Actualizado 14/02/2020 9:48:34 +00:00 CET

¿Alergia a la oficina? El Síndrome del Edificio Enfermo

¿Sientes Que Cuando Sales De Trabajar Se Te Pasa Todo? Así Es El Síndrome Del Edificio Enfermo
¿Sientes que cuando sales de trabajar se te pasa todo? Así es el Síndrome del Edificio Enfermo - ISTOCK

Actualmente, se habla mucho de los edificios enfermos, sobre todo, de los destinados a oficinas, centros comerciales, colegios... como propagadores de virus y bacterias que causan enfermedades, ¿crees que tienes alergia a la oficina? Descubre qué es el Síndrome del Edificio Enfermo.

Si eres de las personas que cuando sale de trabajar se le pasa todo y no es solo por haber cesado la actividad laboral, probablemente se deba a que pasas muchas horas en un edificio enfermo. Micheel Wassouf, arquitecto, fundador y CEO de Energiehaus, explica que "un edificio enfermo es aquel que, por sus características constructivas, puede poner en riesgo la salud y el bienestar de las personas que lo utilizan. Se define como tal aquel en el que el 20 por ciento de las personas usuarias presentan efectos agudos sobre la salud y el bienestar".

El Síndrome del Edificio Enfermo SEE fue reconocido como enfermedad por la Organización Mundial de la Salud (OMS) en 1982. A diferencia de lo que ocurría en épocas pasadas, en la sociedad actual pasamos entre el 80 y el 90 por ciento del tiempo en espacios cerrados. Por lo que es de vital importancia, en consecuencia, cuidar la calidad del aire interior.

Síntomas del Síndrome del Edificio Enfermo

El Síndrome del Edificio Enfermo (SEE), continúa el experto "se refiere al conjunto de síntomas diversos que presentan los individuos en un edificio y que no suelen ir acompañados de ninguna lesión orgánica o signo físico. Estos síntomas están relacionados con la calidad del aire interior y remiten cuando esas personas abandonan el edificio".

Entre los síntomas más comunes que desarrollamos cuando parece que tenemos "alergia a la oficina" porque estamos expuestos en un edificio enfermo encontramos "irritación de ojos, nariz y garganta, dolor de cabeza, goteo de nariz, estornudos, nauseas, mareos y vértigos. Además, hay que contar con otras enfermedades relacionadas como alergias o hipersensibilidad química múltiple", afirma Micheel Wassouf.

Causas del Síndrome del Edificio Enfermo

1. Sistemas de climatización de los edificios: insuficiente mantenimiento nomal de uso. La mayoría de los casos de SEE se deben a una ventilación deficiente o a una baja calidad del aire exterior al edificio

2. Los Compuestos Orgánicos Volátiles (COVs) presentes en el ambiente: materiales de construcción, revestimiento de superficies, mobiliario...

3. Moho: relacionado con una excesiva humedad en el ambiente

4. Factores psicosociales (estrés laboral, ruido, etc.)

Los riesgos para la salud derivados de la contaminación no son algo exclusivo del aire que respiramos en las calles de nuestras ciudades. En el interior de los edificios estamos expuestos a diferentes sustancias perjudiciales. Y es que entre cuatro paredes es donde pasamos la mayor parte de nuestro tiempo, alrededor de un 80 y un 90% según la OMS.

Los edificios, además, son cada vez más herméticos, a instancias de la normativa, cada vez más exigente en cuanto a reducción del consumo de energía. El aire interior está de media entre 2 y 5 veces más contaminado que el aire exterior. Según la EPA (Environmental Protection Agency) el 72% de la exposición a químicos de las personas se produce en interiores, por lo que el riesgo no solo está en la calle.

Para promover el bienestar, uno de los 5 requisitos básicos para poder certificarse como tal es la instalación de un sistema de ventilación mecánica, que expulsa el aire viciado e insufla aire fresco y limpio de forma constante e imperceptible. Este sistema garantiza una alta calidad del aire interior mediante la filtración de partículas potencialmente nocivas para el cuerpo humano.

El CO2 derivado de la respiración humana y otros gases contaminantes procedentes del exterior como el monóxido de nitrógeno o el dióxido de carbono -sobre todo por la proximidad a vías de abundante tráfico- mohos u hongos causados por la humedad o COVs como el formaldehído, son las principales fuentes de contaminación. Desde el Ministerio de Trabajo se ofrece un cuestionario que sirve para diagnosticar un edificio enfermo.

Cómo prevenir la exposición a químicos en los espacios interiores

La baja calidad constructiva del edificio, en cuanto a diseño arquitectónico y materiales utilizados, está en el origen el SEE. En rehabilitación existen algunas soluciones para atenuar estos riesgos pero es más importante prevenir a la hora de afrontar el proyecto de construcción de un edificio. En este sentido, cumplir con el estándar de edificación Passivhaus, concebido para, además de tener un consumo de energía mínimo (menos del 75% de un edificio convencional) proteger la salud de los usuarios, es una garantía para el bienestar de las personas.

Recordemos que la mayoría de los ESS tienen su origen en una ventilación deficiente, un aspecto especialmente cuidado en los edificios Passivhaus de cualquier tipología (Colegios, residencias, guarderías...), que están dotados de técnicas para una ventilación óptima, natural y mecánica, de los mismos. El estándar es asimismo eficaz para la prevención de humedades causantes de mohos y hongos, algo que se controla durante todo el proceso de diseño y ejecución de la envolvente térmica de los edificios.

Marina Berrio
Asesoramiento: Micheel Wassouf, arquitecto, fundador y CEO de Energiehaus

Te puede interesar: 

- Alergia a los ácaros, cómo prevenirla en el día a día

- Contaminación y embarazo: bebés más pequeños

Alergia, alivio con terapias naturales

- La contaminación favorece el desarrollo de alergias