Los niños tímidos en el cole, ¿cómo ayudarles?

Cómo se comportan los niños tímidos en el cole y cómo se les puede ayudar
Cómo se comportan los niños tímidos en el cole y cómo se les puede ayudar - ISTOCK

El niño tímido se diferencia de otros niños inseguros en que sí desea el contacto social, pero no sabe de qué manera reaccionar y le provoca ansiedad. Los padres debemos preocuparnos cuando su timidez impide que el niño desarrolle normalmente sus actividades y cuando a pesar del transcurso del tiempo, el niño no logra adaptarse a las nuevas situaciones o los nuevos compañeros

Cómo se comportan los niños tímidos en el cole 

Estas son algunas de las características que presenta el comportamiento de los niños tímidos en el colegio:

1. No participan.  Un niño de 1 a 6 años se caracteriza por su timidez en clase porque: no participa, hace todo lo posible por pasar desapercibido, cuando se le pregunta se bloquea, evita el contacto ocular, en los recreos permanece aislado o en grupos pequeños, continuamente está preocupado por hacer algo mal, se relaciona mejor con niños más pequeños, muestra angustia o llora cuando no sabe resolver un problema por muy simple que sea (colgar su abrigo). Buscan y necesitan del adulto para todo, aunque se comuniquen con él sólo con la mirada o gestos casi imperceptibles. En casa, en cambio, suele ser es distinto.

2. No expresa sus emociones. El ser tímido en el aula comienza a ser un problema en la medida que el niño deja de realizar determinadas actividades por miedo a no saber hacerlas bien o cuando no se atreve a expresar al profesor sus propias necesidades, incluidas las físicas. Cuando se está sintiendo humillado por alguien y no dice nada. Se va guardando todo dentro y llega un momento que todo eso tiene que salir porque el niño está sufriendo.

Artículo relacionado:
- ¿Por qué es nefasto decirle a tu hijo que no sea tan tímido?

Cómo ayudar a los niños tímidos a vencer su timidez en el cole

Para vencer su timidez, es muy conveniente que en los primeros días de colegio, el profesor mantenga una entrevista con los padres para conocer su temperamento.

El profesor debe actuar poco a poco sin forzar la situación. Debe mostrar una actitud comprensiva y una afecto equilibrado y constante. Debe intentar buscar aspectos en los que el niño/a destaque y darle oportunidades de experimentar éxitos en tareas cotidianas.

Además, debe animar a los padres a actuar en el mismo sentido. Pedirles que vayan introduciendo amigos poco a poco pero siempre en ambientes y situaciones en las que el niño se sienta seguro.

Por otra parte, nunca deben criticar ni burlarse de su comportamiento sino por el contrario, estar muy atentos para reforzar y elogiar cualquier pequeño avance en su relación con los demás.

Los profesores nunca deben ignorar a estos niños porque aparentemente no den problemas ya que pueden estar sufriendo, y hay que asegurarse de que están felices y a gusto.

Consejos para ayudarles en casa a los niños tímidos a vencer su timidez

La familia es el marco fundamental donde se aprenden habilidades y formas de comportarse socialmente. Algunos aspectos importantes para ayudarles a vencer su timidez son los siguientes:

1. Generar una buena relación de apego: es decir, una relación cálida y afectuosa del niño con su madre durante los primeros meses de vida. Existen abundantes estudios que muestran que ésta relación puede desempeñar un papel fundamental en la competencia social futura del niño. Un apego seguro (sentimiento de ser querido por los padres y quererlos a ellos recíprocamente), basado en la disponibilidad y respuesta segura de la madre, conduce a expectativas sociales positivas, a considerar a las otras personas como valiosas y a desarrollar el deseo de relacionarse con otras personas. El niño se siente valorado y desarrolla sentimientos de valía personal y de auto eficacia. Estos sentimientos hacen que el niño desarrolle sentimientos de confianza en sí mismo, autonomía, curiosidad y afecto positivo que, a su vez, le hacen más atractivo para sus iguales.

2. Dar mucha importancia al juego en los primeros años: a través del juego, y en especial el juego simbólico (jugar a las mamás, a las tiendas...) el niño aprende a comportarse socialmente. Con respecto a este punto, el tener hermanos mayores resulta de gran ayuda.

3. Fomentar un clima de confianza. Así, se creará el marco adecuado para la expresividad en las interacciones familiares: manifestación abierta de los afectos.

4. Crear un adecuado clima familiar: donde reine la tranquilidad y se controle la ansiedad, la agresividad...

5. Proporcionar al niño oportunidades de éxito en el desempeño de tareas cotidianas y autonomía y estímulo para las relaciones sociales.

6. No forzar: hay que respetar el ritmo de cada niño.

Es fundamental que nuestro hijo tímido reciba un estilo educativo que combine las siguientes dos dimensiones: calor y control. Estas dimensiones propician el desarrollo de sentimientos de confianza y seguridad frente a sentimientos de culpa o dependencia. Hay que tener siempre presente que nunca se puede forzar a nuestro hijo a vencer su timidez, obligándole a que se relacione con los demás o riñéndole cuando, por su carácter introvertido, puede resultar algo arisco. No debemos obsesionar a nuestro hijo, sino por el contrario ayudarle a que se conozca, y que compruebe que jugar con otros niños, hablar con los mayores y participar en diferentes actividades es divertido y positivo.

Es esencial no dejar solo a nuestro hijo cuando se enfrente con desconocidos o con personas que no tiene demasiada confianza. Hay que acompañar en esos momentos al niño, que vea él que conocemos a esas personas o a esos niños, que hablamos con ellos y que son "buenos" y no "malos". No permitamos a los demás (abuelos, tíos etc..) que le descalifiquen por su timidez, porque lo que necesita es confianza de la gente que le rodea.

Si nuestro hijo es muy tímido hagamos una lista de planes de acción para motivarle positivamente. Por ejemplo, empezar nombrándole nuestro "secretario particular" para cosas concretas. Es muy bueno que ese mismo plan lo lleve a la vez en el colegio. Buscaremos situaciones que le hagan saludar, jugar con otros niños etc.. Si le hemos dicho que diga los "buenos días" a la vecina por las mañanas y no lo ha hecho por timidez, le diremos: no pasa nada, mañana lo intentas de nuevo.

Teresa Artola. Doctora en Psicología.
Asesoramiento: Belén Arsuaga, subdirectora de Educación Infantil.

Te puede interesar:

- El gran potencial de los introvertidos

- Cómo vencer la timidez: consejos para los niños tímidos

- Qué ocurre si tu hijo es introvertido

Contador
Boletín de Logotipo Hacer Familia

Recibe un email cada día con las noticias más importantes.