El peligroso atractivo de las pastillas de detergente

Las pastillas de detergente líquido son extremadamente peligrosas
Foto: ISTOCK Ampliar foto

Descubrir el mundo es algo maravilloso y que le toca hacer a cada niño. Explorar los rincones del hogar, que representa el universo de los más pequeños, es algo que los más pequeños realizan a diario. En estas aventuras descubren cosas maravillosas como juguetes, la utilidad de muchas cosas y lo más importante, conocen su entorno. Sin embargo hay que tener mucho cuidado ya que no todas las averiguaciones que realizan son buenas ya que en ocasiones pueden ser peligrosas.

Un ejemplo son los muchos productos químicos que están presentes en la casa y que pueden causar una intoxicación en los más pequeños. Un ejemplo son las pastillas de detergentes que por lo general son muy coloridas y pueden aparentar ser una golosina, dos motivos más que suficientes para que el niño vaya en su búsqueda para comerlas. De producirse esta ingesta, el menor puede incluso sufrir un envenenamiento que ponga en peligro su vida.

Accidentes con químicos

La Asociación de Pediatría Española, AEP, alerta de que una de las lesiones más comunes en niños y que menos se tienen en cuenta son las intoxicaciones provocadas por químicos que componen muchos productos en el hogar y que en muchas ocasiones están al alcance de los más pequeños. Lo más habitual es que estos accidentes sean causados por medicamentos, seguidos de los productos de limpieza.

Los pediatras ponen el foco especialmente en un producto de limpieza: las pastillas de detergente líquido, que como hemos dicho son muy coloridas, brillantes y con el tamaño de algunas chucherías, por lo que pueden aparentar ser una golosina. Estos productos contienen sustancias químicas concentradas y están rodeados de una fina capa plástica que se deshace al contactar con el agua.

Precisamente en esta capa de plástico reside el mayor peligro de estas pastillas de detergente líquido ya que si un niño confunde estos productos con golosinas, y termina por morderlas, o simplemente introduciéndoselas en la boca, contenido su contenido se derrama dentro de la boca del menor. Esto se debe a que esta película que recubre a la pastilla de detergente entra en contacto con líquido como la saliva, por lo que se deshace inmediatamente.

Posibles daños en el menor

Si un niño termina por ingerir una de estas pastillas de detergente líquido, se pueden producir numerosos daños en su organismo que pueden causarle varias lesiones como irritación de las mucosas en el mejor de los casos hasta lesiones pulmonares y estomacales. Estos componentes por lo general son abrasivos por lo que incluso pueden quemar el esófago y todas las vías por las que estos productos pasen tras ser ingeridos.

En el peor de los casos ingerir estos productos puede provocar el coma en los menores e incluso desembocar en una muerte por intoxicación. Además, las pastillas de detergente líquido pueden generar lesiones al contactar con la piel o con los ojos ya que como hemos dicho, son productos abrasivos que pueden causar grandes daños en estas zonas del cuerpo.

Lo mejor para prevenir estos accidentes es que todos aquellos productos en los que se recomienda "mantener fuera del alcance de los niños", al igual que todos aquellos que contengan tóxicos. Los padres deben evitar dejar estos artículos en lugares accesibles a los niños y no deben nunca permitir que los más pequeños jueguen con ellos. También es conveniente añadir medidas de seguridad como elementos que impidan la apertura de armarios en donde se guarden estos artículos.

Damián Montero

Te puede interesar:

- Intoxicaciones en bebés y niños

- Cómo prevenir accidentes domésticos

- Accidentes infantiles: atragantamientos

- Prevenir accidentes: ¿podemos hacer niños prudentes?

Boletín de Logotipo Hacer Familia

Recibe un email cada día con las noticias más importantes.