Actualizado 23/04/2022 19:49

Síndrome de la cara vacía, el efecto de la retirada de la mascarilla en adolescentes

La mascarilla deja de ser obligatoria en interiores y genera en algunos adolescentes inseguridad por tener que volver a mostrar sus caras.
La mascarilla deja de ser obligatoria en interiores y genera en algunos adolescentes inseguridad por tener que volver a mostrar sus caras. - ISTOCK

El 20 de abril de 2022 la historia de la pandemia en España ha tomado un nuevo rumbo y dado un gran paso en el regreso a la misma vida que conocíamos antes. Y es que a partir de esta fecha la mascarilla deja de ser obligatoria en espacios interiores. Esto quiere decir que los rostros volverán a verse en espacios como colegios e institutos. Aunque parece que no todos se sentirán alegres ante esta situación.

Tal y como indican desde Albiach Psicólogos muchos adolescentes pensarán en cómo lucirán frente a sus conocidos y amigos. Hay que tener en cuenta la importancia de la apariencia en estas edades y el grano que antes quedaba camuflado con la mascarilla, al igual que la ortodoncia y otros elementos puede causar cierta ansiedad social. Fenómeno al que se le ha llamado síndrome de la cara vacía.

¿Qué es el síndrome de la cara vacía?

Los especialistas de Albiach Psicólogos indican que el síndrome de la cara vacía no es una enfermedad en sí, sino un conjunto de síntomas que se dan ante el adiós de las mascarillas y el comienzo del proceso de adaptación a esta nueva normalidad. Esto provoca una situación de estrés ante el mero pensamiento de tener que mostrar el rostro en entornos como el instituto o el círculo de amigos.

Entre los orígenes puede estar el miedo al contagio por no llevar este elemento de prevención frente al coronavirus y el temor a mostrar ante otros posibles defectos faciales e imperfecciones. Estas emociones y sentimientos de inseguridad genera una incertidumbre en los adolescentes frente a acudir a eventos sociales o al mismo instituto.

Estos son los síntomas más habituales entre los adolescentes que experimentan el síndrome de la cara vacía:

- Sensación de inseguridad a la hora de mostrar su cara ante amigos y otros alumnos.

- Falta de control de la situación.

- Sensación de vulnerabilidad por tener que mostrar la cara.

- Miedo irracional ante un hipotético contagio por no llevar este elemento de prevención.

- Ansiedad causada por el temor a la burla frente a los amigos.

¿Cómo enfrentarse al síndrome de la cara vacía?

Los padres deben entender que es lógico que los adolescentes necesiten un periodo de adaptación para acostumbrarse a esta realidad y a las cosas que se verían considerar "normal". Todo cambio conlleva un tiempo para hacerse a ellos. Hay que hacerle entender a los jóvenes que lo que sienten es normal y no hay nada malo en ello mientras pasa el tiempo.

Puede ayudar que el cambio sea gradual. Aunque ya no sea obligatorio llevar la mascarilla en interiores, esto no quiere decir que no pueda llevarse durante el tiempo que los adolescentes se acostumbran a esta nueva realidad. No hay que apresurarles para que se la retiren si no están preparados, solo cuando se sientan preparados para este y puedan tener control.

Mientras tanto los padres tendrán que ayudar a que los adolescentes acepten sus emociones y no se avergüencen de ellas. No hay nada de malo en sentir ansiedad, pero hay que aceptar la nueva normalidad y en que no hay nada malo en la retirada de las mascarillas. Si se aprecia que el contexto supera a los jóvenes, es recomendable pedir ayuda antes de que el estrés pueda con ellos.

Damián Montero

Te puede interesar:

- ¿Qué mascarilla necesito? Tutorial de uso frente al coronavirus

- El peligro de usar mal la mascarilla

- Coronavirus y embarazo: resolvemos todas tus dudas

Contador