Las duras secuelas de una infancia sin cariño

La falta de cariño tiene importantes consecuencias en los más pequeños.
ISTOCK

El cariño en el desarrollo de los niños es un aspecto muy importante. Hacer que el pequeño se sienta querido dentro del hogar ayudará a que gane confianza y fortalecerá el vínculo con sus padres, creándose una relación muy difícil de romper en el futuro. En el caso contrario, la falta de este afecto traerá nocivas consecuencias para la crianza de los más pequeños.

Por si quedasen dudas de que la falta de cariño tiene consecuencias en el desarrollo de los más pequeños de la casa, un estudio realizado en Reino Unido destaca los resultados negativos que tiene para los pequeños una infancia sin afecto. Una llamada a llenar de afecto los primeros años de vida de los hijos.

La importancia de la atención

Para esta investigación los responsables se centraron en un grupo de niños adoptados. Una población que se dividió en dos sectores, aquellos que habían pasado menos de 6 meses en un centro de atención y aquellos que estuvieron más de medio de año en estas instalaciones.

Para analizar los efectos de criarse durante tanto tiempo lejos de un entorno de cariño y afecto, los investigadores pasaron varios cuestionarios y realizaron distintas entrevistas a los padres adoptivos. Al mismo tiempo se realizaron distintos test para medir niveles de inteligencia o presencia de trastornos como la hiperactividad, problemas de conducta o comportamientos impulsivos.

El grupo de niños adoptados que había pasado más de 6 meses en dichas instalaciones mostró una mayor presencia de síntomas de estos problemas. En concreto de presentar un comportamiento desinhibido al crecer. Con el paso de los años, los investigadores también comprobaron los efectos de la falta de afecto y aquellos que estuvieron más de medio año en estos centros de acogida contaron con mayores tasas de desempleo.

La importancia del cariño

Este estudio no hace sino reforzar la idea de la importancia del cariño en los más pequeños. Un asunto que tal y como indica la psicóloga Raquel Durá Miralles supone importantes beneficios para los más pequeños:

- Concede paz interior a los más pequeños al verse en un entorno seguro.

- Permite que el niño sienta seguridad interna.

- Ayuda a que el niño alcance un equilibrio interno.

- La seguridad que otorga al niño favorece su capacidad de integración en nuevos entornos así como dentro de la familia.

- Desarrolla el entusiasmo en los más pequeños de la casa.

- Fortalece la amistad y las relaciones tanto en el seno familiar como en el exterior.

Damián Montero

Te puede interesar:

- La adaptación a la guardería: el primer día

- 10 consejos para elegir guardería o escuela infantil

- El desarrollo emocional de los niños

- La importancia del juego en el desarrollo del niño

Boletín de Logotipo Hacer Familia

Recibe un email cada día con las noticias más importantes.