Un libro para cada edad de los niños

Un libro para cada edad de los niños
Foto: THINKSTOCK Ampliar foto

El escritor galés Road Dahl señala que "un libro infantil y juvenil, tiene que tener tres componentes: misterio, humor y una forma de decir las cosas apropiadas a su edad". La clave está también en escribir con gancho para atrapar al lector y no permitirle que nos abandone. Los niños entre 7 a 12 años, se encuentran en el mejor momento para el desarrollo de hábitos lectores. Están en condiciones de gozar leyendo. Veamos qué les interesa a los niños lectores según su edad.

Caracteristicas de los libros según la edad de los niños

Libros para niños entre 7 y 8 años
Les siguen emocionando mucho los libros en los que su imaginación viaja fuera de casa, para luego volver. Hay que sufrir un poco para que el final, consuele como un gran abrazo. El niño quiere identificarse con el protagonista y correr sus mismas aventuras para ir midiendo su propio valor y su propio miedo. Y caben las hadas. Los dragones con poderes y los sapos que se convierten en príncipes. También les gustan aquellos libros didácticos que respondan a sus porqués (inventos, ciencia etc.)

Libros para niños entre 9 y 10 años
Ahora, son capaces de separar la realidad de la fantasía, y empiezan a gustarles las realidades en las que pueden verse reflejados, pero con toques de misterio. No les perturba reconocerse en el protagonista que tiene aparato en los dientes, lleva gafas, es más gordito que sus compañeros... Si a ese niño real le ocurren algunas cosas mágicas o extraordinarias, ellos soñarán con que la vida puede ofrecerles atractivas sorpresas. Están en un momento en el que seleccionan los libros de poesía, y todavía le interesan los cuentos populares y clásicos y aquellos que amplíen sus conocimientos.

Libros para niños entre 11 y 12 años
Les siguen interesando los libros de aventuras, con piratas, bucaneros, exploradores, submarinos, descubridores y los libros de miedo, de pesadillas, de puertas que chirrían en una noche de tormenta, vampiros (a ser posible, con una nota de humor, tipo "El jovencito Frankestein"). Y poco a poco, descubrirán un mundo nuevo en las leyendas clásicas, en las biografías de héroes, en los libros de aventura de pandilla, los libros de ciencia-fricción y los libros de teatro.

Consejos para emocionar a los niños con la lectura

1.   Algunas editoriales están relanzado publicaciones relacionadas con El Quijote. En una buena oportunidad para que tu hijo conozca la obra de Cervantes.

2   Es importante que tus hijos os vean leer. Hablar de los libros que se leen en casa, debe ser también frecuente en todas vuestras conversaciones.

3.   Si tu hijo es algo miedoso o tiene pesadillas, debería tener prohibido leer libros de miedo, y por supuesto, nunca al acostarse.

4.   Si ves que tu hijo se angustia con la lectura, además de que te explique las razones de su fobia, debes también buscar con él libros que le pueden resultar atractivos por diversos motivos: por la historieta, porque tiene menos páginas, porque tiene ilustraciones, por el tipo de letra etc.

5.   Los cómics, los libros ilustrados y otros similares, son un punto de partida para hacer niños lectores. Todo es bueno, con tal de que lea. Otra cosa es que se pase la vida metido en las viñetas, sin querer pasar a otro tipo de libros con un nivel más intelectual.

6.   Si tu hijo es algo miedoso o tiene pesadillas, debería tener prohibido leer libros de miedo, y por su puesto, nunca al acostarse.

7.   Si tu hijo es de los que está obsesionado por la lectura, a pesar de que leer mucho nunca es malo, observa si esta actividad le impide realizar otras también necesarias como hacer deporte o lo que es más importante, relacionarse con amigos. Muchos niños que se recluyen en su cuarto para leer o que no juegan en el patio con otros amigos, es porque tienen problemas de timidez o de relación. Piensa y reflexiona si la lectura es un refugio de otros problemas.

8.   Acuérdate de estar atento a los libros que leen tus hijos. No hay que leer todo lo que cae en sus manos, y menos en esta etapa de formación de su persona.

Sin caer en la tentación de "por cada libro un premio", porque la lectura por sí sola debe compensar y debe ser ella misma el premio, si podemos pensar en estímulos positivos que le animen a tu hijo a leer: por ejemplo, representar una obra en casa del libro leído y poner personajes a los hermanos o invitando a sus amigos; jugar a adivinanzas una vez concluido el libro ("voy a averiguar lo que más te ha gustado de este libro, y lo que menos; lo que más te ha gustado ha sido..." etc..).

Sí sería positivo, de vez en cuando, compensar con algún premio tipo ir a ver una obra de teatro o un museo, (para seguir en la línea cultural) si se ha leído al trimestre tantos libros, (fijar el número dependiendo de su edad y de sus características personales).

Jaime Márquez
Asesora: Angelina Lamelas, escritora y profesora.

Te puede interesar:

- Niños lectores: ¿existen fórmulas mágicas?

10 libros para que los niños se enamoren de la lectura

- 10 libros para padres que debes conocer

- Dejar que los hijos elijan qué quieren leer mejora sus habilidades de lectura

- 12 consejos para adquirir gusto y hábito por la lectura

Boletín de Logotipo Hacer Familia

Recibe un email cada día con las noticias más importantes.