Primeros auxilios emocionales: 'tiritas para un corazón partido'

Primeros auxilios emocionales
Foto: ISTOCK Ampliar foto

Todos hemos pasado en alguno momento por una ruptura que nos ha dejado el "corazón partío" como diría el maestro Alejandro Sanz, bien sea por una ruptura de pareja o por la perdida de una amistad verdadera. En cualquier caso, hemos tenido que atravesar esa sensación de vacío y tristeza, de pensar que nunca pasará ese dolor o esa pena que no te deja disfrutar de nada.

Pero como bien sabes has salido de cada una de las decepciones que has vivido y de esta también saldrás, aunque en este momento la mente te haga creer que eso es imposible.
Muy pocas personas se quedan atrapadas en el dolor durante años y, por lo general, son personas que han quedado viudas o han terminado una relación después de muchos años de convivencia y que no tienen recursos ni herramientas para gestionar el dolor y encarar esa nueva etapa.

Primeros auxilios emocionales por etapas

Algunos tips para curar esas heridas emocionales y ese corazón roto son:

En la primera fase:

Es tiempo de dejar que el dolor se exprese sin victimismo ni regodearse.

1.  Permítete llorarlo, gritarlo y estar unos días triste, sin ganas, tirada en el sofá, viendo una peli, pero harás un pacto contigo: una vez pasado máximo un mes de soltar la decepción, sentir esa apatía y no tener ganas de nada, más que llorar y llorar, empezarás a dejar ir el recuerdo, el darle vueltas al tema, el ponerte pelis de amor, el hablar y pensar sólo en él.

Un mes es necesario y esta justificado pero luego por tu propio bien: "o más"

2.  Cuéntale como te sientes a amigas o familiares con los que te llevas bien, eso hará que lo sueltes un poco, que lo dejes salir fuera, las penas compartidas son menos, recibirás su comprensión y cariño y verás que las cosas se minimizan un poco.

3.  Visita a un terapeuta si ves que el dolor y la herida te producen mucho sufrimiento que no sabes gestionar o simplemente quieres ayuda y aprender de la situación.

4.  Escribe en un papel todo lo que sientes, sin tapujos, es solo para ti, para que permitas la expresión de lo que tienes dentro, pues lo peor es que te lo guardes, que se quede dentro, de alguna manera eso hace que permanezca sin sanar y se mantenga más tiempo o se manifieste más adelante. Deja que salga todo sin ser educada ni pensar demasiado, solo plasma en el papel todo lo que viene, es como si escupieras la basura fuera de ti.

Luego quema ese papel, ya no lo necesitas para nada.

En la segunda fase:

Es tiempo de dejar partir el dolor, el recuerdo y empezar a vivir una nueva vida.

5.  Cómprate un espejo de mano y repítete cada día todo lo que tienes para ser feliz, mirándote en él, y hazlo al menos 21 días.

6.  Pon música que te gusta y no te enredes en tus pensamientos, SIENTE la música.

7.  Aprende a hacer pausas en tus pensamientos en bucle (sobre lo que te ha roto el corazón) tomando 5 minutos unas respiraciones profundas sin pensar en nada, poniendo una ligera sonrisa en tu cara, aunque no te apetezca, y sólo siente cómo tu cuerpo se relaja, descansa y respira, siente como se llena tu vientre y tu pecho sin pensamientos sin querer cambiar nada ni arreglar nada. Al menos durante 10 respiraciones deja que respirar y estar presente contigo misma sea lo más importante.

8.  Vete al cine y elige películas de risa.

9.  Queda con amigas.

10.  Lee un libro nuevo que te envuelva y te guste, no leas nada que te ponga más triste, el mes de llorar ya pasó, ahora toca aprender a disfrutar de tu soledad y de estar a gusto contigo misma.

11.  Cada vez que te veas pensando en lo ocurrido VUELVE AL PRESENTE, respira hondo y se más consciente de lo que estas haciendo, sea lo que sea, cocinar, comer, ducharte o trabajar, siente más cada momento que está ocurriendo.

12.  Conéctate con lo que sí tienes. Haz una lista de aquello en lo que eres afortunada y por lo que estas agradecida y hazlo cada día, escribe al menos 10 cosas cada día para que cambies el foco, la energía y generes nueva química en tu cuerpo.

13.  Es muy importante generar más endorfinas y dopamina, así que puedes hacer deporte para ello, o como te decía ver pelis de risa o hacer cosas que te gusten y te relajen te ayudará.

14.  También te ayudará hacer cosas creativas y nuevas para generar nuevas redes neuronales, un nuevo estado de ser, y dejar tu forma antigua de sentirte y vivir. Así que puedes apuntarte a algún curso de cocina, de fotografía, de pintura, de baile*

15.  Mímate: vete de compras, cambia de look, vete al spa, date un masaje*

16.  Viaja, abre tu mente, conoce sitios y gente nueva, experimenta y siente la vida en ti y alrededor de ti.

17.  Escríbete una carta a ti misma. Realiza planes de futuro.

18.  Práctica la aceptación y confia, aunque no lo entiendas.

19.  Repítete este sentimiento es pasajero, es como una tormenta, no durará siempre aunque ahora lo parezca.

20. ERES INDEPENDIENTE, ¡Aprende a disfrutarlo!.
Haz una lista de todas las cosas que ahora puedes hacer cuando quieras y como quieras, aunque de momento no tengas demasiadas ganas y disfruta esa sensación de ser un pájaro libre.

Idoia Berridi. Nutricionista y life coach. Autora del libro Método BeLove. Blog Sé feliz, sé sano, sé tú.

Te puede interesar:

- Cómo superar una ruptura sentimental y ser tu mejor compañera

- Tristeza, ¿qué hacer cuando estamos tristes?

- Rumiación: cuando los pensamientos entran en un bucle

- 13 claves para ser feliz, según Harvard

Boletín de Logotipo Hacer Familia

Recibe un email cada día con las noticias más importantes.