Juegos tradicionales con los que disfrutar en familia

Juegos en familia para disfrutar en familia.
ISTOCK

La Navidad también consigo vacaciones que dan descanso a los más pequeños. Una época excelente para pasar junto a los hijos en casa. Son muchas las opciones para rellenar este tiempo libre y disfrutar del tiempo libre, como por ejemplo el juego en familia. Una buena elección, tal y como recuerda la Asociación Española de Pediatría y Atención Primaria (AEPap).

Desempolva el parchís, ajedrez, cartas o la comba. Son muchas las opciones que pueden dar lugar a un tiempo de calidad en familia y que nacen de un juego tradicional. Una actividad importante para el desarrollo de los más pequeños y que además contribuirá al estrechamiento del vínculo entre padres e hijos. ¿Hacen falta más motivos? Atiende bien.

¿Por qué juegos tradicionales?

En un mundo repleto de nuevas tecnologías, ¿por qué elegir una de estas elecciones? AEPap explica que un juego de mesa nos ofrece un reto, afán de superación, feedback inmediato, recompensas y, sobre todo, emoción. Una actividad que activa el cerebro y que también permite aprender experiencias nuevas. También se contribuye a la mjora de la atención al tener que poner todos los sentidos sobre la mesa.

Además, los juegos tradicionales permiten interaccionar con los demás, fomentando los vínculos intrafamiliares. Y éstos son muy útiles para el desarrollo integral de los niños y niñas. Además, se puede aprender de y con los demás. Los niños se divierten jugando con sus iguales. Y por supuesto, también si se juega en familia. Los juegos de mesa nos ofrecen un momento mágico para compartir ratos de ilusión, aprendizaje y diversión con nuestros hijos e hijas.

En definitiva, cuando un niño juega con una de estas opciones, suelen ocurrir las siguientes cosas:

- Al jugar con un juego de mesa se estimulan las áreas cerebrales de la atención y la motivación.

- Se aprende cuando se prueba y se yerra en un ambiente lúdico, sin miedo a equivocarse. Lo podemos hacer solos, en familia o con amigos.

- Se entrena el conocimiento y respeto a las normas de cada juego.

- Se cultiva la paciencia. ¡Hay que esperar nuestro turno!

- Se desarrolla la capacidad de análisis y deducción. Se tienen que establecer estrategias para lograr el objetivo del juego.

- Se experimenta la importancia que tiene el azar en cada partida.

- Se refuerzan las relaciones entre las personas.

- Se crece en la capacidad de resolver conflictos y se aprende a empatizar mejor con los demás.

Qué juegos disfrutar

Una vez comprendidos los beneficios que tienen los juegos tradicionales para los más pequeños, no es de extrañar que muchos padres deseen llevar a cabo estas actividades con los más pequeños. ¿Qué opciones existen? AEPap señalan las siguientes:

- Pueden ser juegos de tablero, de cartas, dados y/o fichas.

- Hay juegos de rol, de guerra o temáticos.

- Si potencian alguna aptitud académica, pueden ser juegos de lógica, de organización espacial, lingüística, matemática, atención, observación y memoria.

- Tenemos los juegos clásicos, como el parchís o la oca, y otros más actuales, como los juegos cooperativos o los de inteligencia emocional.

Damián Montero

Te puede interesar:

Cómo aprenden los niños a través del juego

La importancia del juego en el desarrollo del niño

- Juego y aprendo: juegos para desarrollar habilidades

Por qué es importante que jueguen los niños

Boletín de Logotipo Hacer Familia

Recibe un email cada día con las noticias más importantes.