Clasificación PEGI, ¿cómo saber si un contenido es seguro para un niño?

¿Cómo Saber Si Lo Que Consumen Los Niños Es Adecuado?
ISTOCK

La educación de un niño no solo depende de sus padres. Los pequeños reciben influencias de todo su entorno, desde sus amigos o los compañeros de colegio, hasta aquellos contenidos que consume en televisión o smartphones. Este último punto debe ser tenido en cuenta por los padres para asegurar que los materiales a los que acceden sus hijos se corresponden con sus edades.

En algunas ocasiones un juego para móviles o una aplicación puede ser muy distinta a lo que se esperaba ofrecer al menor. ¿Cómo saber en un mundo tan grande cuál es el contenido más seguro para un niño? El sistema de Información Paneuropea sobre Juegos, PEGI, ayuda a los padres a tener un breve resumen de lo que se está ofreciendo a los más pequeños de la casa.

¿Qué es PEGI?

El sistema de clasificación por edades establecido por PEGI se estableció en el año 2003 con el objeto de ayudar a los progenitores europeos a tomar decisiones informadas a la hora de adquirir juegos de ordenador. A día de hoy, esta información también está presente en otros productos como por ejemplo DVD o aplicaciones para móviles. Esto permite que sin tener que instalar este contenido, se pueda tener algunas nociones sobre lo que puede encontrarse en él.

Las etiquetas PEGI indican cada uno de los siguientes niveles de edad: 3, 7, 12, 16 y 18. Esta información indica la idoneidad del contenido del juego para la protección de los menores:

- PEGI 3. El contenido se considera apto para todos los grupos de edades.

- PEGI 7. Contenido que normalmente se clasificarían dentro de 3 pero que contengan material que puede asustar a los niños.

- PEGI 12. Productos que muestren violencia. También contenido con lenguaje soez debe ser suave sin caer en las palabrotas sexuales.

- PEGI 16. Los Presencia de lenguaje más soez y presencia de elementos como el tabaco y drogas y representación de actividades delictivas.

- PEGI 18. Nivel de violencia alcanza tal grado que se convierte en representación de agresiones brutales.

Algunos sitios web y servicios en línea que contienen pequeños pueden presentar la etiqueta PEGI OK. Esto querrá decir que los jugadores de todos los grupos de edades pueden usar tranquilamente este contenido porque no incluye ningún material de juego potencialmente inapropiado. Esta categorización señala que este producto carece de:

- Violencia.

- Actividad sexual o insinuación sexual.

- Desnudez.

- Lenguaje soez.

- Juegos de apuestas

- Fomento o consumo de drogas

- Fomento del alcohol o tabaco

- Escenas de miedo

Desde Smart Me Family también se explica que en algunos casos como son las aplicaciones de Facebook o Twitter no aparece ninguna categorización del sistema PEGI, sino una advertencia genérica. En estos casos se recomienda leer los términos y condiciones de uso, así como otra información que aparezca en el seno de este contenido dentro de las tiendas digitales de los smartphones.

Seguridad en menores

Junto con la atención al sistema PEGI, los padres también pueden hacer mucho para proteger a sus hijos de contenidos poco recomendados. Estos son algunos consejos para ello:

- Límites. Se recomiendan que los niños conozcan los límites y se adapten a ellos. Como por ejemplo, en el tiempo máximo de uso de Internet.

- Seguridad. Poner contraseñas a los dispositivos móviles como las tablets para que los niños no accedan siempre que quieran, sino que deban contar con el permiso de los padres.

- Control parental. En los dispositivos que usa el niño, se ha de establecer un sistema de protección parental de control adaptado a cada edad que permita acceder sólo al contenido apropiado.

Damián Montero

Te puede interesar:

- Niños y nuevas tecnologías: cómo aprovechar su potencial de aprendizaje

- Ventajas y riesgos de las redes sociales

- WhatsApp, ¿un peligro para los menores?

Cómo enseñar a los niños a ver la televisión

Boletín de Logotipo Hacer Familia

Recibe un email cada día con las noticias más importantes.