Actualizado 21/11/2021 23:13 CET

Cómo enseñar a tus hijos a tomar decisiones

Así podrás enseñar a tus hijos a tomar buenas decisiones
Así podrás enseñar a tus hijos a tomar buenas decisiones - ISTOCK

La vida es una constante toma de decisiones. Esto es algo que se va viendo a medida que crecemos y nos encontramos entre distintas disyuntivas que requieren no solo una capacidad de análisis para determinar cuál es la mejor, sino que además se precisa de sentido de la responsabilidad para hacerse cargo del camino elegido. Por ello, a media que se crece, es importante que los padres enseñen a sus hijos a elegir bien.

Una labor para la que Katia Aranzabal Barrutia, psicóloga infantil y juvenil, recuerda que los hijos precisan de información para que puedan decidir correctamente, aunque no es de lo único que precisan para decantarse por un camino u otro. En ocasiones también se vuelve importante el tiempo y la capacidad de análisis, así como de procesar datos.

¿Cómo enseñar a tomar decisiones?

La psicóloga Azaranzabal Barrutia asegura que no solo se hace necesaria la información sobre las distintas opciones, sino que hay que inculcar a los más pequeños la capacidad de tomar decisiones:

- La información no es suficiente. En la toma de decisiones entran en juego muchas otras variables, como la motivación, o la capacidad de análisis. Por ello, los padres deben tener paciencia hasta que sus hijos sean capaces de desarrollar dichas habilidades: explicar bien el mensaje, dar ejemplo sobre la conducta, animar a los niños a seguir intentándolo, al tiempo que se validan y se reconocen los esfuerzos.

- Que lo vuelvan a intentar. Después de una mala decisión, los padres deben indicar el error claridad y animar a sus hijos a que lo vuelva a intentar. De esta forma, se les dará dando una nueva oportunidad de demostrar que lo puede hacer mejor.

- Explorar otras opciones. Muchas veces los niños no tienen en cuenta todas las opciones que hay para resolver un problema. Es labor de los padres explicarles que existen muchas formas de solucionar una situación y depende de ellos elegir de forma responsable la mejor de las posibilidades.

- Opciones limitadas. Los padres deben establecer un límite claro, o una norma sencilla de comprender para el niño, permite que nuestros hijos se conviertan en los responsables de su decisión y empiecen a decidir por ellos mismos. Para ello tendrán que:

· Dar pocas explicaciones y ceñirnos a normas concretas y claras en la que tengan dos o tres opciones para decidir.

· Esas opciones que pueden decidir son sus propios límites: "No podéis tomar helado salvo en la cocina" podría ser sustituido por: "Podéis tomar helado en la cocina o en el jardín".

· Después de presentar las opciones, preguntarle: "Qué quieres hacer?" Esto hará que entienda su responsabilidad.

Damián Montero

Te puede interesar:

Contador

Para leer más