Traumas: ¿qué nos puede causar un trauma y por qué?

ISTOCK

Todos, en mayor o menor medida, de forma más o menos consciente, hemos vivido situaciones que nos han dejado huella. El problema aparece cuando esa huella nos impide llevar una vida normal, nos provoca sensaciones y sentimientos negativos y no sabemos muy bien qué hacer con ellos, en esos casos estamos ante lo que se conoce como traumas.

¿Qué es un trauma?

El trauma aparece cuando una persona ha de enfrentarse a alguna situación que le supone una amenaza para su vida o la de los demás de la cual no puede escapar, y para la que sus recursos de afrontamiento no son suficientes, ante esta circunstancia la persona sufre un gran terror, un choque emocional que produce un daño duradero en el inconsciente. Es una experiencia que queda guardada en nuestra memoria después de haber sufrido alguna situación dolorosa.

Las causas de los traumas son tantas como personas existen, el trauma puede tener su origen en la infancia, puede provenir como consecuencia de sufrir abusos sexuales, maltrato físico, laboral o psicológico, de haber sufrido un accidente o haber presenciado alguna catástrofe.

Artículo relacionado:
- Los niños y el trauma infantil

Síntomas que alertan de sufrir un trauma

Existen algunos síntomas que nos indican la posibilidad de que la persona esté sufriendo un trauma, entre ellos destacamos:

1. Flashbacks y pesadillas. La persona que sufre revive constantemente la situación vivida y puede tener pesadillas durante la noche.

2. Irritabilidad. La persona está más sensible, cambia su estado de humor, salta enseguida, sobre todo en aquellas situaciones que se parecen a la temida.

3. Nerviosismo y agitación. Se está más inquieto, existe gran dificultad para relajarse y concentrarse.

4. Miedo. La persona está más pendiente del entorno y se asusta fácilmente ante cualquier sonido o acontecimiento inesperado.

¿Cómo podemos superar los traumas?

Todas las personas, independientemente de nuestra edad, podemos quedar traumatizadas por alguna experiencia negativa que vivamos. Lo más importante es afrontar los traumas, y para ello, nosotros mismos podemos ir dando pequeños pasitos que nos ayuden a superar esas experiencias negativas, algunos consejos son:

1.  Acudir a un profesional. Cuando una persona está pasando por un trauma, una situación difícil, que le está limitando su crecimiento y desarrollo impidiéndole vivir la una vida más o menos normal, lo mejor que puede hacer es acudir a un profesional de la psicología que pueda ayudarle a orientar ese malestar y dejarlo atrás.

2.  Cuenta con apoyo familiar y de amigos. Ellos pueden ayudarte hablando, escuchando o simplemente estando ahí, cuéntales como te sientes, intenta no alejarte de ellos para pasar el mal momento solo.

3.  Acepta lo ocurrido. Toma conciencia de cómo te afecta lo que ocurrió, como te sientes, que emociones surgen y acepta que es normal que te sientas como te sientes.

4.  Cuídate. No te abandones. Alimentarse de forma sana, realizar algo de ejercicio y descansar correctamente es fundamental para la recuperación del trauma.

5.  Date tiempo. Un trauma no desaparece en un día, ten paciencia contigo mismo, no te exijas mucho en poco tiempo.

Rocío Navarro. Psicóloga. Directora de Psicolari, psicología integral

Te puede interesar:

Estrés postraumático: cómo lograr sobreponerse

- Miedos, ¿los gestionas o te controlan?

- 5 consejos para superar una situación traumática

Boletín de Logotipo Hacer Familia

Recibe un email cada día con las noticias más importantes.