Actualizado 29/10/2020 13:09 CET

Recomendaciones literarias para niños por etapas escolares

Dine en qué curso está y te diré qué libros le pueden gustar
Dine en qué curso está y te diré qué libros le pueden gustar - ISTOCK

Vivimos en la era del mundo audiovisual, donde los niños, al igual que los adultos, tienen un fácil acceso a series a la carta, los videojuegos, y las redes sociales. Sin embargo, los libros y los ratos de lectura siguen siendo fuente de felicidad para muchas personas.

Muchos padres optan por inculcar a sus hijos el gusto por la lectura desde pequeños y, a su vez, los colegios apuestan por actividades que promueven esta afición, ya que los libros son las mejores herramientas para desarrollar habilidades esenciales para la vida, como aprender a identificar las emociones propias y ajenas.

Leer antes de dormir, dedicar al menos una hora a disfrutar de la compañía de uno de sus autores favoritos... es un hobbie para muchas personas que han crecido con el hábito de leer. La afición por la lectura es un hábito para toda la vida que desarrolla la mente y permite transportarse a otros lugares u otras épocas sin moverse de casa.

Recomendaciones literarias por etapas escolares

La lectura solo aporta beneficios a nuestros hijos, también hay que tener en cuenta qué tipo de libros serán los adecuados para cada edad. A partir del momento en que los niños y niñas pueden empezar a leer, tenemos que poner a su disposición o facilitar libros adaptados tanto a su capacidad lectora como a sus intereses.

Educación Infantil

Esta etapa se considera de prelectura, ya que los niños aprenden a leer a partir de los 6 años cuando empieza la Educación Primaria. Por este motivo, la psicóloga Ana Herrero, del colegio Braims International School, recomienda "para los primeros lectores libros con muchas ilustraciones y dibujos que les guíen en la comprensión de la historia, poco texto y letra grande, y les encantará si los protagonistas son niños como ellos".

Entre los 3 y los 6 años, los padres pueden hacer mucho por promover la afición lectora entre sus hijos acercándoles a los libros. Con la ayuda de los cuentos, que les encantan, podrán ilusionarles con el mundo mágico de estas historias, que leídas por papá y mamá, convertirán esta maravillosa aficción en una rutina diaria que os pedirán cada noche. 

Educación  Primaria

Durante la etapa de Primaria, y conforme van mejorando su competencia lectora, los niños y niñas se "engancharán" a la lectura si encontramos la clave de aquello que les motiva, les interesa y les produce curiosidad.

Podrán ser comics con historias fantásticas, relatos de aventuras reales o de ciencia ficción, dinosaurios o naturaleza, o quizás solo les interese leer temas de fútbol o su deporte favorito. Cualquier tema que conecte con sus intereses puede abrirles la puerta a este maravilloso hábito de la lectura.

Educación Secundaria

A partir de la pubertad y adolescencia, les suelen interesar las novelas con personajes de su edad que viven experiencias que les guían en esta nueva etapa de grandes cambios y descubrimientos, así como literatura fantástica y libros informativos sobre los problemas que les preocupan.

Tipos de libros que les pueden gustar a los niños de 10 a 14 años:

1. Libros sobre aventuras y niños que enfrentan desafíos
2. Biografías de personas famosas
3. Libros de misterio
4. Libros que contienen juegos de palabras
5.  Libros de ciencia ficción

Beneficios de ser un lector desde pequeño

Son muchos los niños que se sumergen en grandes aventuras a través de historias mágicas, tramas cautivadoras o personajes fascinantes, que acaban convirtiéndose en uno más de la familia. Pero leer no solo es diversión y magia, también aporta una serie de beneficios que se extienden mucho más allá.

"La lectura aumenta y estimula el desarrollo de capacidades de nuestra inteligencia ejecutiva, básica para tener éxito en el aprendizaje y en la vida. Implica poner en acción habilidades para marcarnos objetivos realistas, y planificar, supervisar y autorregularnos para conseguirlos. Los buenos lectores tienen mayor capacidad de concentración, de memoria, de comprensión. Cuando los niños comparten lo que están leyendo con otras personas están estimulando su capacidad de ordenar ideas, la capacidad de síntesis o de abstracción, el razonamiento y comprensión de causalidades, entre otros muchos procesos", señala Ana Herrero, psicóloga y coordinadora del departamento de Orientación del grupo Brains International Schools.

Una forma de captar el interés de tu hijo por la lectura es elegir libros que tengan una conexión personal. Muéstrale los libros que más te gustaron leer cuando eras pequeño, las colecciones que te cautivaron, los personajes que te fascinaron y anímale a conocerlos para poder hablar luego sobre ellos. Y recuerda que a tu hijo/a también le puede gustar leer las versiones actualizadas de esas sagas de aventuras y que probablemente también a ti te gustará leer para poder compartir tema de conversación.

"Los libros son clave para el desarrollo de cada persona, porque nos ayudan a entender mejor el mundo y tener una mente abierta, además de aumentar nuestras competencias de comunicación y mejorar nuestra inteligencia emocional. Leer te hace más humano porque te permite entender diferentes ideas y sentimientos, vivir a través de los personajes distintas formas de afrontar la realidad, resolver problemas y superar adversidades", concluye Ana Herrero.

Marina Berrio
Asesoramiento: Ana Herrero, psicóloga y coordinadora del departamento de Orientación del grupo Brains International Schools.