Cómo convertirse en un buen ejemplo en el uso de las nuevas tecnologías

Cómo convertirse en el mejor ejemplo sobre el uso de nuevas tecnologías.
ISTOCK

El ejemplo del padre es imprescindible en el desarrollo de todo hijo. Los más pequeños suelen fijarse en sus progenitores para tomar buena nota sobre los comportamientos que deben realizar en su día a día. Ejercicio, alimentación e incluso gustos son algunos de los comportamientos que se transmiten de una generación a otra. Las nuevas tecnologías tampoco escapan a esa influencia.

En un contexto en donde el manejo de las nuevas tecnologías puede desembocar en una dependencia hacia las mismas o hacia un mal uso de estos dispositivos, es imprescindible que los más pequeños vean cómo sus padres son unos excelentes usuarios de estas pantallas. Para ello, desde la Consejería de Salud Dirección General de Salud Pública y Consumo Servicio de Drogodependencias de La Rioja se ofrecen los siguientes consejos para convertirse en el mejor ejemplo en este terreno.

Agente de prevención

Desde el Gobierno de La Rioja se indica que la familia es el agente de prevención más importante. Los padres tienen un papel muy importante a la hora de evitar un mal uso de las nuevas tecnologías. Comunicación, el establecimiento de normas y límites, la educación en una fórmula de saludable de ocio y tiempo libre, el fomento de las habilidades personales son algunos de los instrumentos para enseñar a los hijos a ser buenos usuarios.

El ser un buen ejemplo para los más pequeños también es una herramienta para esta finalidad, la prevención. Una buena fórmula para empezar en esta enseñanza es la de inculcar un uso respetuoso de las nuevas tecnologías. Los adultos deben convertirse en todo un referente de buena educación para que al navegar por la red mantengan estas mismas fórmulas mientras se manejan en internet.

Un segundo paso para predicar con el buen ejemplo es el de no compartir información personal en internet. Muchos padres publican fotografías con sus hijos en redes sociales, aun cuando éstos son menores de edad. La reserva de datos en este mundo online debe ser máxima y nunca dar la impresión de que este universo digital es un espacio donde la confianza es algo común.

El mensaje a transmitir debe ser que en internet hay que tener precaución. Los padres deben extremar su cuidado sobre aquello que se cree o no, y no confiar en todo lo que encuentran en internet. En ese sentido, los padres deben establecer una serie de normas para buscar información de rigor y que los niños puedan interiorizar antes de empezar a localizar dichos datos.

Uso de smartphones

Los últimos tiempos han traído la expansión de los smartphones tanto en jóvenes como en adultos. Muchos son los usos que se pueden dar a estas tecnologías, desde las simples llamadas telefónicas, hasta la búsqueda de información en internet de forma instantánea hasta hacer uso de juegos en aplicaciones.

Tantos usos tienen los smartphones que no es de extrañar que se usen de forma abusiva. Por este motivo los padres deben ser los primeros en demostrar cómo utilizar de manera responsables estos dispositivos. Durante las reuniones familiares, estas pantallas deben quedar en segundo plano y nunca contestar a mensajes a través de aplicaciones, salvo caso de urgencia.

Al mismo tiempo, se debe perseguir otros métodos de ocio en lugar de aplicaciones para móviles como juegos. Lo más imprescindible es nunca utilizar el smartphone mientras el padre conduce ya que este uso demuestra una total irresponsabilidad en el manejo de las nuevas tecnologías.

Damián Montero

Te puede interesar:

- Cómo proteger a los hijos de los peligros de internet

- Casi un millón de jóvenes en riesgo de adicción a internet

- Niños y nuevas tecnologías: cómo aprovechar su potencial de aprendizaje

- Internet segura: recíclate con tus hijos

Boletín de Logotipo Hacer Familia

Recibe un email cada día con las noticias más importantes.