Actualizado 21/05/2020 9:51:01 +00:00 CET

Parejas confinadas: 24 horas entre cuatro paredes

¿Cómo Llevar Bien El Confinamiento En Pareja?
Trucos para convertir el confinamiento en pareja en tiempo de calidad - ISTOCK

Llevamos más de un mes de confinamiento y convivir 24 horas entre cuatro paredes puede ser un poco difícil. Acostumbrados a salir a la calle, ir al trabajo o disfrutar de tiempo de ocio con nuestras amistades, la situación de estar encerrados 24 horas entre cuatro paredes puede hacer complicada la convivencia en pareja.

Es normal tener sentimientos de tristeza o incertidumbre, y desgraciadamente se termina pagando con quien tiene uno más cerca: su pareja. Todos estamos experimentando las mismas fases, y no debemos sentirnos culpables por estar tristes o más nerviosos de lo habitual en determinados momentos.

Si además estamos teletrabajando y atendiendo a nuestros hijos pequeños puede que la situación sea más complicada. Para solventar estos problemas se debe empezar por ver el lado positivo de todo esto: por fin tenemos tiempo para pasar con nuestra pareja. ¿Cuántas veces nos hemos quejado de que nos faltan horas en el día? ¿Hace cuanto que no os sentabais en el sofá a ver una serie? Si tú o tu marido trabajábais muchas horas al día ¡esto es un regalo!

Artículo relacionado: 
- Susana Moreu: "La familia es la respuesta para amortiguar el impacto de esta crisis"

Parejas confinadas: cómo mejorar la relación entre cuatro paredes

Una vez asimilado el afrontamiento positivo de la situación, nos gustaría compartir una serie de consejos muy útiles y efectivos. Debéis trabajar cada día por mejorar. Todos cometemos fallos y tenemos virtudes y defectos. Si tu mayor defecto es que pierdes los nervios rápidamente, trabaja en ello.

1. Empatía. Tu pareja está pasando por la misma situación. La preocupación por el futuro laboral, la salud de los familiares y los niños es mutuo. Hay que ser conscientes de que al ser una pareja con las mismas preocupaciones, ganaréis más si os apoyáis ya que nadie va a entender mejor todo lo que te preocupa como la persona con la que compartes tu vida.

2. Ponerse en el lugar del otro. Todos podemos tener un día malo. Si recibimos una mala noticia; como un ERTE en la empresa o una reducción de la jornada laboral es normal desanimarse (aunque no nos podemos quedar estancados en ello) por lo que si tu mujer o marido tiene un día malo no se lo eches en cara. Trata de entenderle y animarle.

3. Pedir perdón y mantener una comunicación activa. Si alguno se equivoca es muy importante que recapacite, la convivencia enfadados se puede hacer muy dura. ¡Ojo! saber perdonar también es importante. Todo se soluciona con una sana conversación en la que se respete al otro tanto con el tono de voz como con las palabras. Si no teníais mucha comunicación, ¡ahora es el momento perfecto! Y si sois de esas parejas que comparten todas sus inquietudes, aprovechad el confinamiento para que la comunición sea excelente, nunca se termina de conocer totalmente a la otra persona.

4. Compartir tareas. Si ambos cónyuges se reparten las tareas domésticas y el cuidado de los niños no habrá lugar a discusiones o reproches tipo: "claro, yo estoy todo el día trabajando y en mi tiempo libre limpio mientras tú ves la televisión". Si se reparten las tareas y se colabora terminaréis antes y tendréis más tiempo libre para disfrutarlo jugando con vuestros hijos o para aprovechar esa intimidad que tanto necesitabais.

5. Pasar tiempo de calidad. Durante vuestro tiempo libre haced cosas con las que ambos disfrutéis. La felicidad está en las pequeñas cosas, lo dicen los expertos y seguro que todos lo hemos experimentado. Podéis engancharos a una serie, cocinad juntos si es vuestra pasión o recuperad álbumes de fotos antiguos. Recordar vuestra primera cita o ver fotos de vuestros hijos cuando eran pequeños, será magnífico. Cualquier actividad será un regalo.

6. Luchar cada día. Como sostiene el abogado y autor autor del libro Amar se escribe contigo (Teconté), Javier Vidal-Quadras, "el matrimonio es siempre un principio, nunca un final. Se encuentre en el punto en que ese encuentre, hay que volver a empezar y construirlo cada día. ¡Elegir cada día a los que amamos! Hace falta audacia, atrevimiento, espíritu de aventura, capacidad de soñar, magnanimidad". Por lo que cada mañana es un gran momento para mejorar tu relación de pareja.

24 horas entre 4 paredes: conductas que debemos evitar en pareja

1. Egocentrismo. Sólo puede traernos disgustos, enfados y muchos problemas si uno se centra sólo en sus problemas. "Cuando llega un momento en que uno se hace egocéntrico, no ve más allá de su propio interés y busca solo su propia felicidad la relación se intoxica", afirma Javier Vidal-Quadras, por lo que si desterramos este comportamiento, ganaremos en amor y alegría.

2. Orgullo. Debemos dejarlo aparte y aprender a pedir perdón. Todos nos equivocamos, y más en estos días, porque se puede estar preocupado e irritado, pero si uno no reconoce sus errores no llegará a nada. Saber pedir perdón y perdonar de corazón, sin rencores, es mucho más fácil de lo que parece. Lo mejor de todo es que os ahorraréis muchas horas o días de angustia o enfados. Todas las parejas discuten, y eso no es algo negativo, pero si se dicen cosas de las que uno luego se arrepiente habrá que recular y olvidarse del orgullo.

3. Gritar. Estos días los gritos nos sientan peor. Si tu marido no ha puesto la lavadora o no les ha puesto el pijama a los niños, lo peor que se puede hacer es perder los nervios. Puede que se le haya olvidado, que en ese momento le hayan llamado por teléfono o que estuviese haciendo otra cosa. No pasa nada, todos nos tenemos que relajar, por el bien de nuestra pareja y por el de nuestros hijos.

4, Pasotismo. Llegar al punto de levantarse tarde, no ayudar en casa o estar tirados viendo la televisión muchas horas al día puede ser desconcertante para tu pareja. La mejor manera de matar el tiempo en el caso de que uno de los cónyuges no esté trabajando puede ser hacer un curso online, retomar el inglés, leer novelas o pasar más tiempo con sus hijos. Debemos evitar a toda costa tirar la toalla, por nosotros y por nuestra familia.

Natalia Pérez García
Asesoramiento: Javier Vidal-Quadras. Abogado, profesor, autor del libro Amar se escribe contigo (Teconté) y del blog: Familiarmente... Ser y vivir en clave de familia,

Te puede interesar:

Por qué gritar a los niños nunca es la solución

- Coronavirus: el lado positivo del confinamiento también existe

- 10 valores para transmitir en familia

- Patricia Ramírez: "Obedecer a la primera es una conducta muy sumisa"