Actualizado 29/11/2017 11:07:27 +00:00 CET

Smartwatch, un gadget poco recomendable para los niños

Los smartwatches en niños pueden alterar su privacidad.
ISTOCK

Las nuevas tecnologías han llegado para quedarse, y lo han hecho de muchas formas. Ya no solo los ordenadores permiten conexión a internet, también otras plataformas como móviles e incluso televisores sirven para acceder a contenidos en línea. También otros aparatos más sencillos como los relojes sirven para poder navegar por la red, llegándose a convertir en un gadget habitual en muchas personas.

Ni siquiera los niños se han quedado atrás. Muchas muñecas de menores llevan uno de estos smartwatches que les permiten una conexión constante a internet. Pero, ¿hasta qué punto se recomienda que un menor porte uno de estos aparatos? Desde Alemania recomiendan a los padres que eviten el uso de estos dispositivos en sus hijos por los riesgos que conllevan, por ejemplo una fácil ubicación en tiempo real para desconocidos.

Fácil espionaje

Internet no deja de ser una puerta de entrada y salida. A través de la red se puede acceder a multitud de contenidos en línea, pero desde universo también se puede entrar a los dispositivos que están al otro lado. De esta forma, los smartwatches en niños se convierten en un portal al que pueden acceder numerosos indeseables que podrían saber la ubicación de los menores en cualquier momento.

La Agencia Federal Alemana de Internet alerta a los padres de los peligros que supone llevar en la muñeca uno de estos aparatos. El aviso se centra especialmente en los smartwatches que tienen opciones de ubicación en tiempo real. Dispositivos que desde el país germano prohíben por los motivos antes mencionados. "Estos relojes no pueden ni deben ser usados como dispositivos autorizados para este tipo de transmisión, que es ajena al dueño del reloj", explica Jochen Homann, presidente de esta entidad.

Alemania señala que estos smartwatches pueden ser controlados de forma remota a través de una aplicación. Herramienta con la que una persona en la lejanía podría incluso activar algunos instrumentos del reloj como el micrófono o una cámara, permitiendo acceder a material privado de los más pequeños. Por ello, esta agencia recomienda a los padres destruir de manera inmediata estos dispositivos si sus hijos los tienen ya para evitar estos posibles problemas.

Internet y privacidad

No se puede obviar el punto en el que internet puede suponer el acceso de desconocidos a información personal como ubicación y fotografías. No solo los smartwatches pueden permitir esta entrada, también ordenadores o teléfonos móviles pueden servir de puerta a desconocidos. Por ello, desde Agencia de Protección de Datos se recuerdan una serie de puntos para proteger la privacidad de los miembros del hogar.

En primer lugar, se recomienda revisar la configuración de privacidad, tanto de los dispositivos nuevos como de las páginas webs que se visiten. Herramientas como la ubicación en tiempo real deben estar desactivadas. Al mismo tiempo, instrumentos de bloqueo y desbloqueo deben emplearse tanto como se pueda. Códigos, contraseñas y otras utilidades no han de faltar en terminales para dificultar el acceso de otras personas.

También hay que recordar la edad de los más pequeños. ¿De verdad necesitan un terminal móvil con conexión a internet? En algunas ocasiones basta con un dispositivo que permita llamadas y mandar mensajes, sin necesidad de usar la red. De esta forma, se pueden prevenir problemas como los derivados de las herramientas de ubicación en tiempo real.

Damián Montero

Te puede interesar:

- Ventajas y riesgos de las redes sociales

- El control de los padres en las redes sociales

- Facebook, la red social preferida por los padres para hablar de sus hijos

- Redes sociales, 1 de cada 3 amigos son desconocidos