Actualizado 26/03/2020 19:29:54 +00:00 CET

La alergia no es un factor de riesgo para el contagio por Covid-19

La alergia y su relación con el coronavirus
La alergia y su relación con el coronavirus - ISTOCK - Archivo

Si eres alérgico, no debes preocuparte, los expertos sostienen que no eres factor de riesgo del coronavirus. El confinamiento puede ser incluso beneficioso para tu alergia, pero debes de seguir tomando pequeñas precauciones.

Con el comienzo de la primavera muchas personas os preguntaréis si al padecer algún tipo de alergia sois factores de riesgo del coronavirus. Mariana Castells, catedrática de la Universidad de Harvard y directora del Programa de Desensibilización a Fármacos del Brigham and Women's Hospital de Boston sostiene que "aunque el confinamiento en los hogares protegerá a los alérgicos al polen, las últimas investigaciones han demostrado que alergias, asma o urticaria no son factores de riesgo para el contagio por COVID-19", por lo que os mandamos un mensaje de tranquilidad a todas esas personas con este tipo de patologías.

"La alergia primaveral se produce debido a la polinización de las plantas y esta tiene lugar en los meses de abril, mayo y junio. Los pólenes son pequeñas partículas que flotan en el aire y al ser inhalados por una persona sensible a ellos, les generará la clínica que podrá ir desde rinitis, conjuntivitis, estornudos, hasta, asma con dificultad respiratoria o tos. Estos síntomas aparecerán sin fiebre ni malestar general", afirma la doctora Susana García Greciano.

Por lo tanto, dado que algunos síntomas se asemejan a los del coronavirus, no debes preocuparte si no tienes fiebre. Las personas alérgicas, podrán empezar su tratamiento con antihistamínicos o broncodilatadores según sus síntomas, lo cuál no influirá a ser más sensibles a contraer la infección por el COVID- 19.

Dado que estas partículas de polen permanecen en el aire, cuando se ventilen las casas, pueden entrar en los domicilios. Por lo que se debe evitar abrir las ventanas desde las 4 de la madrugada a 11 de la mañana, ya que es cuando más exposición hay al polen.

Recomendaciones para los alérgicos al polen

1) No tender la ropa al aire libre durante la primavera. Las partículas de polen se podrían adherir a ella. Este consejo sirve tanto en la cuarentena como en las épocas de primavera normales, por lo que destinar una zona de la casa estos días a tender la ropa podrá evitar a estas personas muchos síntomas.

2) Evitar los humos. Los fumadores han de abstenerse de fumar en la misma habitación que una persona alérgica. Recomendamos a los fumadores hacerlo siempre en la misma habitación y ventilar a continuación para que el humo salga al exterior.

3) Evitar los sprays de limpieza y ambientadores. Es más beneficiosos utilizar productos líquidos para la limpieza del hogar ya que los sprays tienen agentes irritantes. Debes deshacerte de todos los ambientadores e intercambiarlos por limpieza, higiene y más limpieza.

4) Mantener tu hogar impoluto. Este consejo además de ser beneficioso para los alérgicos tendrá muchos efectos beneficiosos estos días como una forma de hacer deporte, moverse, y tener cosas que hacer. Establecer una rutina de limpieza será un buen entretenimiento si lo afrontas de manera positiva. ¡Nunca está de más aprovechar para ordenador los armarios!

¿Hay otros tipos de alergia respiratoria?

Durante este confinamiento en casa, estamos en constante contacto con el polvo de la casa. Los alérgicos al ácaro del polvo doméstico tienen más probabilidades de padecer sus síntomas alérgicos. Por lo que os recomendamos seguir exhaustivamente los siguientes consejos, para evitar en la medida de lo posible que la cuarentena afecte lo menos posible a los alérgicos dentro de sus hogares.

1) Mantener el hogar limpio. Parece un tópico, pero estos días es esencial. Se debe quitar el polvo cada día con trapo humedecido, y limpiar las habitaciones en las que duermen las personas alérgicas más a fondo. Los suelos deben ser aspirados mejor que barridos ya que barriendo se levanta polvo que puede depositarse en otras superficies. En caso de no tener aspiradora, se recomienda barrer y a continuación fregar el suelo y pasar un trapo en los rodapiés.

2) Ventilar durante 10 minutos. Si no eres alérgico al polen, podrás hacer hacerlo a cualquier hora, sino a partir de las 11 de la mañana como recomiendan los expertos.

3) Lavar las cortinas de los dormitorios con frecuencia. Las cortinas pueden acumular mucho polvo, por lo que estos días, al pasar tantas horas en casa, tendremos que tener este dato en cuenta.

4) Mantener una buena higiene. Muchas personas están en chándal o ropa de estar por casa, y al no salir a la calle la reutilizan sin lavarla por lo que se recomienda cambiarse a diario de ropa ya que esta también puede acumular polvo. Además, cambiarse de ropa cada día y vestirse reportará beneficios anímicos al vernos guapos y aseados, en vez de llevar el mismo chándal cada día.

En estos tiempos tan inciertos, que los expertos sostengan que los alérgicos no son factor de riesgo es una muy buena noticia que debemos celebrar. Si se toman las precauciones de higiene y limpieza, este confinamiento puede ser incluso beneficiosos para los que tengan estas patologías, al no estar en contacto directo con el polen del aire ni con la contaminación.

Natalia Pérez García
Asesoramiento: Mariana Castells, catedrática de la Universidad de Harvard y directora del Programa de Desensibilización a Fármacos del Brigham and Women's Hospital de Boston. Fundación Gadea Ciencia.

Te puede interesar:

Alergia, alivio con terapias naturales

- Alergia al polen: qué es la rinitis alérgica

- Ojo seco, un síndrome que se puede evitar

- Polen: el mal de los alérgicos

Contador