Ejercicio durante el embarazo para prevenir la obesidad infantil

Ejercicio durante el embarazo para prevenir la obesidad infantil
ISTOCK

El ejercicio es una de las actividades con más beneficios. Y, según un reciente estudio de la Universidad Estatal de Washington, no solo tiene efectos positivos sobre quien lo practica sino sobre terceros. En concreto este trabajo expone que moverse durante el embarazo ayuda a prevenir la obesidad infantil una vez que hayan nacido los hijos que están gestando.

Una investigación que invita a las futuras madres no solo a hacer ejercicio por los beneficios que tiene para su embarazo y su estado de salud sino por los grandes resultados que tendrá sobre sus hijos una vez que estos hayan nacido. Unos resultados que muestra cómo las mejoras en el metabolismo de la mujer durante la gestación repercuten en su descendencia.

Metabolismo y embarazo

Si bien los datos de este trabajo solo se basan en el análisis de muestras animales, la investigación ofrece un motivo más para que la mujer haga ejercicio durante el embarazo. Este análisis se centró en unas 60 muestras de roedores embarazadas a quienes se sometió a la realización de varias actividades físicas moderadas durante la gestación.

Una vez que nacieron estas crías y se produjo el destete, los resultados evidenciaron que esta descendencia tenían unos niveles mayores de proteínas relacionadas con el tejido adiposo marrón, encargado de convertir azúcar y grasa en calor. Es decir, su metabolismo procesaba de mejor manera estos elementos relacionados con el desarrollo de obesidad.

Jun Seok Son, líder de esta investigación, explica los resultados de esta investigación del siguiente modo: "estos datos sugieren que la falta de ejercicio en mujeres sanas durante el embarazo puede hacer que sus hijos sean proclives a la obesidad y otras enfermedades metabólicas asociadas, parcialmente a través de la función termogénica de deterioro".

Ejercicio en el embarazo

Además de los resultados de esta investigación, el ejercicio en el embarazo provoca otros beneficios como los siguientes que señala la Fundación Nemours:

- Sentirse mejor. En un momento en que usted se pregunta si es posible que ese cuerpo tan extraño sea suyo, el ejercicio puede aumentar su sensación de control y el nivel de energía. No sólo la hará sentirse mejor al liberar endorfinas (sustancias químicas que produce el cerebro), sino que le permitirá lo siguiente.

- Alivia los dolores de espalda y mejorar su postura al fortalecer y tonificar los músculos de la espalda, los glúteos y los muslos.

- Reducir la constipación al acelerar el movimiento intestinal

- Previene el deterioro de las articulaciones (que tienden a aflojarse durante el embarazo a causa de los cambios hormonales) al activar el líquido sinovial que actúa como lubricante.

- Ayuda a dormir mejor al aliviar el estrés y la ansiedad que la hacen estar inquieta durante la noche.

Damián Montero

Te puede interesar:

- La gimnasia hipopresiva, lo último para una tripa plana tras el parto

- Decálogo para empezar a hacer ejercicio

- Fitball, el balón medicinal que te pone en forma

- Cómo elegir el deporte para tu hijo

Contador
Boletín de Logotipo Hacer Familia

Recibe un email cada día con las noticias más importantes.