Actualizado 08/11/2021 13:06 CET

7 puntos claves para ayudar a niños con dislexia en casa

Archivo - Claves para ayudar a niños con dislexia
Claves para ayudar a niños con dislexia - ISTOCK 

A todos los padres nos gustaría que a nuestros hijos les vaya bien en la escuela y que tengan la oportunidad de alcanzar su máximo potencial. Aprender en casa puede jugar un papel importante y favorecer unos buenos resultados cuando un niño tiene dislexia.

Mientras que algunos padres son muy partidarios de trabajar directamente con sus hijos en fonética, ortografía y tareas, otros pueden ser un poco más reacios a asumir el papel de maestros, ya que para ello se necesita un conjunto especial de habilidades y no es para todos. Sin embargo, todavía hay muchas cosas que se pueden hacer para apoyar el aprendizaje en casa.

La dislexia es una dificultad específica de aprendizaje. Las personas con dislexia tienen dificultad para leer con fluidez, en la comprensión lectora, la ortografía y la escritura. Cuando un niño tiene una dificultad de aprendizaje no significa que sea menos inteligente que sus compañeros, simplemente procesa y aprende de una manera diferente.

No obstante, con el enfoque correcto para el aprendizaje, se pueden superar los desafíos asociados con la dislexia. También hay algunos aspectos positivos. Por ejemplo, algunas fortalezas de las personas con dislexia incluyen el razonamiento espacial mejorado, la creatividad y el pensamiento innovador.

En general, los niños disléxicos aprenden más fácilmente cuando la información se transmite de manera multisensorial, en pequeños fragmentos, al ritmo preferido del niño, con oportunidades de repetición y mucho refuerzo positivo.

Cómo ayudar a un niño con dislexia en casa

Aquí encontrarás algunas acciones que los padres pueden poner en práctica:

1. Fomentar las habilidades para pensar

Ayúdale a convertirse en un aprendiz independiente y activo, en lugar de pasivo fomentando su curiosidad. Una buena idea es discutir sobre un problema o tema involucrado en una tarea escolar o lectura, compartiendo puntos de vista. Este puede ser un tiempo divertido y de calidad para pasar juntos.

2. Ayúdale a participar en el contenido de la lectura

Pregúntale ¿quiénes son los personajes principales? ¿Cuáles son las ideas principales? ¿Has leído algo como esto antes? Haz que trabaje de forma independiente. Anímale a que haga sus propias preguntas.

3. Divide las tareas en pequeños fragmentos manejables

Por ejemplo, dividiendo la tarea en tramos en tiempos cortos con descansos.

4. Reconoce su esfuerzo

Enfatiza los aspectos positivos. Ya sea por esforzarse y lograr un objetivo importante, o finalmente dar un pequeño paso incremental.

5. Ayúdale a construir una imagen positiva de sí mismo

Recuérdale sus fortalezas y ayúdale a mantener las cosas en perspectiva cuando esté teniendo un mal día.

6. Haz el aprendizaje divertido

El aprendizaje no tiene por qué ser formal y puede ser muy divertido. Como padres conocemos bien a nuestros hijos y podemos hacerlo apropiado para su edad.

7. Saca provecho a la lectura juntos

La lectura será un momento ideal para pasar tiempo juntos de calidad.

Ejemplos para poner en práctica la lectura en niños con dislexia

1. Comenzar a leer y detenerse en medio de una línea e invitarle a proporcionar la siguiente palabra a la que está señalando.

2. A medida que se lee el libro, analizar cómo las imágenes que ellos ven dan pistas sobre las palabras que siguen en el texto. Ésta es una estrategia que pueden aplicar por sí mismos más adelante cuando intenten comprender,es decir, decodificar el texto.

3. Con los niños mayores, se puede trabajar la motivación si les ayudamos encontrar material de lectura sobre temas que les interesen. ¿Los planetas? ¿Dinosaurios? Un tema que les apasione será inspirador para ellos y les motivará a seguir leyendo.

4. Prueba material de lectura alternativo. Por ejemplo, utiliza un catálogo de una tienda de juguetes, para motivale y abrirle más opciones. El niño puede usar la información del catálogo sobre los productos como un trampolín hacia otro aprendizaje, incluida la redacción de una lista de deseos de juguetes, considerando cuánto dinero necesita para comprar esos juguetes, mirando el tamaño y midiendo la cantidad de espacio que ocuparían en su habitación, etc. ¡La creatividad no tiene límites!

5. Es importante que nuestros hijos nos vean leyendo para impulsar hábitos de lectura regulares en momentos determinados.

6. Otra opción es comenzar a activar los subtítulos de las películas para que la lectura se convierta en una parte importante al ver una película emocionante.

En resumen, existen muchas alternativas que podemos adecuar a nuestro hogar para motivar y ayudar a los niños con dislexia, sumado al máximo el amor que todo padre puede dar.

Gabriela García González. Autora del nuevo libro para niños El poder de ser tu mismo, El Poder de Tu Resiliencia y de La Mejor Coach para tus Hijos ¡eres tú! €s una referente del Coaching para Niños y el Empoderamiento infantil y Femenino. Educadora, Experta en Desarrollo Personal integral, Conferencista internacional y Formadora de Emprendimientos desde el Ser para mujeres.

Te puede interesar:

- 10 juegos para niños con dislexia

- El don de la dislexia: cómo salir del atolladero de las palabras

Qué es la dislexia y cómo ayudar a nuestros hijos

'Las letras y yo', un cuento sobre la dislexia

Contador