Actualizado 31/07/2021 17:39 CET

Los abuelos siguen siendo un pilar fundamental en la familia durante la pandemia

Los abuelos siguen ayudando a que los hogares funcionen
Los abuelos siguen ayudando a que los hogares funcionen - ISTOCK

La familia es un núcleo que también nos brinda un apoyo constante. Además de alegría, también pueden ayudarnos a superar un problema cuando este se presenta y un ejemplo de ello es cómo los abuelos se presentan como una solución a la conciliación en muchos hogares. Y es que, incluso durante la pandemia, estas figuras siguen siendo un pilar fundamental que asegura un cuidado a los hijos mientras sus padres cumplen con obligaciones.

De hecho, la encuesta realizada por la Fundación Edad&Vida revela el papel imprescindible que siguen teniendo los abuelos a la hora de ayudar a sus hijos en el cuidado de los niños. Actividad que en ocasiones puede llega a sobrepasarles en función de su edad y estado de salud. Porque, como ya se ha dicho, estas figuras siguen siendo un pilar básico en toda familia al servir de apoyo constante a muchos hogares.

Más de 10 horas a la semana

Los datos de esta encuesta desvela que el 27% de los abuelos se encarga del cuidado de sus nietos más de 10 horas a la semana y, además, el 16% manifiesta una dedicación semanal de entre 5 y 10 horas. De esta forma se confirma esta figura como una pieza clave en la conciliación familiar todo el año y, en especial, durante las vacaciones de los más pequeños de la casa, cuando sus padres todavía tienen obligaciones laborales.

Los expertos señalan que la cercanía entre abuelos y nietos tiene beneficios para los mayores, siempre que no este tiempo no se traduzca en una sobrecarga para los mismos. Según la Sociedad Española de Geriatría y Gereantología, este tiempo de cuidado permite que los ancianos se sientan más útiles y sirve para combatir la soledad que en muchas ocasiones sienten en estas edades. Por otro lado, hay que destacar que ara los niños también se abre un mundo al conocer otros puntos de vista, descubriendo tradiciones y juegos que no conocen al ser de una generación distinta.

María José Abraham, directora de la Fundación Edad&Vida, indica también hay que tener en cuenta las necesidades de los abuelos y sus condiciones físicas y los posibles problemas de salud para evitar situaciones en las que se sientan sobrepasados. Porque, a fin de cuentas, cuidar de los nietos siempre debe ser una actividad llevadera, no "una obligación que los estrese o que haga que descuiden la atención a ellos mismos".

Abraham añade que "no se debe olvidar que los abuelos suelen ser, además, un colectivo perceptor, o potencial perceptor de cuidados, lo que puede derivar en complicaciones en su bienestar, si no se toman las medidas adecuadas o sus responsabilidades de cuidado de menores son demasiado intensivas". Y es que para dejar a los nietos con los abuelos es importante valorar primero la capacidad de los mayores, así como su estado anímico y físico.

Beneficios del cuidado de los nietos

Si bien siempre se ha de tener en cuenta las capacidades de los abuelos para cuidar de sus nietos, esta actividad, de llevarse a cabo, reporta grandes beneficios para los más mayores. Prueba de ello son datos como los que ofrece la Universidad de Oxford. Un estudio en el que participaron más de 1.500 niños analizó cómo había influido en ellos la influencia de los mayores en ellos y viceversa.

Los datos revelaron que la presencia de los abuelos en el cuidado de sus nietos reducía la cantidad de problemas en las familias, pero especialmente ayudaba a superar dificultades a adolescentes en situaciones de riesgo. Por otro lado, los niños que se beneficiaban de estas actividades mostraban un mejor comportamiento gracias a las distintas rutinas en las que los mayores se involucraban.

Por su parte, los abuelos experimentan un mejor estado de ánimo al salir de sus rutinas habituales y disfrutar de nuevas experiencias. Al mismo tiempo, se mejora el vínculo con sus propios hijos al producirse un acercamiento a sus propios hijos y rememorar momentos del pasado, afianzándose un vínculo que en ocasiones se nos olvida.

Damián Montero

Te puede interesar:

- Ocho de cada diez abuelos ayudan económicamente a sus hijos o nietos

- Los abuelos y su relación con la familia

- Abuelos y nietos: claves para educar

- Más que abuelos

- Cómo ser un abuelo diez

Para leer más