Actualizado 09/06/2022 13:44

Los beneficios de llevar a un niño al cole antes de los 6 años

Archivo - ¿Qué Beneficios Tiene Llevar A Los Niños Al Cole Antes De Los 6 Años?
¿Qué beneficios tiene llevar a los niños al cole antes de los 6 Años? - ISTOCK 

La Educación Infantil, que abarca de los 0 a los 6 años, es una etapa clave para impulsar el aprendizaje y el rendimiento académico en las siguientes etapas educativas. Los alumnos de infantil son más curiosos e independientes, tienen más facilidad para comunicarse y aprender lenguas extranjeras y son más sociables.

La Educación Infantil es una etapa educativa no obligatoria, sin embargo, es uno de los periodos más importantes para el desarrollo físico, cognitivo y emocional de los menores de seis años. Por ello, pese a la no obligatoriedad, muchas familias deciden inscribir a los más pequeños en colegios infantiles que ofrecen un entorno escolar especialmente diseñado para ellos.

Actualmente, según datos del Ministerio de Educación y Formación Profesional, en España hay 1.598.518 alumnos escolarizados en Educación Infantil. En concreto, hay 407.182 niños y niñas matriculados en el primer ciclo, que abarca desde el nacimiento hasta los 3 años de edad. Este alumnado ha aumentado un 4,3% respecto al curso anterior, lo que supone 16.757 alumnos más. En segundo ciclo, que incluye de los 3 a los 5 años, hay un total de 1.191.336 alumnos inscritos.

Una escolarización temprana antes de los 6 años

Optar por una escolarización temprana aporta múltiples beneficios en el proceso de aprendizaje de un niño y, además, favorece el éxito académico y personal en las siguientes etapas educativas. Para ello es imprescindible proporcionar a los pequeños escenarios que se adapten a sus necesidades y que prioricen la estimulación de sus capacidades físicas, emocionales, intelectuales y sociales.

Rachael Symes, directora de Educación Infantil y Primaria de The British School of Barcelona, afirma que "el objetivo es que, mientras los niños se divierten aprendiendo, estamos promoviendo y desarrollando las tres áreas principales de aprendizaje en la etapa de Infantil, como son la comunicación y el lenguaje, el desarrollo físico, y el desarrollo personal, social y emocional".

¿Cuáles son los beneficios de escolarizar a los niños antes de los seis años?

1. Despierta la curiosidad de los niños por el mundo que les rodea. "Los niños de Infantil son libres de explorar su entorno y se les permite pensar por sí mismos. Esta es una habilidad importante en la vida ya que cuando los niños desarrollan pasión por su propio proceso de aprendizaje y por adquirir conocimientos a una edad temprana, aumentamos su motivación por seguir aprendiendo en las siguientes etapas y de por vida", afirma Rachael.

2. Mejora las habilidades comunicativas. "Una de las habilidades fundamentales que un niño debe aprender a desarrollar es la comunicación. Ser capaz de comunicarse, de expresar sus pensamientos y sentimientos, y de compartir información es una habilidad esencial a la hora de interactuar con su mundo y de poder satisfacer sus necesidades" explica Rachael Symes. En este sentido, "los espacios de educación infantil están diseñados para ser un entorno comunicativo que da soporte al desarrollo del lenguaje" añade.

3. Promueve las primeras manifestaciones de lectura, escritura y matemáticas. A través de actividades especialmente diseñadas para sus grupos de edad, los niños desarrollan capacidades cognitivas clave, como la creatividad, la comprensión o la concentración, que tienen una incidencia directa en el aprendizaje y en el rendimiento académico futuro.

4. Facilita el aprendizaje de otras lenguas. Al estar expuestos de forma constante y regular a buenos modelos de lenguaje, los niños desarrollan una gran capacidad para aprender más de un idioma con facilidad. "Hasta los seis años los niños están todavía en la fase de adquisición de su lengua materna, aunque hacia los tres años ya han desarrollado en gran parte el lenguaje hablado" explica Rachael Symes de BSB. "Muchos niños de esta edad ya dominan su lengua materna, conocen el lenguaje y su funcionamiento, lo que les permite transferir estas habilidades al aprendizaje de un segundo idioma, como es el inglés en nuestro caso", asegura.

5. Estimula el desarrollo físico. Actividades como el dibujo, la música y el movimiento estimulan las habilidades motoras finas y la coordinación ojo-mano que, junto con las habilidades motores gruesas, permiten al niño explorar su entorno con confianza y seguridad.

6. Favorece la socialización. Compartir juegos y actividades con otros niños impulsa la habilidad de crear relaciones de confianza y favorece la comunicación. Los niños aprenden a participar en los juegos, a tomar turnos para usar los juguetes, a pedir ayuda, a dar su opinión y razonarla, así como a hablar de sus experiencias. Esto contribuye a su desarrollo afectivo y a estar más receptivo a oportunidades de aprendizaje.

7. Crea mentes independientes y fomenta la superación personal. Aunque los espacios de educación infantil están concebidos para que los niños se sientan como en casa y desarrollen una gran sensación de pertenencia y seguridad, el hecho de escolarizarlos antes de los seis años favorece su independencia. Los niños establecen sus propios objetivos y desarrollan su capacidad de resolver problemas de forma autónoma mientras exploran su entorno y ponen a prueba sus teorías sobre el mundo.

Marina Berrio
Asesoramiento: Rachael Symes, directora de Educación Infantil y Primaria de The British School of Barcelona

- Guardería o escuela infantil: cariño y profesionalidad

- La inteligencia científica: cómo desarrollar la curiosidad en niños de 3 a 6 años
Contador

Más información