Actualizado 11/10/2020 17:25 CET

Identidad digital, enseñar a cuidar del rastro en la red

La creación de una identidad digital es muy importante a la hora de crear una reputación online que ayuda en objetivos como la obtención de un trabajo.
La creación de una identidad digital es muy importante a la hora de crear una reputación online que ayuda en objetivos como la obtención de un trabajo. - ISTOCK

Internet es un mundo en el que todos interactuamos. Al igual que sucede en nuestro día a día, de nuestra actividad se genera una identidad y un rastro que les dice a los demás cómo somos. Poco a poco y con el uso de las redes sociales, participación en foros o en otros espacios online se va conformando esta imagen en la red, sirviendo de una suerte de currículum en línea.

Tal y como indican Teresa González y Ángela López las tecnologías y su uso generalizado han transformado las relaciones en el mundo actual, en especial en el caso de los jóvenes. Redes sociales, videojuegos y teléfono móvil se han convertido en una el día a día de los más pequeños de los jóvenes. Y de las actividades en todas estas plataformas surge esta llamada identidad digital que ha de cuidarse.

Identidad digital y marca personal

Cono se ha dicho antes la identidad digital es una marca persona que deja una huella fruto de toda actividad y de todo trabajo realizado en internet. Los jóvenes deben ser conscientes del esfuerzo que se requiere en este sentido para dar una buena imagen de cara al resto de personas, en especial pensando en el futuro laboral y en las interacciones que se pueden generar con otras personas.

En definitiva, definir la identidad digital es importante para conseguir una buena reputación virtual en diferentes aspectos: vida profesional, familiar y personal. Para ir construyéndola habrá que cuidar el contenido que se sube a las redes sociales a los intereses compartidos en las redes sociales. También hay que poner atención a otras actividades como la participación en foros u otros espacios en internet.

También hay que tener en cuenta, como recuerdan en Madrid Salud, que todo que lo que se sube a internet permanece. Aunque se hable del Derecho al Olvido, basta una breve búsqueda online para comprobar todos aquellos datos que permanecen en el mundo online y que siguen forman parte de nuestra identidad digital, y de la reputación personal digital.

Cuidar de la identidad digital

Un buen primer paso para cuidar la identidad digital es a creación de un blog personal en donde se vaya integrando información sobre las actividades que se deseen compartir con el resto de persona. El siguiente paso son las redes sociales y seguir construyendo un perfil con el que se quiera seguir destacando frente al resto y compartir las aptitudes en las que más se destaque.

En todos estos espacios hay que crear una estrategia definida con unos objetivos y, siempre que se pueda, cumplir un planning o calendario editorial. No va a ser algo tan estricto como la periodicidad y la publicación en vuestro blog, pero sí debéis de mantener una coherencia en estos canales.

Damián Montero

Te puede interesar:

- Primer empleo: espabilados con título

- El 25% de los universitarios aspira a ser funcionario

- El 30% de los universitarios cambia o abandona la carrera

- Trabajar como autónomo: ventajas e inconvenientes

Contador