Más de la mitad de los jóvenes considera escasa su formación financiera

La educación financiera es una asignatura pendiente en España.
ISTOCK

Muchos son los conocimientos que puede aprender una persona a lo largo de su vida. Desde destrezas que lo ayudarán en su futuro trabajo, aquellas materias que ampliarán su nivel de cultura o las que puede emplear en su día a día. Es el caso de la formación financiera, que permite que las personas puedan entender conceptos tan sencillos como rentabilidad económica o sean capaces de comprender las cláusulas de una hipoteca.

¿Reciben la formación adecuada los más pequeños? ¿Han de tener estas enseñanzas la misma consideración que otras materias que se transmiten a los estudiantes? Al menos los jóvenes españoles sí que creen que deberían recibir una mayor formación financiera antes de enfrentarse a la gestión de la economía de sus hogares, así lo indica el estudio realizado por Intrum.

Enseñanza en el colegio

Los datos son claros. El 68% de los jóvenes de entre 18 y 24 años considera que su formación financiera es escasa y que precisarían de más conocimientos para poder manejar su economía doméstica de forma más eficiente. ¿En qué momento debería empezar la enseñanza de estas materias?

Los responsables de este informe lo tienen claro. Es en las edades tempranas cuando debe empezar esta formación. Al igual que en cualquier otra materia, los más pequeños son más susceptibles de interiorizar contenidos y hábitos financieros. Un buen primer paso es inculcarle la importancia del ahorro y hacerles ver que una mala acción relacionada con el dinero puede tener consecuencias.

Una formación que se enfoca en evitar las consecuencias de la escasa formación financiera se pueden ver en el Informe de Pagos de Consumidores que elabora Intrum. Por ejemplo, el 28% de los hogares españoles vive en el desahorro (los gastos han superado a los ingresos en los últimos 12 meses). Otro dato que llama la atención es que la mayoría de núcleos familiares tan solo guarda 5 de cada 100 euros.

Esta ausencia de ahorro termina por hacer que los hogares se endeuden más allá de lo que pueden afrontar. Una situación de la que cada vez más españoles son conscientes y por este motivo nuestro país se posiciona entre los 6 primeros de la Unión Europea que creen que deberían enseñarse los conceptos básicos para poder mantener una economía doméstica.

Cultura financiera

El estudio de Intur no es el primero que se hace eco de la situación financiera en España. El informe PISA también se hizo eco del empobrecimiento de los conocimientos en esta materia por parte de los jóvenes españoles. Si en el 2012 los estudiantes de nuestro país obtuvieron una calificación de 500 puntos, dato que ya estaba por debajo de la media de la OCDE, ahora ha pasado a los 469.

El informe PISA define la cultura financiera como la materia que ayuda a que los estudiantes puedan tomar relaciones sobre su dinero. Para determinar la cantidad de conocimientos que poseen los estudiantes sobre este tema, se establecen un total de cinco niveles en donde se incluyen destrezas que abarcan desde la compra de tomates a granel hasta la lectura de una factura.

Los datos del informe PISA revelan que los estudiantes españoles se sitúan en el nivel 2, es decir, poseen las competencias necesarias para participar en la sociedad. Por otro lado, el 25% de los alumnos menores de 15 años se sitúan por debajo de este nivel, lo que deja a las claras que gran parte de los menores en este país no sabe leer una factura.

Damián Montero

Te puede interesar:

El dinero, educar en valores

Educación financiera: tu relación con el dinero según tu edad

El valor del dinero y los niños

- 5 consejos para que los niños aprendan a ahorrar y a valorar el dinero

Boletín de Logotipo Hacer Familia

Recibe un email cada día con las noticias más importantes.