La equidad en educación, la mejor inversión a futuro

Objetivo de LaCaixa: mejorar la educación
ISTOCK

Cuando nos elevamos por encima de las necesidades más perentorias es cuando descubrimos que el verdadero impulso de las sociedades es como el trabajo del sembrador, que tarda meses en recoger, silencioso, discreto, pero inmensamente necesario. Por eso, apostar por la equidad en la educación y dar a todos los niños las mejores oportunidades posibles, es la mejor inversión a futuro. Hemos hablado con los especialistas de EduCaixa que nos explican cómo ayudar en educación redunda en beneficio de todos.

Un pequeño grupo de niños contempla embelesado un cuadro mientras una especialista en la materia les explica los secretos que esconde esa pintura. La monitora que los atiende traslada su entusiasmo a esos cerebros en plena formación que son ahora como esponjas que todo lo almacenan. Ella aún no lo sabe, pero en alguno de ellos se ha encendido una llama que prende sin parar todo lo que alcanza porque allí, una niña, aprendió el significado de la belleza. A partir de ese día, se fijará más y mejor en cada obra de arte porque esa mañana, en una visita muy especial con el colegio a aquella exposición itinerante organizada por EduCaixa, se abrieron ante ella horizontes que no conocía.

Avanzan los años, la semilla germina y un día da su fruto: la sociedad recibe con los brazos abiertos a una Historiadora del Arte que ayuda a comprender, interpretar y divulgar la riqueza de nuestro patrimonio. En educación -bien lo saben los que están cerca de ella- cada gesto puede ser el comienzo de algo mucho más grande.

Por eso es tan importante dotar a la sociedad de los recursos necesarios. Lo explica a Hacer Familia Coral Regi, directora de la Escola Virolai en Barcelona. España tiene una buena red de colegios. Pero muchas veces los docentes, profesión tan vocacional, necesitan más recursos, recursos variados que permitan a los alumnos salir de algún modo de la rutinaria vida del aula y profundizar en los conocimientos desde otra perspectiva más enriquecedora porque, como apunta Patricia Alocén, subdirectora del Área de Acción Educativa de la Obra Social "la Caixa", "la educación es realmente la palanca de cambio de la sociedad, es la oportunidad real de cambiar a las personas".

Pero para que el cambio sea justo, "tiene que garantizar la máxima equidad", dice Regi. Y no todos los alumnos acuden a centros con iguales recursos. Por eso son tan enriquecedoras iniciativas como las de los materiales didácticos que elabora EduCaixa y que pone a disposición de todos los docentes. "El hecho de dar acceso a todos permite universalizar el impacto", explica Alocén. El curso pasado, casi dos millones y medio de alumnos se vieron beneficiados por alguno de estos programas.

Al servicio de profesores y alumnos

Para que esta inversión a futuro sea exitosa, se necesita encontrar la fórmula precisa para ayudar. Porque en materia de solidaridad no todo vale. "Por eso es tan útil que nos presenten estos recursos de manera tan inteligente. Para poder hacer los mejores programas, cuentan con los mejores profesionales", relata Coral Reig, desde su experiencia personal como docente después de haber participado en programas de lo más diversos, incluidos algunos tan novedosos como los de emprendimiento o liderazgo.

Desde la Obra Social "la Caixa" saben lo importante que resulta para cientos de profesores sentirse apoyados y arropados en su labor. Por eso les ofrecen ayuda en las áreas más diversas, desde elaborados proyectos para aprender valores en el aula hasta los de temática más novedosa sobre la utilización del BigData. Lo importante es que, canalizado a través de los cerca de 842.000 usuarios que accedieron a la plataforma online de contenidos de EduCaixa, los niños y adolescentes ven incrementadas sus oportunidades de formación y crecimiento y la sociedad de mañana será, gracias a este apoyo, un poco mejor.

El complemento que el profesor necesita

Patricia Alocén, subdirectora del Área de Acción Educativa de la Obra Social "la Caixa", se emociona al hablar de ese gran objetivo que todos compartimos: mejorar la educación. Ella trata día sí, día también, con los verdaderos artífices del cambio: los maestros y profesores. Sabe que detrás del esfuerzo de la inmensa mayoría se esconde una enorme vocación. "Ellos conocen mejor que nadie la materia prima tan sensible con la que trabajan", explica a Hacer Familia.

"Tienen una responsabilidad muy grande, por eso agradecen de una manera tan sincera y próxima toda ayuda que se les preste".Su labor en el aula es encomiable, pero si se puede aportar más a la educación, siempre es bien recibido. Ese es el esfuerzo que llevan a cabo desde EduCaixa: "ofrecer un complemento al profesor, darles orientaciones concretas para poder usar tanto dentro como fuera del aula, proponer a los alumnos cómo aprender haciendo, aportarles una mirada diferente" porque, como sentencia Alocén, "en su educación nos jugamos mucho. Ellos tienen que formar la sociedad del siglo XXI".

Victoria Molina

Te puede interesar:

- Claves para acercar la cultura y el arte a los niños

- Cómo enseñar a apreciar el arte y la belleza a los niños

- Los grandes museos de Madrid con niños

Contador
Boletín de Logotipo Hacer Familia

Recibe un email cada día con las noticias más importantes.