Actualizado 22/12/2021 14:37 CET

¿Qué idiomas merece la pena que aprendan nuestros hijos?

Idiomas que merece la pena aprender
Idiomas que merece la pena aprender - ISTOCK

Nadie puede dudar que el aprendizaje de uno o varios idiomas ofrece un buen número de beneficios y que estos se vuelven más positivos cuanto antes se aprendan y asimilen. Cabe preguntarse cuáles de los 7000 idiomas que se mantienen vigentes en el mundo son los más útiles para los más pequeños.

Un niño tiene una capacidad sorprendente para aprender idiomas, por tanto, es el momento perfecto para abrirles las puertas a este tipo de formación. Su activa mente captará rápidamente las sutilezas y diferencias que ofrecen las diferentes lenguas, por lo que no habría que perder la oportunidad e introducirlo en el aprendizaje de uno o varios idiomas cuanto antes.

Para elegir el idioma más adecuado habrá que atender a los beneficios y ventajas que recibirá en el futuro con estos conocimientos. Así mismo, también se deberá considerar si existen posibilidades reales de que pueda aprenderlos en toda su amplitud y complejidad, es decir, si existen academias, cursos, profesores* en el lugar donde vive. Aunque este elemento quedará subsanado completamente si tiene acceso a internet. Los cursos de idiomas online están a la orden del día. Valga como ejemplo la página web formaciononline.eu, que ofrece un extenso catálogo de cursos de idiomas gratuitos. Un excelente punto de partida para obtener temarios que ayuden a mejorar el dominio de cualquier lengua, útil tanto para niños como para adultos.

Cuáles son los mejores idiomas para los hijos

Debemos ser conscientes, como padres, que para un niño aprender uno, dos o tres idiomas mantiene el mismo nivel de dificultad. Todos, en estas edades, tienen un potencial natural en lo que respecta a la percepción, recepción y aceptación de las estructuras gramaticales. Esta facilidad se debe a que no se impone nada sobre una lengua ya establecida (materna), no tiene que deshacer o desmontar nada de lo ya aprendido, todo su aprendizaje empieza de cero y de forma completamente natural.

Una vez que superamos la primera barrera del prejuicio creyendo que algunos idiomas son demasiado complicados de aprender, se deberá entender y valorar los principales motivos para que un idioma sea interesante para que los hijos lo aprendan. Estos son los más aconsejados por los expertos.

1. El inglés

El primer puesto, como cabe suponer, será para el más extendido a nivel global. El idioma de Charles Dickens está considerado como la forma de comunicación establecida para que los seres humanos de cualquier origen puedan comunicarse entre sí. Una realidad que se produce tanto por su prevalencia global como por el poder económico, que es la que utiliza.

Por otro lado, es el idioma oficial en 59 países, utilizándose de forma oficiosa en más de 100. De forma global se usa en los negocios, la tecnología y la ciencia de forma habitual, sin nombrar la popularidad de su música y literatura. Dominando este idioma, los niños del futuro podrán comunicarse con la mitad de los ciudadanos de este planeta.

2. El chino mandarín

Hasta hace muy poco, se consideraba el francés como la segunda opción más ventajosa, pero los tiempos han cambiado y la hegemonía oriental sobre el comercio y el capital obliga a actualizarse y recurrir a este dialecto chino, el más utilizado en este país. El mandarín es el idioma oficial en 3 países, pero el número de hablantes supera la escalofriante cifra de mil millones, utilizándose a día de hoy en más de 33 países. Se considera complicado en la edad adulta, pero no tanto en las primeras edades, su principal atractivo se localiza en sus signos escritos que parecen dibujos, para los niños cuya memoria visual está altamente desarrollada, no representará ningún problema.

Puede que, en estos momentos, el mayor problema sea localizar academias de barrio que enseñen esta lengua, sin embargo, los cursos online están presentes y accesibles a todos aquellos que quieran aprenderlo. En la web mencionada con anterioridad; formaciononline.eu, se presentan centenares de cursos en internet de cualquier especialidad, incluyendo el chino mandarín. Con ellos, los pequeños no tendrán ninguna dificultad en aprender un idioma nuevo como este o mejorar en el rendimiento en aquel que estén estudiando de forma habitual.

3. El francés

Baja un puesto, como ya se ha comentado, entre los idiomas más interesantes de enseñar a los hijos. Los motivos por los que sigue en posiciones de cabeza son su cercanía, ya que comparte frontera con España y se hace necesario cruzarlo para llegar al resto de Europa si se hace por tierra, pero también que es un país con mucha relevancia mundial. Se trata de una nación muy desarrollada, con una elevada calidad de vida a nivel internacional, concretamente es la tercera economía en el conjunto euro. Se habla francés en Canadá y en algunos países que fueron colonias de África y Asia.

Se considera que este idioma es el de la cultura y la moda, es el cuarto más hablado en los Estados Unidos. En relación al turismo, también ocupa una plaza de gran importancia. Según la propia Organización Mundial del Turismo de las Naciones Unidas, es el número 1 de la lista en el turismo internacional.

4. El alemán

La economía más potente de Europa, y uno de los 10 idiomas con más prevalencia a nivel global, el alemán para el entorno de los negocios internacionales tiene mucho peso y cada día que pasa aumenta. Su importancia también es muy relevante en los ámbitos de la ciencia y de la investigación.

En el turismo no se queda atrás, por lo que el niño de hoy y hombre del futuro podrá manejarse bien en uno de los diez países más visitados de todo el mundo. Es un país que destaca en el interés porque otros aprendan su lengua, por lo que ofrece una gran cantidad de becas, premios y privilegios para los estudiantes extranjeros interesados.

5. El coreano

Hasta hace muy poco tiempo apenas tenía interés, pero en los últimos años ha crecido su importancia de forma abrupta, colocándose en el puesto número 17 entre los idiomas más hablados de mundo. Se trata de un idioma exótico que, junto al japonés y el chino mandarín, se están volviendo imprescindibles para manejarse por el extremo oriente y cada vez más a nivel mundial.

Más de 75 millones de personas hablan coreano, el idioma más fonético del mundo. Entre sus particularidades cabe destacar que las palabras no tienen género ni tonos para comunicar significado, por lo que representa una ventaja en relación a otros idiomas de oriente y un ejercicio interesante para las mentes de los más pequeños, que influirá aún más en su desarrollo personal e intelectual.

Otros idiomas interesantes para aprender de pequeño son el japonés, el árabe o el portugués.

Marina Berrio

Te puede interesar: 

Aprender idiomas: cómo fomentar la facilidad de los niños

- Idiomas, así afectan al cerebro de los niños

- El chino y 5 idiomas más imprescindibles para encontrar trabajo

Motivos para hacer un curso intensivo de idiomas

Contador