápiz llorón. Para hacerlo, solo necesitarás un lápiz y un trozo de papel higiénico.

Moja un pequeño trozo de papel higiénico y escóndelo en tu mano, entre los dedos. Puedes utilizar un anillo para ocultarlo mejor. Luego, dile a tus hijos que traigan un lápiz. Cógelo y apriétalo para hacer que de él salgan lágrimas. Los niños pueden poner las manos bajo el lápiz para que puedan sentir cómo llora. El agua contenida en el papel se deslizará hasta la punta del lápiz y caerá. Tus hijos quedarán sorprendidos. Para que no se desvele el truco, asegúrate de mantener el papel bien escondido o deshacerte de él, arrojándolo lejos en algún momento de distracción.

La magia es una alternativa ideal ante el uso desmedido de las nuevas tecnologías. En lugar de tantas pantallas, podrás utilizar una herramienta innovadora para motivar y educar a tus hijos. Con el truco del lápiz llorón y muchos otros que te resultarán sencillos, podrás convertirte en un todo un mago, y entusiasmar a tus hijos en el aprendizaje.

Isabel López Vasquez
Asesoramiento: Xuxo Ruiz Rodríguez, escritor y autor del libro, Educando con Magia (Narcea, 2013)

Te puede interesar:

Educar con magia: ideas para motivar a los niños

El valor del esfuerzo, cómo motivar a los niños

La importancia de atender en el colegio

- Cómo motivar a los niños para aprender

Boletín de Logotipo Hacer Familia

Recibe un email cada día con las noticias más importantes.