Actualizado 08/09/2021 13:06 CET

Viajar a Canadá con niños

Documentos necesarios para viajar a Canadá con niños
El mirador Icefield Skywalk, en la ruta Icefields Parkway - UNSPLASH

Canadá es un país enorme. De hecho, es el segundo país más grande del mundo en cuanto a superficie total, por lo que tiene mucho que ofrecer a las familias visitantes. Este es un motivo más para planear un itinerario antes de viajar y decidir qué atracciones no pueden faltar en él.

He aquí un poco de inspiración para un viaje a Canadá con los pequeños, quienes también deberán tener un visado o una eTA Canadá para entrar en el país.

Naturaleza virgen en los muchos parques nacionales de Canadá

Son muchos los que piensan que las vacaciones ideales con niños son aquellas que ofrecen experiencias divertidas e inolvidables de las que también se puede aprender algo. En este sentido, los parques nacionales de Canadá son perfectos: los paisajes naturales vírgenes de estos parajes impresionarán a los peques a la vez que les enseñarán la importancia y belleza de la naturaleza. Algunos de los parques nacionales que merecen una visita son los de Banff y Jasper, en las Montañas Rocosas de Alberta, o los de Kootenay y Yoho, en la Columbia Británica.

Los parques nacionales de Banff y Jasper también están conectados por la famosa Icefields Parkway, una preciosa ruta que recorre muchas zonas escénicas (incluyendo lagos o glaciares, entre otros), una experiencia inolvidable tanto para los niños como para los adultos. Otra parada obligatoria en un viaje por Canadá es, por supuesto, una visita a las cataratas del Niágara. Para los que viajan a Canadá con niños es de lo más interesante saber que la entrada a muchos parques nacionales es gratuita para los pequeños.

Ciudades con mucha historia

Las ciudades de Canadá también son perfectas para relajarse y conocer la historia del país. Al visitar la ciudad de Quebec, por ejemplo, y especialmente las calles estrechas y los edificios coloniales del centro histórico de la ciudad, uno casi tiene la sensación de estar en Francia. Quebec es el asentamiento europeo más antiguo de Canadá, y su edificio más famoso es, sin duda alguna, el impresionante Château Frontenac.

En la provincia de Quebec hay otra ciudad en la que las influencias francesas siguen siendo claramente visibles: Montreal. Montreal es la segunda ciudad más grande de Canadá y su centro histórico, llamado Vieux-Montréal, se pueden admirar edificios antiguos y recorrer calles de lo más acogedoras. Otros lugares de interés de Montreal son el puerto antiguo y la basílica de Notre-Dame, situada frente a la plaza de Amres, en el Vieux-Montréal. Además, la provincia de Quebec cuenta con un museo especialmente diseñado para niños de hasta 14 años: el Canadian Children's Museum, uno de los museos más populares de Canadá.

Además de estas dos ciudades, Canadá tiene otras ciudades que merece la pena visitar Entre ellos hay Ottawa (la capital), Toronto (con la Canadian National Tower o CN-Tower), Vancouver (y su famoso Stanley Park) o Calgary, por nombrar solo algunas. Para unas vacaciones con niños es interesante saber que en Canadá hay muchos parques de atracciones, entre ellos Canada's Wonderland (en Vaughan) y el LEGOLAND Discovery Centre Toronto. Asimismo, también hay otros sitios de interés para los pequeños, como el Discovery Centre de Halifax (Nueva Escocia), un interesante museo de ciencias interactivo.

El casco antiguo de Québec, Canadá

Documentos necesarios: eTA Canadá

Los viajeros españoles que deseen visitar Canadá deben estar en posesión de un pasaporte válido y un visado o eTA Canadá antes de la salida. Esto también se aplica a los pequeños. Afortunadamente, la eTA Canadá puede solicitarse rápida y fácilmente por internet mediante un sencillo formulario de solicitud. Se puede, además, solicitar una eTA Canadá para todos los miembros de la familia al mismo tiempo con un
solo formulario.

Si se cumplen todos los requisitos de la eTA, lo cual sucede en la mayoría de los casos, se recomienda solicitar esta autorización de viaje en lugar de un visado para Canadá al ser más fácil, rápida y económica que este último. La eTA Canadá tiene una validez de cinco años y durante este periodo se pueden hacer viajes ilimitados a Canadá siempre que cada uno no dure más de seis meses. Por lo tanto, los titulares de una eTA pueden utilizar esta autorización de viaje para realizar múltiples viajes en familia a Canadá y visitar todas las atracciones del país.

Marina Berrio

Te puede interesar: 

- Los mejores destinos de vacaciones para niños en todo el mundo

- Viajes en familia: 10 lugares para visitar en Europa

Contador