10 falsos mitos sobre el deporte

Deporte familia
Foto: THINKSTOCK Ampliar foto

Reiteradamente los expertos en salud aconsejan hacer deporte desde las primeras edades de la vida. Los beneficios de la actividad física son muy numerosos para nuestra salud, pero sin embargo el ejercicio es objeto en ocasiones de falsos mitos: falsas ideas que hablan de beneficios que no son verdades o incluso peligros inventados.

En nuestro día a día son multitud las ocasiones en las que los encontramos con falsos mitos que hablan de todo: de la alimentación, del embarazo, etcétera. Es nuestra responsabilidad no creernos todo lo que nos pueden contar en la calle y, siempre, consultar con expertos cuando surjan dudas: ellos son los que de verdad pueden decirnos si eso que nos han contado es verdad o una invención sin base científica.

Desmontamos en este artículos 10 falsos mitos sobre el deporte, de los que algunos pueden incluso resultar peligrosos si mucha gente los cree. Estos son las falsas creencias sobre el ejercicio físico más extendidas, ¿conoces alguna más?

10 falsas creencias sobre el ejercicio físico

1.- Cuando más sudas, más adelgazas. Uno de los mitos más conocidos y, de hecho, más peligrosos, pues hacen a algunas personas correr demasiado abrigados o incluso en las horas de mayor calor con el objetivo de sudar más. Sin embargo, es totalmente falso: cuando sudas estás perdiendo agua, no calorías, por lo tanto, te estás deshidratando y el peso que pierdes lo recuperarás en cuanto bebas para hidratarte.

2.- Este es el mejor momento para hacer ejercicio. Seguramente hayas escuchado alguna vez a alguien recomendar a otra persona una hora determinada del día para hacer ejercicio: esto es falso. Cualquier hora es buena para hacer deporte, siempre que se haga con sentido común: los expertos recuerdan que, si sales por la mañana, no lo hagas en ayunas. Si decides que el deporte será por la tarde, mejor una vez hecha la digestión y, si es por la noche, que no sea justo antes de acostarte pues te activarás y te costará conciliar el sueño. Por lo tanto, también es falso que a una hora del día se queme más grasa que a otra.

3.- Abdominales, sentadillas. Con los abdominales no eliminas tripa, ni con las sentadillas el grosor del muslo o del trasero. Con esta clase de ejercicios lo que estás haciendo es aumentar el volumen del músculo: la grasa se reduce en todo el cuerpo cuando se hace ejercicio con regularidad y se sigue una dieta equilibrado. Sobre las sentadillas, es importante recordar que hacerlas no hará que aumenten las caderas, otro falso mito muy extendido.

4.- Andar no es hacer deporte. De nuevo, falso. Andar sí que sirve como deporte y, de hecho, hoy en día es una de las recomendaciones saludables más extendidas: caminar unos 30 minutos al día, pues ayuda a aumentar la resistencia cardíaca y, esta vez sí, con este ejercicio se queman calorías (al igual que con todos, de hecho).

5.- Las agujetas son buenas. Si tienes agujetas al día siguiente de hacer ejercicio es que algo hiciste mal, probablemente el calentamiento anterior o el estiramiento posterior al deporte; aunque también es posible que aparezcan porque has hecho más ejercicio del que estabas acostumbrado.

6.- Las agujetas desaparecen con agua y azúcar. Como hemos dicho, por lo general las agujetas tienen que ver con un mal estiramiento, por lo que esta es la fórmula para que desaparezcan: estiramientos ligeros y practicar una actividad física ligera tras un ejercicio intenso (como dar un paseo después de haber corrido varios kilómetros).

7.- Cualquier deporte es bueno. Sí y no. Ningún deporte es malo, pero sí es cierto que hay deportes más recomendados que otros, sobre todo cuando se llega a cierta edad o se tienen ciertas patologías. Para elegir el deporte, lo mejor es tener en cuenta la edad, si se tiene alguna lesión, cuánto hace que no practicamos deporte... en el caso de los niños es diferente: las limitaciones las pondrán los médicos en el caso de que exista alguna enfermedad.

8.- Estirar siempre es bueno. Según aclaran los expertos de la Universidad de Córdoba (UCO), hay que estirar en el momento adecuado y de la forma correcta, pues si se hace mal puede tener consecuencias negativas. De este modo, recomiendan no estirar en frío, no forzar ni llegar al dolor, mantener una respiración relajada y evitar que los músculos se queden doloridos.

9.- El deporte distrae de los estudios. En muchas ocasiones nos hemos hecho eco de las recomendaciones de los expertos sobre lo bueno que es que los niños hagan deporte. Desde la UCO explican que el deporte contribuye "a la educación integral de la persona, no sólo a la física, que es evidente, además le aporta valores y habilidades, o se los refuerza". Por lo tanto no, el deporte no es una distracción.

10.- El deporte permite comer lo que se quiera. Esto es falso: hacer deporte no te da "permiso" para comer algo más grasiento de lo normal. Como explican los expertos de la universidad cordobesa, "el deporte practicado de forma saludable debe apoyarse en una alimentación equilibrada y un correcto descanso, para tener una vida saludable. Cuanto más ejercicio se realiza, más energía es necesaria y más calorías se consumen al día, pero si se come más de la cuenta, no sólo no se perderá peso sino que se ganará".

Ángela R. Bonachera

Te puede interesar:

- 10 falsos mitos sobre la alimentación

- Beneficios del deporte para los niños

- Ocho consejos para hacer deporte

Para leer más

Boletín de Logotipo Hacer Familia

Recibe un email cada día con las noticias más importantes.