Actualizado 01/03/2021 08:46 CET

Conócete más a ti mismo: 10 formas de ayudar a nuestros hijos

Ideas para ayudar a que tus hijos se conozcan mejor
Ideas para ayudar a que tus hijos se conozcan mejor - ISTOCK

Muchos de nosotros, a veces, nos damos cuenta de que tenemos un diálogo interno poco amable. Nos decimos cosas que nunca le diríamos a nadie más. No hemos aprendido a apreciarnos bien y eso debilita nuestra autoestima.

Nuestros hijos también hacen eso. Como padres, debemos ayudarlos a amarse a sí mismos, con defectos e imperfecciones. Parte de aprender a amarse a sí mismo es aprender a conocerse a sí mismo.

Enseña a tus hijos a conocerse más a sí mismos

1. Momentos para la instrospección

Construye un momento de tranquilidad cada día. Como sociedad, estamos muy ocupados. No hay nada de malo en reservar 5 minutos de nuestro tiempo para hacer nada cada día. Algunas familias tienen un tiempo de descanso por la tarde donde todos pueden participar en alguna actividad tranquila como colorear, leer o construir bloques, incluso para estar en silencio. Si no lo has hecho aún, puedes quitar tiempo de exposición a la televisión para hacerlo o reemplazarlo por otra actividad que te resulte menos efectiva.

2. Entabla conversaciones sobre distintos temas

Quizás haya temas que todavía no se han planteado o sobre los que no tienen formada una opinión. Hablar de ellos, ponerlos en común en familia, les permitirá conocer otros puntos de vista y además analizar el suyo propio para conocerse mejor.

3. Fomenta la actividad física en familia

La actividad física tiene muchos beneficios, uno de los cuales es el autodescubrimiento. Los deportes brindan una oportunidad fantástica para que los niños (y adultos) aprendan quiénes son y qué están experimentando en sus vidas: física, emocional y mentalmente. Por ejemplo, haciendo gimnasia, descubrimos que podemos ser más fuertes, mental y físicamente, de lo que creíamos. Es algo poderoso esforzarse más allá de lo que estás seguro que puedes hacer y descubrir que eres capaz de más de lo que imaginabas.

4. Anima a los niños a explorar sus intereses

Les permite ir conociendo qué es lo que les gusta, a través de experimentar diferentes actividades para decidir o elegir con cuál disrutan más y los hace expandirse en sí mismos.

5. Permíteles tomar sus propias decisiones y lidiar con las consecuencias

Los niños necesitan practicar y experimentar para tomar sus propias decisiones, incluso cuando no creas que sean las correctas. Dentro de lo razonable, por supuesto. De lo contrario, les puedes ofrecer orientación y les puedes dejar tomar sus propias decisiones y lidiar con las consecuencias, buenas o malas.

Esto les permite desarrollar su propio juicio y discernimiento en un entorno relativamente seguro. Darles un poco de libertad mientras todavía viven en casa les proporciona un poco de red de seguridad mientras los niños practican la toma de decisiones y, con suerte, aprenden a tomar buenas decisiones o mejores.

6. Dejarles su tiempo y espacio

Darles a los niños el tiempo y el espacio para resolver las cosas por sí mismos aumenta la autoestima y les enseña que son fuertes, capaces e ingeniosos.

7. Responder a las preguntas incómodas

Parte del aprendizaje de los niños sobre sí mismos implica responder "esas" preguntas. Siempre trata de responder con una respuesta honesta y apropiada para la edad a cualquier pregunta que te hagan tus hijos. Los niños necesitan saber que pueden hacerles a sus padres esas preguntas embarazosas y obtener una respuesta directa. ¿Quieres que te pregunten y tengan más claridad a sus dudas o prefieres que le pregunten a sus amigos? Aunque también lo harán...

8. Ayúdales a construir su base espiritual

Cuando digo "espiritual", me refiero a lo importante que es para toda persona conozca quién es realmente y todo lo que puede lograr. Mejora la forma en la que nos percibimos si lo practicamos. También nos ayuda a conocer y a interactuar mejor con el mundo que nos rodea.

9. Anímalos a servir a los demás desde lo que mejor saben hacer

Parece que a menudo aprendemos más sobre nosotros mismos cuando ayudamos a los demás, y no solo a otras personas, sino también, por ejemplo, puedes ayudarle a que contacte con un refugio de perros para que pueda llevarlo a pasear algunas tardes. Esto tiene un impacto favorable en ellos de grandes dimensiones para su vida.

10. Agradeciendo

Cuando agradecemos por ser quienes somos, estamos fomentando el aprecio y la autocompasión, incluso en momentos que no hemos actuado de la forma ideal que deseábamos. El estar agradecido de poder estar aquí compartiendo nuestras vidas con otras personas e incluso con nosotros mismos produce, inevitablemente, un impacto enorme en nuestro día a día.

Gabriela García González. Autora del libro La mejor coach para tus hijos ¡eres tú!,! es una referente del coaching para niños y el empoderamiento infantil y femenino. Educadora y experta en desarrollo personal integral.

Te puede interesar: 

- Aprender a conocerse: cómo ayudar a los niños a aceptarse

- Test: ¿Te conoces bien a ti mismo?

- Los complejos, enemigos de la autoestima

- El autoconocimiento: la aventura de autodescubrirse