Vuelta al cole, cómo calmar la ansiedad de los niños

Para prevenir la ansiedad de la vuelta al cole, mejor prepararse.
ISTOCK

Las vacaciones de los más pequeños van terminando. El final del verano se acerca y también se aproxima la vuelta al cole. Un shock para muchos niños que tienen que afrontar, después de varios meses de descanso y tiempo libre, un regreso a la rutina de los madrugones y de la ausencia de viajes, actividades de ocio y mucho tiempo libre. No es de extrañar que por tanto se ocasiones un sentimiento de ansiedad en los más pequeños.

Pero no hay que permitir que los niños se dejen superar por esta situación y los padres pueden ayudar a que sus hijos afronten estos momentos con calma. Desde el Child Mind Institute se ofrecen una serie de consejos para evitar que los más pequeños de la casa se sumerjan en esta sensación de ansiedad.

No dejarlo todo para el último momento

En muchas ocasiones esta ansiedad se produce al caer en la cuenta de que próximamente comenzará de nuevo el colegio. Es decir, el niño vivía en una burbuja que le impedía recordar que próximamente sus vacaciones iban a concluir y de repente se ve a un día de retomar las clases y despedirse del verano. Hay poco tiempo de asimilación y esto provoca estas sensaciones.

Por este motivo se recomienda no dejarlo todo para el último momento. Antes de que llegue septiembre se puede recordar la vuelta al cole, sin agobiar demasiado a los niños. Un buen ejemplo es proponerle a los estudiantes un pequeño repaso antes de que empiece el curso, retarlos a modo de juego a recordar todo lo que aprendió el curso anterior y señalar lo mucho que van a conocer este nuevo año académico.

También se puede empezar a preparar la vuelta al cole de forma paulatina. Para ello se puede dedicar una jornada a comprobar qué material es reutilizable para este nuevo curso y cuál no. De esta forma, la escuela se integrará paulatinamente en la mente del niño que irá interiorizando a través de estas actividades su regreso a las aulas el próximo septiembre.

No se debe insistir

Cabe destacar que tampoco hay que insistir con estas actividades, simplemente integrarlas de forma paulatina en los más pequeños. Recordarles constantemente su vuelta al colegio puede conseguir el efecto contrario: despertar un sentimiento de ansiedad porque todo salga perfecto e incluso sentirse culpable por no estar haciendo nada a medida que se acerca la fecha.

Hay que recordar que los niños siguen de vacaciones. Un tiempo de descanso merecido y que debe ser aprovechado hasta el último momento. Se debe respetar esta desconexión, pero sin dormirse en los laureles. Encontrar el punto intermedio entre responsabilidad y tiempo libre es la clave para que la ansiedad desaparezca de los niños tanto en un sentido como en otro.

Si a pesar de todo el niño sigue mostrando síntomas de ansiedad que se van incrementando conforme se acerca la fecha del regreso a las aulas, los padres pueden ir a hablar con los profesores para advertirles de esta situación. De esta manera, una vez iniciado el curso estos estudiantes recibirán un apoyo extra por parte del personal docente que los ayudará a reintegrarse a esta rutina con rapidez.

Damián Montero

Te puede interesar:

- Vuelta al cole: ideas para marcar todo lo necesario para el colegio

- 10 consejos para preparar la vuelta al cole

- 5 consejos para adaptarnos a la vuelta al cole

- Cómo acertar con el colegio

Boletín de Logotipo Hacer Familia

Recibe un email cada día con las noticias más importantes.