Padres: cómo escuchar a los hijos

Escuchar a los hijos
Foto: THINKSCTOCK Ampliar foto
correo

Escuchar las peripecias del día de nuestros hijos a veces nos puede resultar cansado, pero si queremos tener una buena relación con ellos es fundamental la comunicación. Esta interacción debe de estar basada tanto en saber expresar nuestras ideas de la manera más clara posible como en escuchar todo aquello que el niño nos quiera decir.

En ocasiones, las vivencias de los niños nos pueden parecer insignificantes a los adultos, que viven absortos en los problemas del día a día. Pero, ¿recuerdas cuando eras joven e ibas a la escuela, que cada momento que vivías lo sentías como único e irrepetible? Durante la niñez y sobre todo la adolescencia, es cuando se construyen las amistades, se adquiere más independencia y es el momento en que la autoestima se refuerza, por ello, los padres debemos de formar parte activa de este proceso de desarrollo en nuestros hijos.

Consejos para escuchar bien a los hijos

Muestra disposición para escuchar

Comunicar a los hijos que los padres, a todas horas y bajo cualquier circunstancia, siempre quieren y están dispuestos a escucharles. En ocasiones no sabemos cómo hacer para que nuestros hijos nos cuenten sus vivencias en la escuela. Muestra interés y disposición a escucharles sea el momento que sea. Es esencial que vean reconocido la importancia que es para ti hablar sobre sus vivencias.

Ser parte de la familia

Hacerles partícipes en los temas familiares: las alegrías, penas, objetivos, planes, situación económica, etc. Esto les acostumbrará a ir dando sus opiniones y a ser cada vez más abiertos a darlas.

Da importancia a su criterio

Demuestra confianza al pedirles su opinión, y si es conveniente hazles responsable de decisiones que procedan de sus opiniones.

Expresa tus sentimientos

Si desde un principio le haces confidente de tus sentimientos, verán de manera natural expresar sus opiniones, alegrías, cansancios y dificultades y que se adquiere una gran paz interior, cuando se comparten las cosas en su debido tiempo y con las personas adecuadas.

No juzgues lo que te está contando

Todos queremos ser escuchados, pero sin tener que ser juzgados continuamente. Si los hijos tienen bien claro que les vamos a escuchar sin juzgar, seguramente estarán más dispuestos a hablar.

No tengas miedo de escuchar

Escucha todo lo que te quieran decir. Es preferible ser un padre que escucha, aunque duela, a ser un padre que ignora. No tengas miedo de escuchar a sus hijos lo que tengan que deciros, pues como padres, tenemos que estar a las duras y a las maduras.

Cuidado con ser manipulable

Expresar nuestros sentimientos hará que el niño coja más confianza con nosotros pero que también conozca los puntos flacos de cada uno de los padres. Habrá que tener claro el rol de cada padre ya que optarán por dirigirse hacia el más débil para conseguir lo que con el otro cónyuge no conseguirían.

Ante temas importantes

Si el tema que escuchan requiere una respuesta inmediata, y si esta es muy grave o difícil, no dudes en pedir un aplazamiento para estudiarla, consultarla y construirla antes de decirla.

Noelia de Santiago Monteserín

Te puede interesar:

- Cómo hablar con un adolescente: 5 barreras que hay que derribar

- El arte de escuchar a los hijos

- La escucha activa: ¿qué significa el gesto de ponerse a la altura de los niños?

- Las 10 peores frases que los padres podemos decir a los hijos

Boletín de Logotipo Hacer Familia

Recibe un email cada día con las noticias más importantes.