Actualizado 20/07/2020 6:34:47 +00:00 CET

Problemas en familia, consejos para aprender a afrontarlos

Diálogo y empatía, claves para resolver conflictos en familia
Diálogo y empatía, claves para resolver conflictos en familia - ISTOCK

Ninguna convivencia es perfecta. De toda interacción social pueden surgir conflictos. Y, la familia, no es una excepción. En el día a día pueden surgir pequeñas rencillas, ya sea por malentendidos, distintos puntos de vista o cualquier otro origen. Si bien estas situaciones son inevitables, lo que sí se debe saber es cómo resolver estos momentos y rebajar las tensiones originadas.

Desde la Asociación Española de Pediatría y Atención Primaria, AEPap, se da una serie de pautas a seguir con las que poder crear un entorno familiar sano. Un ambiente que favorezca el desarrollo de los hijos, permitiéndoles madurar en este sentido y saber cómo manejar los distintos conflictos que vayan surgiendo. En definitiva, saber cómo manejar la convivencia.

El entorno familiar

La familia es el entorno que debe ofrecer protección y seguridad. En este contexto cada persona va asumiendo un rol con el que se asegura el buen funcionamiento del hogar y una correcta crianza. El objetivo final debe ser la formación y educación de los hijos, transmitiendo valores que les permitan la adaptación a la sociedad y poder vivir en el futuro, de acuerdo a los mismos.

Entre estos valores deben estar el diálogo y el respeto, bases a la hora de interactuar con otras personas. Al fin y al cabo, el conflicto no deja de ser otra manera de relacionarse con las personas. De hecho, son grandes oportunidades de conocerse y de fortalecer los vínculos. Una buena comunicación permitirá descubrir el origen de estos problemas y ponerles solución.

Desde AEPap se indican, al menos, tres posibles tipos de conflictos que pueden originarse en el entorno familiar:

- Generacionales. Se producen cuando los adolescentes dejan la infancia y empiezan una nueva etapa en la que ven a sus padres como personas con las que comparten poco. Es entonces cuando se produce un distanciamiento.

- De autoridad. Origina tensiones cuando los padres intentan imponer su criterio, en especial durante la adolescencia, cuando los hijos empiezan a asumir otro rol en el que se cuestiona la autoridad de los padres.

- Sobreprotección. En estos casos los padres son incapaces de permitir a sus hijos cierto grado de autonomía y siempre evitarán que los hijos se enfrenten a situaciones desagradables. La búsqueda de independencia de los más pequeños será la que origine el conflicto.

Resolver el conflicto

El diálogo y la negociación deben ser las bases de la resolución de conflictos. Una actitud tolerante y abierta es la mejor forma de empezar a tratar estos problemas y conseguir "llevar el barco a buen puerto". Estas son otras de las recomendaciones de AEPap:

- Mostrar predisposición al diálogo.

- Elaborar propuestas frente a las órdenes.

- Ofrecer comprensión frente al distanciamiento.

- Buscar intercambios equitativos.

- Pedir libertad a cambio de responsabilidad.

- Hablar de futuro.

- Confiar, respetando la intimidad.

- No hacer hincapié en los fracasos.

Damián Montero

Te puede interesar:

- El papel del padre en la educación de los hijos

- Los hijos de 'padres helicóptero' tienen la autoestima más baja

- 4 consejos para evitar la sobreprotección infantil

- Padres y madres educan diferente, y eso es bueno

-10 errores que cometemos los padres con nuestros hijos

Contador