Actualizado 07/01/2020 10:25:03 CET

El cambio climático afecta a la salud de los niños

Niña, sol, sequía
THINKSTOCK

"Todos los niños necesitan un ambiente seguro y saludable y el cambio climático es una creciente amenaza para la salud pública de todos los niños en este país y alrededor del mundo". Así de contundentes se muestran los expertos de la Academia Americana de Pediatría (AAP), que ha alertado de los peligros que el cambio climático puede provocar en los niños.

Esta institución ha publicado una declaración política en la que asegura que el cambio climático tiene una vinculación directa con la salud de los niños, por lo que insta a los pediatras y políticos a trabajar juntos para proteger a los más pequeños frente a estas amenazas relacionadas con el clima.

Amenazas del cambio climático para los niños

Entre las amenazas para los niños y el medioambiente relacionadas con el cambio climático estos expertos destacaron los desastres naturales, el estrés por calor, la baja la calidad del aire, el aumento de las infecciones y las amenazas en cuanto a los suministros de alimentos y agua.

Para la presidenta de la AAP, Sandra G. Hassink, "los pediatras tienen una voz única y poderosa en esta conversación debido a su conocimiento sobre la salud infantil y la enfermedad y su papel en garantizar la salud de los niños en la actualidad y en el futuro".

Cambio climático global y salud infantil

La declaración política de la asociación, denominada 'Cambio Climático Global y Salud Infantil', viene a actualiza una similar lanzada en 2007 y se ha publicado en la edición de noviembre de la prestigiosa revista Pediatrics.

En este texto, la APP señala que existe un amplio consenso entre las organizaciones científicas y los climatólogos de que los amplios efectos conocidos comúnmente como "cambio climático" son el resultado de las actividades humanas contemporáneas.

Asimismo, la asociación recuerda que, según los datos de la Organización Mundial de la Salud (OMS), más del 88 por ciento de la carga actual de morbilidad atribuible al cambio climático se da en niños menores de cinco años. Este dato ha llevado a la AAP a considerar que el cambio climático representa una amenaza para la salud y la seguridad de las personas, siendo los niños especialmente vulnerables, por lo que insta a tomar medidas inmediatas.

Los riesgos del cambio climático para los niños

"Los niños son los únicos en riesgo a los efectos directos del cambio climático como los relacionados con los desastres provocados por el clima --incluyendo inundaciones y tormentas--, en los que están expuestos a un mayor riesgo de lesión, muerte, pérdida o separación de los cuidadores y consecuencias para la salud mental", explica Samantha Ahdoot, autora principal de la declaración de política.

En este punto, la autora agrega que los niños "son más vulnerables a los efectos secundarios del calentamiento global", entre los que destaca la enfermedad. "Por ejemplo, la enfermedad de Lyme afecta a aproximadamente 300.000 estadounidenses cada año, con los niños, de 5 a 9 años, con mayor riesgo. El calentamiento climático se ha relacionado con la expansión hacia el norte de la enfermedad de Lyme en Norteamérica, poniendo a más niños estadounidenses en riesgo de esta patología", ha añadido a modo explicativo.

Evidencias científicas en relación al cambio clímatico y a la salud de los niños

La asociación menciona diferentes estudios científicos que vinculan el cambio climático con la salud infantil. Así por ejemplo, en el texto se destaca que los bebés de menos de un año son especialmente vulnerables a la mortalidad relacionada con el calor. Este dato se extrae de un estudio que proyecta un aumento en las muertes relacionadas con el calor infantiles de un 5,5 por ciento en las mujeres y un 7,8 por ciento en los hombres a finales del siglo XXI.

Por otro lado, los expertos aseguran que el clima influye en una serie de patologías infecciosas que afectan a los niños en todo el mundo: malaria, dengue, virus del Nilo Occidental, Chikungunya, enfermedad de Lyme, fiebre maculosa de las Montañas Rocosas, enfermedad diarreica, meningoencefalitis amebiana y coccidioidomicosis.

Asimismo, los estudios mencionados por la asociación han hallado altas tasas de síntomas de trastorno de estrés postraumático en los niños después de los desastres relacionados con el clima, como huracanes e inundaciones. Además, los niños en los países más pobres del mundo, donde la carga de la enfermedad ya es desproporcionadamente alta, son los más afectados por el cambio climático, según el informe.

Muertes por cambio climático

Si el presente es peligroso por la vinculación entre el cambio climático y las enfermedades de los niños, el futuro no es muy alentador si no se toman medidas. De hecho, para 2030 se prevé que el cambio climático cause un adicional de 48.000 muertes atribuibles a enfermedades diarreicas en niños menores de 15 años, sobre todo en Asia y el África subsahariana.

Por todo ello, el documento de la AAP defiende promover la eficiencia de los recursos y las energías renovables y la investigación sobre efectos en la salud del clima, así como educar y concienciar sobre esta cuestión crítica, y el desarrollo y la movilidad ecológica.

En esencia, la asociación exige un nuevo movimiento de salud pública para educar, promover y colaborar con los líderes locales y nacionales en relación con el cambio climático que plantea riesgos para la salud humana. Los pediatras, como defensores de la población más vulnerable a los efectos en la salud del cambio climático, "tienen un papel vital que desempeñar en este movimiento", concluyen estos expertos.

Ángela R. Bonachera

Te puede interesar:

- 10 frases para reflexionar con niños sobre el medio ambiente

- 10 películas para enseñar a cuidar el medio ambiente a los niños

- Actividades con niños en el Día del Medio Ambiente

- 10 claves para enseñarles a cuidar el planeta

- Cinco parques naturales de España para ir con niños