Actualizado 05/03/2021 16:36 CET

7 habilidades que tus hijos deben desarrollar para la vida

¿Cuáles Son Las Habilidades Que Preparan A Los Niños Para La Vida?
¿Cuáles son las habilidades que preparan a los niños para la vida? - ISTOCK

Las habilidades para la vida van de la mano con el desarrollo y pueden ayudar a tu hijo a tener una vida más plena. Descubre las habilidades para la vida más importantes que tu hijo debe conocer y las formas de incorporarlas a su rutina diaria.

¿Cuáles son esas habilidades que preparan para la vida?

¿Cómo desarrollar esas habilidades e incorporarlas a la rutina diaria? Comienza a poner en práctica algunos de estos consejos, así podrás ayudar a tu hijo a desarrollar habilidades tan esenciales para la vida.

1. Enfoque y autocontrol

Los niños se desenvuelven mucho mejor con las rutinas diarias, ya que no solo crean una sensación de seguridad, sino que también los ayudan a enfocarse y a concentrarse. Habla con tu hijo sobre qué espera cada día. Vivimos en un mundo ruidoso y lleno de distracciones, por lo que actividades tranquilas como leer un libro, disfrutar de actividades sensoriales o completar un puzzle juntos pueden ayudar a que tu hijo reduzca la velocidad y aumente su concentración.

2. Toma de perspectiva

Pensar en el punto de vista de otra persona no es algo primordial para la mayoría de los niños, pero puede desarrollarse. Hablando sobre los sentimientos y motivaciones de los personajes en los libros que lee, por ejemplo, haciendo observaciones sobre cómo se pueden sentir en esa situación los protagonistas de un cuento "María estaba muy triste porque no tuvo su turno. Me pregunto qué podemos hacer para que se sienta mejor ".

3. Comunicación

Los niños necesitan interacciones personales, incluida la capacidad de comprender y comunicarse con los demás. Si bien el ritmo al que desarrollan estas habilidades puede variar, los niños necesitan aprender a escuchar con atención, no sólo así mismos, sino que también a los demás. Deben considerar lo que quieren comunicar y la forma más eficaz de compartirlo. El solo hecho de hablar con un adulto interesado puede ayudar a desarrollar estas habilidades. Dedica tiempo todos los días a escuchar y responder a tu hijo con enfoque sin distracciones del entorno.

4. Conectar

Clasificando objetos y situaciones cotidianas. Los actos simples, como elegir la ropa adecuada según el clima, les ayuda a establecer conexiones. Ayúdale a hacer conexiones más abstractas en la vida o en historias que lea, por ejemplo, "Este libro me recuerda cuando jugábamos este verano en la playa".

5. Pensamiento crítico

Vivimos en un mundo complejo en el que los adultos deben analizar información y tomar decisiones sobre innumerables cosas todos los días. Una de las mejores formas de desarrollar el pensamiento crítico es a través del juego abierto. Asegúrate de que tu hijo tenga tiempo todos los días para jugar solo o con sus amigos. Este juego puede incluir asumir roles (haciéndose pasar por bomberos por ejemplo), construir estructuras, jugar juegos de mesa o jugar juegos físicos al aire libre, como al escondite. A través del juego, los niños formulan hipótesis, toman riesgos, prueban sus ideas, se equivocan y encuentran soluciones, todos elementos esenciales para desarrollar el pensamiento crítico.

6. Asumir desafíos

Uno de los rasgos más importantes que podemos desarrollar en la vida es el de la capacidad de recuperación, ser capaces de enfrentar desafíos, recuperarnos del fracaso y seguir intentándolo. Los niños aprenden a asumir desafíos cuando creamos un entorno con la cantidad adecuada de estructura, no tanto como para limitarlos, sino lo suficiente para hacerlos sentir seguros. Anima a tu hijo a probar cosas nuevas y permitele tener un riesgo adecuado a su edad, como treparse a un árbol o andar en bicicleta. Ofrécele un nuevo desafío cuando parezca que está listo, por ejemplo, "Creo que estás listo para aprender a... Hagamos un intento." Concéntrate como padre, más en el esfuerzo que en el logro, por ejemplo, "Aprender a... no es fácil, pero sigue intentándolo que con práctica lo lograrás. Bien hecho."

7. Aprendizaje comprometido y autodirigido

Un niño que ama aprender se convierte en un adulto que rara vez se aburre en la vida. Para fomentar el amor por el aprendizaje, trata de limitar la televisión y fomenta la lectura y el juego espontáneo y no dirigido. Motiva la curiosidad y el entusiasmo por aprender de su propia vida visitando la biblioteca juntos, guardando materiales para manualidades, poniendo juegos a disposición y desordenando y ordenando en casa.

Gabriela García González. Autora del libro La mejor coach para tus hijos ¡eres tú!,! es una referente del coaching para niños y el empoderamiento infantil y femenino. Educadora y experta en desarrollo personal integral.

Te puede interesar:

- Autocontrol: aprende a ser dueño de ti mismo

Atentos: los misterios de la atención y sus tipos

¿Sabes controlar tus impulsos?

- 3 claves para formar una personalidad saludable en los niños

Para leer más