Actualizado 11/06/2021 12:42 CET

5 pautas para tranquilizar a los niños cuando tienen una rabieta

Aprende a calmar a tus hijos cuando tienen una rabieta
Aprende a calmar a tus hijos cuando tienen una rabieta - ISTOCK

Cuando tu hijo/a está pasando por una rabieta, su mente y su cuerpo trabajan juntos para descubrir cómo manejar estas emociones difíciles. En ese momento, en el que sienten enfado, frustración y nerviosismo es preciso no alimentar más su malestar y contribuir a que poco a poco vayan calmándose.

Para conseguirlo es fundamental que los padres sepamos trabajar con ellos. Sentirse comprendidos por lo que les ha ocurrido es lo que más les puede ayudar en un primer momento y para ello debemos actuar mostrando empatía. Es una de las primeras pautas que debemos poner en práctica para ayudarles a identificar las emociones que han desencadenado esa rabieta.

5 pautas para calmar sus rabietas

Pauta 1. Nombra la emoción y siente empatía

El proceso de aprender a lidiar con la ira, la frustración y la tristeza puede ser complicado. Cuando tu pequeño se enfrenta a sus emociiones, es posible que se sienta solo. Hazle saber que lo comprendes y que le puedes ayudar.

Cuando nombras la emoción que crees que tu hijo puede estar experimentando, lo estás preparando para el éxito conductual futuro. Con el tiempo, notarás que tu hijo puede verbalizar "Me siento triste" o "Me siento enfadado" en lugar de enrrabietarse y dejar que adivines lo que está pasando.

Pauta 2. Sintoniza con los sentimientos físicos

Las grandes emociones pueden dar miedo. Si es la primera vez que tu hijo ha experimentado una intensa ira, miedo, frustración u otras emociones, es posible que se sienta confundido acerca de sus señales internas. Cuando hagas una pausa y le pidas que te explique cómo se siente su cuerpo, se concentrará en su experiencia y estarás, como padre, mejor equipado para ayudarlo a superarlo.

Si tu hijo no está seguro de cómo describir lo que siente, puedes ofrecerle sugerencias. Decir cosas como, "Cuando me siento enfadado, mi corazón late rápido. ¿Te sientes así ahora mismo?" puede proporcionar una idea de lo que tu hijo está experimentando durante su crisis.

Pauta 3. Asegúrale a tu hijo que expresar emociones es normal

Es normal reaccionar con frustración cuando te enfrentas a una rabieta, especialmente si estás en público. Dicho esto, es importante que tu hijo sepa que es seguro dejar salir sus sentimientos. En medio de una rabieta, tu pequeño te busca en busca de señales. Si tu comportamiento es de enfado, su colapso puede continuar por más tiempo que si creas un ambiente tranquilo y reconfortante.

Pauta 4. Ofrece alternativas

Cuando las emociones son abrumadoras, pueden transformarse en violencia. Es clave hacerle saber a tu hijo que no hay nada de malo en la emoción que siente; solo necesita usar una forma diferente de liberación para volver a la línea de base.

Pauta 5. Cambiar de escenario

Ir a un área segura con un ser querido puede brindarle alivio y una sensación de seguridad para ayudarle a procesar sus emociones.

Por supuesto, hay algunas situaciones (por ejemplo, en medio de una boda) en las que resulta un desastre vivir una rabieta. Durante estos momentos, es tu trabajo sacar a tu pequeño de la situación y brindarle un espacio seguro para que procese sus emociones. Esto puede ser un inconveniente, pero también le muestras que puede confiar en tí para ayudarlo en los momentos difíciles.

Pauta 6. Cuando todo lo demás falla, simplemente vive el presente

Cuando tu hijo tiene una rabieta, está luchando por mantener el control de sus emociones y, a menudo, de su cuerpo. Simplemente sentarse junto a él mientras pasa por el proceso de dejar fluir sus emociones puede brindarle una sensación de comodidad y seguridad.

Es más fácil decirlo que hacerlo para mantener la calma, pero un adulto exaltado no puede calmar a un niño. Mantener una presencia tranquila y reconfortante frente a grandes emociones puede hacerle saber a tu hijo que estás ahí para él, pase lo que pase.

Gabriela García González. Autora del libro El Poder de Tu Resiliencia y de La Mejor Coach para tus Hijos ¡eres tú! es una referente del Coaching para Niños y el Empoderamiento infantil y Femenino. Educadora, Experta en Desarrollo Personal integral, Conferencista internacional y Formadora de Emprendimientos desde el Ser para mujeres.

Te puede interesar: 

- Consecuencias de la falta de límites en los niños, ¿por qué hace lo que quiere?

Berrinches y rabietas infantiles, ¿cómo gestionarlas?

¿Qué puedes hacer cuando tu hijo tiene una rabieta?

- Cómo acabar con las rabietas infantiles en 10 pasos

Contador