Aprende a jugar este verano junto a tus hijos

Aprender a jugar en familia para disfrutar de esta actividad en familia.
ISTOCK

Verano y tiempo libre van de la mano. Después de muchos meses de responsabilidades y obligaciones, toca descansar (sin olvidar cierto repaso para poder mantener el nivel de cara al próximo arranque del curso). Entre las muchas actividades que se pueden realizar en estas vacaciones estivales, el juego no debe faltar para asegurar horas y horas de diversión.

A los padres les toca participar en el juego para que durante el verano se creen grandes recuerdos y el vínculo entre hijos y padres se estreche todavía más. Ya sea por la diferencia generacional o por el aumento de la carga de trabajo, los padres deben recordar cómo se jugaba para integrarse en estas actividades durante las vacaciones de sus hijos.

Las normas básicas del juego

Tal y como indican desde el Centro de Estimulación Integral de Valencia, todo juego debe estar marcadas por ciertas normas básicas:

- Divertido y placentero. Es intrínsecamente motivador en el niño.

- Implica participar de manera activa en la actividad y no como mero espectador.

- Implica una elección libre, no debe ser obligatorio.

- Relativamente libre de reglas. El juego debe ser un espacio de liberación para los niños en donde dejen volar su imaginación y sus energías.

- Está enfocado al proceso más que al resultado. Un aspecto que no debe olvidarse, en especial en los juegos que impliquen cierto grado de competición.

Articulo relacionado:
- Vacaciones de ensueño para toda la familia

- Uso de la imaginación (frecuentemente) y no limitado por la realidad.


Por otro lado, antes de ponerse a jugar, también conviene saber qué tipos de juego existen:

- Juego sensoriomotor (0-2 años): Se caracteriza por movimientos motores repetitivos y el placer del bebé por ejercitar sus sentidos: ver, sentir, escuchar, tocar y sostener.

- Juego simbólico (2 a 6 años): el niño comienza a interpretar el mundo y sus símbolos. Aparece la capacidad del lenguaje y la capacidad de fingir. La realidad no limita el juego.

- Juego de reglas (a partir de 5 años): juego interactivo más organizado. Integra los conceptos de cooperación y competición.

- Juego solitario: el niño juega solo.

- Juego paralelo: los niños juegan cómodamente cerca uno de otro, comparten materiales, conversan,*.pero sus planes y actividades de juego son diferentes.

- Juego social: implica que los niños interactúen entre sí, cooperación, aceptación de roles y reglas, intercambio social y competición.

Damián Montero

Te puede interesar:

Cómo aprenden los niños a través del juego

La importancia del juego en el desarrollo del niño

- Juego y aprendo: juegos para desarrollar habilidades

Por qué es importante que jueguen los niños

Para leer más

Boletín de Logotipo Hacer Familia

Recibe un email cada día con las noticias más importantes.