Actualizado 07/07/2021 10:38 CET

Este verano SÍ habrá campamentos

¿Cómo Serán Los Campamentos Este Verano?
¿Cómo serán los campamentos este verano? - ISTOCK

Se acabó la incertidumbre, los veranos volverán a ser casi lo que fueron, tres meses de vacaciones para disfrutar cumpliendo eso sí, las medidas antiCovid. Este año, cuando los colegios cierren sus puestas en junio, los padres podrán conciliar familia y trabajo optando por los campamentos de verano durante vacaciones escolares de los niños.

Organizar todos esos días sin colegio de modo que parte del tiempo los niños disfruten de un campamento de verano no es solo una vía para que se ocupen de ellos mientras trabajamos. En realidad, los campamentos de verano nos brinda una oportunidad para que crezcan, maduren, se entretengan y, de paso, aprendan.

Dividir el tiempo en verano

Si nos paramos a contar los días que median entre el último lectivo en junio y el primero de colegio en septiembre, los padres no podemos por menos que echarnos las manos a la cabeza. Son más de dos meses fuera de las aulas. Y el problema ya no solo radica en qué hacer con los niños cuando los dos trabajan, sino en que es demasiado tiempo que no se puede tirar por la borda sentado frente a la televisión o con el mando de la consola en las manos.

El tiempo de esos largos meses que la familia puede compartir es imprescindible. Es un momento de crecimiento personal que sirve también para afianzar los vínculos inter e intrageneracionales. En un ambiente de descanso, las relaciones se vuelven menos tensas, se disfruta más y se recuperan algunos lazos que se han podido deteriorar con el estrés del día a día.

Pero restan esas otras semanas en las que los padres aún no están disponibles "a tiempo completo" y a los hijos les sobran demasiadas horas. Por eso conviene dividir el verano en aquella fracción que se pasará en familia y aquella en la que se pueden buscar planes alternativos. El fin no es "colocar" a los hijos, aunque también nos ayuden a gestionar esos días en los que no tenemos con quién dejarlos.

De estos campamentos de verano se extraen enseñanzas muy beneficiosas y experiencias que ayudarán a nuestros hijos a madurar.

Ganar en autonomía en vacaciones

Pero hay que aprender a darles alas, a dejarlos volar del nido aunque nos cueste. Los niños tienden a no querer asistir a campamentos de verano porque, de manera natural, general un cierto grado de rechazo hacia lo desconocido. Les produce temor estar apartados de sus padres y tener que enfrentarse a pequeños problemas cotidianos que no saben si podrán gestionar.

Precisamente ese aprendizaje, el que se obtiene de aprender a gestionar la ropa sucia o administrar correctamente el tiempo, es el mejor que se extrae de estas experiencias. Además, posiblemente aprenderán inglés, practicarán algún deporte o recuperarán las asignaturas suspensas ese curso.

Localizar el campamento perfecto

El papel de los padres consiste en localizar aquel campamento de verano que mejor se adecue tanto a las características de nuestros hijos como a las del conjunto de la familia. De la misma manera que cuando buscamos centro educativo tratamos de localizar uno con el que tengamos especial sintonía en cuanto a la visión y los valores, debemos preocuparnos por que el destino elegido para el verano de nuestros hijos case también con aquellos presupuestos de formación en valores que mantenemos en la familia.

Al mismo tiempo, trataremos de encontrar destinos en los que las actividades llevadas a cabo resulten gratas a nuestros hijos. Es importante localizar campamentos, ya sean de día, ya de estancias largas, que tengan deportes y labores culturales acordes con las aficiones de nuestros hijos.

Una vez tomada la decisión, es tarea de los padres tratar de desarrollar en los hijos la motivación necesaria para que acudan contentos al campamento. No se trata de vender lo que no existe, sino de convencer de que hemos elegido un destino bueno para ellos. El proceso requiere su tiempo y no siempre funcionará. De hecho, lo más probable es que en los primeros compases no quieran seguir y nos pidan volver a casa, a veces entre lágrimas que nos hacen sentir aún más culpables.

Pero si realmente estamos convencidos de que la elección es la acertada, podemos apostar porque el resultado será fantástico, a pesar de que los comienzos se presenten cuesta arriba.

¿Cómo serán los campamentos este verano?

Durante el tiempo que dure la emergencia sanitaria por coronavirus, los grupos burbuja, es decir, de conviencia dentro del campamento, son una garantía de seguridad, ya que estarán en un espacio acotado, donde sólo interaccionarán los niños/as con su monitores/as. Las salidas de las instalaciones se harán exclusivamente para realizar actividades en la naturaleza, ya sea en la playa o en la montaña, evitando así interacciones con terceras personas.

Existen unas bases comunes que son:

- Evitar el contacto con personas ajenas al campamento.
- Extremar las medidas higiénicas diarias
- Realizar controles de temperatura y sintomatología diarios.

Pero además, se establecerán otras medidas como: 

- Test Covid previo al campamento. Todas las personas que forman parte del campamento (niños/as, monitorado, coordinación, equipo de cocina, equipo de apoyo…) deberán realizarse una prueba de antígenos previa a la salida. Para ello, se recogerá una muestra a través de la boca o naríz, que se analiza y en 10-15 minutos se obtienen los resultados.

- Medidas de higiene. Se refuerzan las medidas en las instalaciones: limpieza de cuartos de baño con mayor asiduidad, ventilación del lugar de descanso, desinfección del comedor después de cada comida, limpieza exhaustiva después de finalizar cada quincena…  y en el aseo personal de cada participante: limpieza de manos con agua y jabón o con geles hidroálcoholicos, uso de mascarillas según la norma vigente en ese momento.

- Distancia social. Se tendrá en cuenta para ratios y aforos, desplazamientos en autobús, normas de cuidado e higiene para poder cumplir con la normativa vigente. 

- Actividades programadas. Las excursiones fuera del campamento se harán exclusivamente a espacios naturales eliminando las excursiones culturales a núcleos urbanos.

Marisol Nuevo Espín

Te puede interesar: 

- Encuentra el campamento de verano perfecto para tus hijos

- Campamentos: 8 claves para ser si tus hijos están preparados

- 1 de cada 4 familias lleva a sus hijos a un campamento de verano