La importancia del entorno en el desarrollo de los estudiantes

La estimulación desde edades tempranas tiene grandes beneficios a la larga.
La estimulación desde edades tempranas tiene grandes beneficios a la larga. - ISTOCK

Estudiar bien es una práctica que depende de muchos aspectos, desde la actitud de los alumnos hasta el entorno donde se desarrolla el estudio tanto en casa como en el centro escolar. Crear un buen ambiente de estudio puede ayudar a que los niños alcancen el éxito académico, tal y como recomienda el estudio elaborado por la Universidad de Bamberg.

Un buen entorno de estudio debe crearse desde la etapa preescolar de los estudiantes para que, a la larga, los alumnos puedan contar con beneficios. Y es que crear un ambiente que motive al desarrollo de la actividad intelectdual a lo largo del desarrollo de los hijos desde la etapa infantil hasta la adolescencia temprana conlleva mejores niveles de alfabetización y unas calificaciones más altas.

El entorno en el desarrollo de los estudiantes

Para analizar la influencia del entorno de estudio y de la estimulación temprana en el desarrollo académico de los más pequeños, expertos de la Universidad de Bamberg analizaron la evolución de un grupo de 229 niños desde los tres años hasta que alcanzaron el nivel de enseñanza secundaria. Todos ellos fueron evaluados durante su etapa preescolar y cuando alcanzaron la preadolescencia.

La misión del equipo de trabajo era establecer una correlación entre las notas escolares de los niños y su entorno en el hogar. Los resultados demostraron que aquellos menores en un hogar donde el entorno apostaba por su estimulación desde los años preescolares, y este ambiente se había mantenido, presentaban unos mejores resultados en lectura y matemáticas.

Los especialistas a cargo de este estudio explican que esto se debe a que en estos hogares normalmente se tiende a favorecer estas habilidades de los más pequeños a través de actividades relacionadas con la lectura o la aritmética, favoreciendo que los niños dominen habilidades necesarias en vida académica.

Ante estos resultados, la líder de este estudio, Simone Lehrl, anima a los padres a organizar actividades que favorezcan la estimulación de sus hijos desde edades tempranas. Un buen ejemplo es la lectura compartida en donde los mayores acerquen a los pequeños esta actividad y la haga común dentro del día a día de los niños. También recomienda la realización de juegos relacionados con el aprendizaje de matemáticas como base para un éxito escolar a largo plazo.

Ejercicios de estimulación temprana

Que la estimulación en los más pequeños de la casa es un trabajo que favorece el desarrollo académico de los mismos es algo sobre lo que ya se ha escrito. Por ello, desde UNICEF se ofrecen los siguientes consejos para que los niños puedan sacar el mejor resultado dentro de su vida académica:

- Hacer que repita su nombre y apellido.

- Buscar un libro con ilustraciones y hacerle preguntas acerca de las ilustraciones para que comience a relacionar conceptos.

- Mostrar interés por lo que dice y responder todas sus preguntas.

- Leerle historias infantiles cortas, hacer de la lectura una actividad común y hacerle preguntas sobre lo leído y tratar de que repita parte de la historia.

- Inventar juegos para clasificar objetos por color, tamaño o figura. Mientras juegan, los padres pueden preguntar por qué lo hacen de una forma u otra.

- Enseñarle el nombre de diferentes formas (círculo, cuadrado, triángulo) y ayudarle a identificarlos.

- Hablar con los hijos a diario y responder a sus preguntas, anímales a que se expresen y a que exterioricen sus sentimientos.

Damián Montero

Te puede interesar:

- Estimulación para bebés de 0 a 12 meses

- Los beneficios de la educación temprana en el desarrollo infantil

- Cómo estimular el lenguaje del bebé

- El desarrollo del habla en los niños

- La importancia del juego en el desarrollo de los niños

Contador
Boletín de Logotipo Hacer Familia

Recibe un email cada día con las noticias más importantes.