Actualizado 07/11/2021 19:23 CET

Cómo conseguir que los niños recojan los juguetes, las claves de Harvard

Harvard ofrece estos consejos para que los hijos recojan sus juguetes.
Harvard ofrece estos consejos para que los hijos recojan sus juguetes. - ISTOCK

Después de la diversión, toca cumplir con las obligaciones. Sin embargo, en ocasiones los niños optan por no respetar estas normas y prefieren dejar de lado algunas responsabilidades. Una de las más evidentes es la recogida de los juguetes, tras unos momentos de juego y disfrute, a muchos pequeños les cuesta responder a este orden y colocarlo todo. De hecho, se trata de una de las discusiones más habituales entre padres e hijos.

Por ello, no es de extrañar que investigadores como los de la Universidad de Harvard se hayan centrado en conocer fórmulas para conocer cómo que los niños respondan a estos requerimientos y conseguir que cumplan con estas obligaciones. De esta forma, se brindan varios consejos para que los padres tenga éxito en esta empresa y logren educar a sus hijos a través de un modelo que les inculque buenos valores.

Centrarse en una sola tarea

Los niños pueden olvidarse de alguna tarea si estas se les empiezan a acumular. Por ello, los padres deben indicarles una sola obligación y esperar a que la finalicen antes de dar una nueva instrucción. De esta forma, los pequeños podrán saber lo que se espera de ellos en estos momentos. Este requerimiento debe mantenerse sin alteraciones y debe dictarse con una frase sencilla y de fácil entendimiento.

Repetir las veces que sea necesario

Los niños pueden tardar en procesar la información, por ello si los padres observan que sus hijos no responden a sus órdenes, deben contar unos segundos y repetir hasta que lo comprendan. Si, a pesar de ello, se observa que no se hace caso, los padres pueden empezar a advertir de las consecuencias de no respetar las normas y de lo que puede suceder si no recogen los juguetes.

Mantenerse clamado y ser consecuente

Las normas y consecuencias que los padres piensen en caso de no recogerse los juguetes, deben ser coherentes. Por ejemplo, si persiste el desorden sería desproporcionado tirar todos estos artículos a la basura, pero sí que sería lógico y proporcional castigar a los hijos sin poder disfrutar de los mismos mientras dure el castigo.

Ser ejemplo

Es un consejo que se repite muy a menudo, pero los padres deben recordar que son el ejemplo de sus hijos. Por este motivo deben proporcionar el orden en su día a día para asegurar que este valor que se muestra es captado por los más pequeños e interiorizado como algo que tiene que estar presente en su rutina.

Damián Montero

Te puede interesar:

- El orden y su importancia en la educación infantil

- Educar en el orden: los encargos

- La mochila escolar, un buen sitio para trabajar el orden

Contador