Actualizado 30/04/2020 9:33:14 +00:00 CET

El teletrabajo pasa de ser una alternativa a convertirse en necesidad

Cómo volver al trabajo con guarderías y colegios cerrados
Cómo volver al trabajo con guarderías y colegios cerrados - ISTOCK

Con las guarderías y los colegios cerrados hasta septiembre, volver a trabajar en la desescalada de la crisis del coronavirus se convierte en un problema añadido. Esta situación pone en dificultades a muchas familias con niños que reanudan su trabajo fuera del hogar y que no pueden contar con los abuelos ni con el recurso de los campamentos de verano.

Sin guarderías ni colegios, el teletrabajo es el plan B

Los datos de una encuesta realizada por la empresa Yoopies, durante el confinamiento, en el 62 por ciento de los hogares analizados al menos uno de los padres ha podido quedarse en casa teletrabajando y así cuidar a sus hijos. En el resto de familias, concretamente en un 17 por ciento de los casos, uno de los padres ha continuado trabajando fuera de casa o uno de ellos no trabaja de manera habitual. Solo en el 3 por ciento de los casos ninguno de los progenitores trabaja.

Para hacer frente a la crisis del coronavirus se han aprobado una serie de medidas entre las que destaca la decisión de ampliar dos meses más, una vez se levante el estado de alarma, la prioridad del teletrabajo para aquellas actividades que puedan realizarse a distancia, así como alargar 60 días el derecho de los trabajadores que tienen a su cargo a menores o personas dependientes de adaptar o reducir su jornada laboral, según anunció el 21 de abril la vicepresidenta económica Nadia Calviño.

La decisión de ampliar al menos hasta el 9 de julio el teletrabajo "de forma preferente o prioritaria siempre que sea posible" abre una luz al final del tunel para las familias con niños pequeños que tienen cerrados colegios y guarderias.

El teletrabajo se ha revelado como un sistema eficaz para continuar con la actividad económica en una situación excepcional y ha permitido que más del 40 por ciento de las empresas sobrevivan tras haber implementado esta modalidad laboral que apenas utilizaban el 5 por ciento de los trabajadores. El objetivo es que las familias puedan organizar su tiempo de trabajo de la manera más satisfactoria para poder atender sus obligaciones de guarda y cuidado.

El teletrabajo es el modelo de la economía post pandemia

Este año 2020, la celebración del Día Internacional de los Trabajadores está marcada por una situación extraña e inimaginable: los trabajadores confinados en casa y la crisis de una situación económica extrema. La socióloga Alicia Aradilla asegura que "los trabajadores se hacen nuevas preguntas, porque la situación de la COVID-19 requiere otras respuestas. Estamos trabajando desde casa desde una de las pocas certezas que intuimos: el teletrabajo ha pasado de ser una alternativa a ser una necesidad. Ha pasado de ser importante a convertirse en un modelo importante y además, urgente".

Ventajas del teletrabajo en tiempos del coronavirus

1. El teletrabajo es el modelo más compatible con la gestión del resto de áreas de la vida en la desescalada. Ningún otro modelo permite trabajar con los niños en casa y los abuelos descartados como cuidadores.

2. El teletrabajo permite salvaguardar la salud del trabajador, minimizando los riesgos que comportan algunos aspectos como el transporte público o reduciendo al mínimo la interacción social.

3. Permite a las empresas mantener estructuras más ligeras de costes.

4. La calidad de trabajo desde casa después de más de 40 días de confinamiento ha subido en capacidad productiva, pues ya hemos sobrevivido al periodo de adaptación.

Teletrabajar en excelencia

La socióloga Alicia Aradilla asegura que "teletrabajar es el futuro, que habita el presente, de la economía post pandemia" y nos da algunas recomendaciones para teletrabajar en excelencia:

1. Autoconocimiento. Aprovecha para conocerte, identificar fortalezas y puntos de mejora. Saber quién eres te desvelará de qué eres capaz.

2. Montaña rusa emocional. Estos días las emociones intensas se suceden, a veces, sentimos el vértigo de una montaña rusa. Acepta cualquier estado emocional que identifiques, por desagradable que se sienta. Aceptar es el primer paso para transformar.

3. Lenguaje. Relacionarse a través de la pantalla, desvela la importancia de la comunicación. Expresa lo que deseas, cuidando también a tu interlocutor. La comunicación asertiva es clave.

4. Patrones mentales. Tu mente será tu aliada si sabes relacionarte con ella en armonía y equilibrio. Respira conscientemente para relajar el cuerpo y calmar la mente. La respiración es la base de una buena decisión

5. Rutinas. Crea y pon en práctica tus propias rutinas en base a la información que has obtenido de tu autoconocimiento y tu situación particular. Las rutinas favorecen la satisfacción y la entereza.

6. Valorate. Recuerda que has sabido llegar hasta donde estás, has superado retos y dificultades, hoy tienes más recursos, de todo tipo, que el primer día de confinamiento. Puedes porque ya lo has hecho.

Marisol Nuevo Espín
Asesoramiento: Alicia Aradilla, socióloga

Te puede interesar:

- Trucos para no perder el liderazgo en las reuniones de teletrabajo

- Teletrabajo y conciliación familiar: la oportunidad del coronavirus

- Teletrabajo, la mejor solución para la conciliación

- Teletrabajo: 10 recomendaciones para ser un trabajador efectivo