Falta de ternura en la infancia, poca empatía en la edad adulta

El vínculo entre padres e hijos determina el futuro de estos.
ISTOCK

El futuro no se conoce, pero puede intuirse a partir del presente. El adulto en el que se convierte una persona comienza a construirse desde la etapa infantil a partir de los valores y costumbres que se van viendo en el día a día. Un padre nunca puede eludir su función ejemplificadora en los hijos para que estos el día de mañana puedan convertirse en excelentes individuos.

Así lo explican desde el Colegio Oficial de Psicólogos de Cataluña, quienes recuerdan la importancia de la educación emocional en la infancia. Por ello, los expertos de este centro apuestan por fomentar el vínculo entre padres e hijos dedicándoles ternura y afecta para que estos se beneficien de estas actitudes en el futuro.

Distanciamiento emocional

Los expertos explican la mala influencia que tiene la separación afectiva en niños y su influencia en su desarrollo. La afectividad se define como un lazo que se afianza con el tiempo y finalmente se integra en la estructura psíquica de la persona. Este vínculo se pierde a medida que los padres no pasan tiempo con sus hijos y dejan estos al cuidado de otras personas.

La falta de esta ternura por parte de los padres se traduce habitualmente en una ansiedad como respuesta ante un peligro: la ausencia de una figura protectora. Por el contrario, la constante presencia de los progenitores hace que el niño retenga en su memoria los lazos emocionales de los padres y sienta su apoyo, encontrando una guía en la que apoyarse cuando se sientan mal.

En este punto cabe destacar la importancia que tiene para los hijos el encontrar este apoyo y ternura. Este es el primer caso para afianzar la empatía como valor importante en su vida ya que de este modo aprenderán que al igual que ellos reciben esta ayuda, también pueden prestarla a otras personas.

Cómo conectar con los hijos

Ante la importancia que tiene para el futuro de los hijos afianzar el vínculo entre padres e hijos, estos son algunos consejos para conectar con los más pequeños:

- La comunicación efectiva es una de las claves para mejorar la conexión con los hijos. No debemos olvidar que una de las partes más importantes de la comunicación es la escucha. A menudo, los adultos nos limitamos a hablar y apenas les escuchamos. Es muy importante que la comunicación siga esta doble vía y que los niños se sientan escuchados. De este modo les demostramos que su opinión nos importa y nos alejamos del rol de figura autoritaria que se limita a imponer normas. No se trata de dejarles hablar, sino de escucharles y poner atención a lo que nos dicen.

- Interésate por sus cosas. Si quieres conectar con ellos, es muy importante que prestes atención a sus intereses, que entiendas lo importantes que son para ellos. Respetar esos intereses y compartirlos con ellos de alguna manera nos será de gran ayuda para mejorar nuestra conexión con ellos.

- Comparte tus intereses con ellos. A menudo, alejamos a los niños de nuestras pasiones y aficiones. No se trata de forzarles peros sí de crear espacios comunes para la conexión. Trata de compartir tus intereses con ellos, crearás momentos de vínculo muy especiales.

- Respeta su espacio y comprende que no siempre quieran estar contigo. No utilices la culpa para obligarles a estar o hacer cosas contigo.

Damián Montero

Te puede interesar:

- Las 10 peores frases que los padres podemos decir a los hijos

- La comunicación en la familia

- Cómo organizar planes familiares

Boletín de Logotipo Hacer Familia

Recibe un email cada día con las noticias más importantes.