Actualizado 30/05/2020 8:56:29 +00:00 CET

El confinamiento dispara el gasto tecnológico en las familias españolas

Las nuevas tecnologías han estado muy presentes en el confinamiento.
Las nuevas tecnologías han estado muy presentes en el confinamiento. - ISTOCK

Poco a poco las familias regresan a la normalidad. Por detrás quedan semanas de confinamiento en casa, jornadas en las que buscar distracción se ha convertido en una misión casi imposible. El traslado de la actividad, tanto académica como laboral, a casa también ha hecho que los hogares tengan que adaptarse a estas nuevas circunstancias. Dos puntos resueltos gracias a las nuevas tecnologías.

De hecho, tal y como refleja el estudio realizado por Empantallados el gasto tecnológico de las familias en España ha aumentado durante el confinamiento. Una conclusión fruto del estudio en el que han querido comprobar hasta qué punto el confinamiento que ha traído el coronavirus se ha traducido en la relación entre pantallas y personas. Trabajo en el que además se ha analizado si estos dispositivos han reforzado o destruido los vínculos entre los miembros del hogar.

Tecnología y diversión

El estudio titulado El impacto de las pantallas en la vida familiar, a mediados del mes de marzo las clases se suspendieron. Situación que hizo que muchos colegios trasladaran sus actividades lectivas al mundo virtual. ¿Cómo cambió esto la vida de los hogares? Los datos de este trabajo revelan que más de la mitad de los encuestados, el 52%, tuvo que adquirir un nuevo dispositivo.

Ordenadores, tablets o smartphones fueron nuevos elementos en la cesta de la compra de las familias en España. Adquisiciones que en el 49% de las ocasiones se relacionaron con las clases virtuales de los hijos. El segundo motivo más repetido fue el trabajo (29%), seguido del ocio (20%).

Otro dato relacionado con las nuevas tecnologías en el confinamiento es el hecho de que estas pantallas han ayudado al ocio durante la estancia obligatoria en casa. Durante estas jornadas, de lunes a viernes, los hijos han dedicado casi cuatro horas diarias al uso de estos dispositivos, un 76% más que antes del estado de alarma. Este crecimiento es ligeramente superior al experimentado por los hijos mayores: 68% más que antes del encierro, hasta llegar casi a las cinco horas diarias.

Durante el fin de semana también se ha experimentado un aumento del 36% en el caso de los hijos pequeños, hasta las 4,5 horas al día, y en un 33% en el de los mayores, alcanzado las 5,3 horas. Por otro lado, también cabe destacar el cambio de actitud de los padres frente a las tecnologías, de hecho, el 63% de los encuestados señala tener una mejor opinión de las pantallas tras su relación durante el confinamiento.

Pantallas en la familia

También sorprende el dato de que las familias en España creen que las pantallas han ayudado a estrechar lazos durante el confinamiento. Las madres, en un 86%, y los padres, en un 82%, afirman que gracias a estos dispositivos han podido alcanzar el equilibrio entre la vida familiar y la laboral. En el caso de los hijos de menor edad, el 100% de los entrevistados coinciden en que gracias a estas pantallas la conciliación les ha sido más fácil.

En cuanto al ocio que ofrecen las nuevas tecnologías, estas no se han convertido en simples sustitutos de las actividades tradicionales, sino que han cobrado "vida propia". De esta forma han introducido nuevos retos y descubierto otras posibilidades hasta ser unas grandes aliadas de las familias durante el confinamiento.

El 85% de los encuestados afirma que las pantallas han creado nuevas oportunidades para desarrollar actividades junto a sus hijos. De esta forma se pone sobre la mesa que se han abierto espacios comunes con los más pequeños que antes no existían, dando lugar a nuevas formas de relacionarse y a fortalecer el vínculo.

Por ello, no es de extrañar que tres de cada cuatro padres afirmen que durante el confinamiento las pantallas han servido como base de aprendizaje constante, más allá de ser un elemento de distracción. El 75% de los participantes considera que las tecnologías han abierto una ventana al exterior con la que poder mantener una relación, incluso en la distancia, con familiares y amigos.

Además, el confinamiento ha servido para reflexionar acerca del uso de las nuevas tecnologías. Así, uno de cada dos padres y madres con hijos adolescentes afirma que frecuentemente habla con ellos sobre esta cuestión. Y, en un 30% de los casos, sus hijos adolescentes les piden consejo a menudo sobre cómo actuar en redes sociales y otras aplicaciones online.

Damián Montero

Te puede interesar:

- Aprendizaje online, ¿qué nos aportará este cambio de estilo?

- Hélène Colinet: "Hay que pensar en cómo llevar de manera online lo que estamos haciendo en clase"

- Trucos para no perder el liderazgo en las reuniones de teletrabajo

- Teletrabajo y conciliación familiar: la oportunidad del coronavirus