Más del 72% de los españoles se acuestan después de las 11 de la noche

Pocos españoles se marchan a la cama a su debido tiempo
Foto: ISTOCK Ampliar foto

"Qué sueño tengo, qué mal he dormido esta noche". Habitualmente tras esta frase siempre se piensa en un problema externo como principal causa de esta sensación de cansancio. Insomnio, ruidos en la calle, pesadillas. Sin embargo, en muchos otros casos la respuesta está en la rutina que siguen las personas antes de marcharse a la cama: comidas pesadas, quedarse viendo televisión o la hora de irse a dormir.

De hecho pocos españoles se marchan a dormir a una hora decente. Así lo recoge el barómetro del Centro de Investigaciones Sociológicas, CIS. En él se aprecia que la mayoría de los ciudadanos en este país se acuesta demasiado tarde, con lo que no se consiguen las horas de sueño necesarias. Y lo que es peor, esta costumbre se instala en casa afectando a los más pequeños.

Después de las 11 en días laborables

Descansar es algo imprescindible para rendir bien en el trabajo o en los estudios. Pero en España pocas personas consiguen dormir las 8 horas recomendadas por los especialistas, principalmente porque se marchan a dormir después de las 11 de la noche. Esto hace que al madrugar al día siguiente su cuerpo no cuente con el reposo que precisa para encarar la jornada.

Además esta práctica es habitual, y lo que es peor, se produce a lo largo de los días laborables. Según los datos del CIS un 72,6% de los españoles se marcha a dormir después de las 11 de la noche en días laborables. Gran parte de este grupo se va a la cama mucho después de esta hora ya que casi un 63% lo hace entre las 11 y las 1 de la mañana, con lo que la sensación de descanso al día siguiente es casi nula.

Además, teniendo en cuenta que las alarmas en casi el 60% de los hogares empiezan a sonar hacia las 7 de la mañana, en pocos casos las 8 horas de sueño recomendadas por los especialistas se cumplen. En otros casos es peor, ya que el momento de despertarse se sitúa entre las 6 y las 7 en casi el 27% de las familias de España. Un porcentaje en donde se ubican muchos de los casos que se marchan a dormir pasadas las 11 de la noche.

Poco descanso en los festivos

Cabe pensar que estas situaciones hacen que llegado el fin de semana o los festivos, se empleen estas jornadas para descansar. Pero sin embargo sucede todo lo contario, de hecho aumenta el porcentaje de personas que se marchan a dormir después de las 11 de la noche. Concretamente un 81,4% se acuestan pasada esta hora durante sus jornadas sin trabajo.

El descanso tampoco se cumple en estas jornadas debido a que el momento para levantarse no se pospone. El 48% de los españoles confiesa despertar entre las 7 y las 9 de la mañana en estos días libres. Únicamente un 14% afirma abandonar la cama después de las 10 en festivos o fines de semana.

Conseguir descansar

Dormir es uno de los momentos más importantes del día. Aunque no se esté haciendo nada, a priori, sí que se está reseteando el cuerpo y haciendo que este recargue pilas para afrontar una jornada sin problemas algunos. Estos son algunos consejos para poder alcanzar un buen descanso:

1. Practicar ejercicio. El ejercicio aeróbico moderado es el que aporta mayores beneficios. Un sistema que nos permite liberarnos del estrés y las preocupaciones diarias. Por eso, es fundamental que realicemos alguna actividad con la que nos sintamos cómodos y plenos como caminar, montar en bicicleta, bailar...

2. Tener una buena zona de descanso. Nuestro lugar de descanso tiene que ser un oasis de paz que nos permita una desconexión total. Tenemos que evitar estímulos externos móviles, portátiles y todo dispositivo electrónico para evitar el insomnio tecnológico.

3. Horarios y rutina. Nuestro cuerpo necesitar un horario establecido e intentar ir a la cama a la misma hora, en la medida de lo posible. Esto facilitará que el organismo entre en un estado de relajación ideal para dormir y despertarse reconfortado.

4. Tranquilidad. Los conflictos no son buenos en, pero menos ningún aspecto de nuestra vida, pero lo son aún menos para conciliar el sueño. Evita los conflictos y los malos pensamientos antes de irte a dormir, no pienses en nada negativo y date un respiro durante ese momento.

5. Evitar leer y mirar la televisión. El lugar de descanso solo debe ser asociado al sueño, de manera que debemos intentar realizar otro tipo de actividades en otro momento y lugar.

Damián Montero

Te puede interesar:

- La importancia del sueño infantil

- Tabla de sueño infantil

Problemas de insomnio en los niños

Los bebés no deben dormir con luz

Boletín de Logotipo Hacer Familia

Recibe un email cada día con las noticias más importantes.