Semana 37. Embarazo semana a semana

Entramos en el último mes de embarazo. A partir de esta semana, en caso de dar a luz, no se consideraría parto prematuro sino embarazo llegado a término. Tu bebé ya está lo suficiente formado como para sobrevivir sin necesidad de incubadora. Aun así, estas últimas semanas del embarazo semana a semana son fundamentales para consolidar el desarrollo óptimo del feto.

Semana 37. Embarazo semana a semana
Foto: THINKSTOCK Ampliar foto

Cambios en la embarazada: la semana 37 de gestación

Notarás que sigues estando y cada vez estarás más cansada. El último trimestre del embarazo es en el que más difícil se hace conciliar el sueño por el aumento del vientre y otros molestias como la hinchazón de las extremidades, el dolor en las costillas (por el tamaño y la postura del feto) y la necesidad de ir al baño frecuentemente.

Además, en esta semana 37 de gestación puede ser que las contracciones de Braxton Hicks aumenten en número y en molestia, sin llegar a confundirse nunca con las contracciones previas al parto (más frecuentes y dolorosas).

Como principal novedad, además de un incremento del flujo vaginal, la dilatación progresiva del cuello del útero puede provocar la expulsión del tapón mucoso, una secreción gelatinanosa transparente que suele ir acompañada de un ligero manchado o pequeñas hebras de sangre que se conoce como "sangrado cervical". Esto es signo de que el parto se aproxima, pero no te preocupes, puede tardar todavía varios días e incluso semanas.

Desarrollo del bebé en la semana 37 de embarazo

Desarrollo del bebé en la semana 37 de embarazo
Foto: THINKSTOCK Ampliar foto

Tu bebé ya está cerca de los 3 kilos y puede alcanzar hasta medio metro de altura. Como decíamos, ya tiene las condiciones óptimas para nacer y no necesitar una incubadora. Estas próximas semanas aumentará un poco más de peso y talla.

Lo más probable es que en las anteriores semanas el feto ya haya adoptado la postura cefálica, boca abajo, listo para el momento del parto. Aun así, un 3% no están colocados de esta manera, lo que provoca que, si el bebé no se da la vuelta espontáneamente, el ginecólogo pueda programar una cesárea para las siguientes semanas. En caso de que la embarazada únicamente quiera dar a luz por vía vaginal el doctor podría practicar maniobras de versión externa para provocar el giro del feto, si bien estas conllevan una serie de peligros y contraindicaciones.

También en esta semana 37 de embarazo:

1. El lanugo desaparece casi por completo.

2. Crecen notablemente las uñas y se hacen más fuertes y duras.

3. Crece también el pelo. Hay bebés que nacen con bastante cabello (incluso diferente al color de pelo de sus padres) y otros que nacen sin pelo o con un poco de vello muy fino.

4. El feto aumenta 15 gramos de grasa al día que le permiten regular su temperatura corporal de manera más aútonoma.

La salud de la embarazada en la semana 37 de gestación

La salud de la embarazada en la semana 37 de gestación
Foto: THINKSTOCK Ampliar foto

Como ya adelantábamos, según varios estudios, en el último trimestre del embarazo es cuando notarás que es más difícil dormir por la noche. Esto te obligará (y es muy necesario) a descansar varias veces a lo largo del día.

No bajes la guardia con la alimentación. Sigue con 4 o 5 comidas ligeras al día y no tengas miedo a picar entre horas cosas sanas que te aporten esa energía que tanto necesitas en estas últimas semanas del embarazo semana a semana.

Emocionalmente estás nerviosa y ansiosa, es normal. Aprovecha estos días de descanso para preparar todo lo que vayas a necesitar llevar al hospital e incluso para tener a punto cosas esenciales una vez tu bebé nazca: ropa, pañales, aseo, una cuna.. Previniendo todo esto verás como puedes reducir el estrés y el temor al parto y el porvenir.

Control del embarazo en la semana 37 de gestación

Esta semana 37 de embarazo es tu última oportunidad para realizar la analítica propia del tercer trimestre y repetir, si procede, la serología de toxoplasma y comprobar la coagulación de la mujer de cara a la futura administración de la epidural. A partir de esta semana también es probable que tu ginecólogo realice una monitorización fetal semanas para asegurarse de la correcta oxigenación y vitalidad del feto (poniendo especial atención en la placenta), así como para comprobar si tienes contracciones uterinas, en cuyo caso te ralizará un tacto vaginal.

Para finalizar, en el último mes de embarazo hay más posibilidad de desarrollar una enfermedad grave llamada preeclampsia. Esta es otra razón para visitar con más frecuencia a tu médico, que comprobará que no sufres los síntomas, es decir,

1. que tu presión sanguínea que no es demasiado elevada

2. que no hay exceso de proteina en tu orina

3. y que tus manos y cara no están excesivamente hinchadas

En cualquier caso, si tu ginecólogo considera que existe riesgo para tu bebé, puede que recomiende inducir el parto.

Te puede interesar:

- Consejos para un buen parto

- Embarazo mes a mes

- Canastilla, qué debe llevar la futura mamá al hospital

- Controlar la dieta en el embarazo es beneficioso y puede reducir las complicaciones asociadas

Pincha en cada pétalo o círculo para ver el contenido de tu semana o trimestre de embarazo respectivamente.

42 semanas
Semana 1-4 Semana 5 Semana 6 Semana 7 Semana 8 Semana 9 Semana 10 Semana 11 Semana 12 Semana 13 Semana 14 Semana 15 Semana 16 Semana 17 Semana 18 Semana 19 Semana 20 Semana 21 Semana 22 Semana 23 Semana 24 Semana 25 Semana 26 Semana 27 Semana 28 Semana 29 Semana 30 Semana 31 Semana 32 Semana 33 Semana 34 Semana 35 Semana 36 Semana 37 Semana 38 Semana 39 Semana 40 Trimestre 1 Trimestre 2 Trimestre 3
Boletín de Logotipo Hacer Familia

Recibe un email cada día con las noticias más importantes.