Ideas para forjar la voluntad de los niños

Ideas para forjar la voluntad de los niños
Foto: THINCKSTOCK Ampliar foto
correo

A casi todos los niños les cuesta especialmente cumplir con aquellas obligaciones que requieren más esfuerzo. Cumplir un encargo, terminar los deberes, lavarse los dientes todas las noches... en definitiva, vencer la pereza de hacer bien las cosas. Sin embargo, existe una serie de ideas que podemos emplear para forjar la voluntad de los niños.

Para que nuestros hijos adquieran el hábito y la capacidad de esforzarse como algo personal, es necesario que entiendan por qué tienen que sacrificarse, renunciar a lo más cómodo, etc. Es el modo de conseguir que quieran hacerlo por sí mismos y no únicamente cuando lo dicen los padres. Nuestro ejemplo puede ser un motivo crucial: deben observar la alegría en los sacrificios, para que no vean este valor como algo pesado y desagradable. Quejarse del trabajo, o de los esfuerzos que es preciso realizar, contribuye a crear un ambiente familiar contrario a la fortaleza.

Además, hay que fomentar especialmente la motivación interna para educar la voluntad: la satisfacción de la obra bien hecha, la alegría del deber cumplido. Aunque también les ayuda el satisfacer a papá o a mamá, vencerse a sí mismos, que los demás tengan una buena imagen de ellos, etc.

Existen muchas oportunidades en la vida cotidiana de la familia para que los niños se ejerciten en el valor de la fortaleza: resistir un impulso, soportar un dolor o molestia, superar un disgusto, dominar la fatiga o el cansancio, acabar las tareas encomendadas en el colegio o cumplir el tiempo de estudio previsto antes de ponerse a jugar, cumplir los deberes familiares con constancia, etc.

No dejes para mañana lo que puedas hacer hoy

Debemos procurar que los hijos sean capaces de emprender acciones que lleven consigo un esfuerzo prolongado. Es mejor que pongan la mesa todos los días, a que un solo día estén toda la mañana ayudando en la cocina. Esta es la razón por la que la práctica deportiva frecuente es un medio muy adecuado para promover la fortaleza. Haciendo deporte los niños han de superar la fatiga y el cansancio, llegar hasta el final con perseverancia y superar adversidades. Nuestros hijos deben negarse muchas veces cada jornada para fortalecer su voluntad y llegar al final del día comprobando que lo han aprovechado al máximo.

Ideas para forjar la voluntad

1. Enseñar a no quejarse.

2. Enseñar a hacer pequeños sacrificios para la buena marcha de la casa o de la clase.

3. Exigir que se acabe lo que se comienza.

4. Aguantar la sed en una excursión o el calor del verano, o el cansancio, sin irlo pregonando cada dos minutos.

5. Superar, si aún perviven, los miedos infantiles de quedarse solo o a oscuras, la vergüenza para hablar, o para reconocer la propia culpa, o el sentido del ridículo.

6. No patalear cuando las cosas no salen como quisiéramos, o al sufrir cualquier contratiempo. Por ejemplo, si se pierde en un juego.

7. Procurar comer de todo y terminar toda la comida.

8. Hacer los deberes antes de ponerse a jugar.

9. Levantarse a una hora fija y cumplir un horario.

10. Hacer bien los trabajos y tareas.

11. Cumplir el encargo en el momento previsto para ello, aunque no tenga ganas.

12. Participar en un equipo deportivo.

13. Marcarse pequeñas metas y cumplirlas.

Nuestros libros

Te aconsejamos una serie de libros de nuestra editorial que pueden ayudarte para saber más respecto a este tema:

Educar el carácter. Alfonso Aguiló.

Cómo educar la voluntad. Fernando Corominas.

Virtudes humanas. José A. Alcázar y Fernando Corominas.

María Lucea

Te puede interesar: 

- Cómo enseñar fuerza de voluntad a un adolescente

Educar en la cultura del esfuerzo

- Educar en valores, la voluntad

El valor del esfuerzo en la educación infantil

Boletín de Logotipo Hacer Familia

Recibe un email cada día con las noticias más importantes.