La gesticulación con manos, una señal de inteligencia en niños

Gesticular con las manos contribuye a que los niños mejoren sus capacidades.
ISTOCK

Los comportamientos de los niños pueden decirnos mucho de cómo son en realidad. No solo algunos ejemplos evidentes, como por ejemplo el hecho de compartir con sus amigos como evidencia de una con alta capacidad de empatía. Un estudio publicado en Developmental Psychology indica que la gesticulación con las manos es una señal de una alta inteligencia en los más pequeños.

Este estudio demuestra que el hecho de gesticular con las manos ayuda a los niños a desarrollar sus pensamientos y de esta forma potenciar su capacidad de razonamiento. Una invitación a no coartar a aquellos menores que por ejemplo cuentan con las manos, valiéndose de estas extremidades para poder resolver operaciones matemáticas como sumas o restas.

Gesticular con las manos facilita el pensamiento

En este estudio participaron un total de 41 niños de entre 2 y 6 años de edad. Todos ellos debieron enfrentarse a distintas pruebas con tarjetas que abarcaban desde el orden por color de imágenes de conejos hasta la distribución por formas de varios objetos presentes en láminas. También se les pidió clasificar reproducciones de osos según el tamaño de los mismos.

Los resultados demostraron que aquellos niños que gesticulaban con sus manos a la hora de enfrentarse al reto, tuvieron mejores resultados. Un ejemplo fue el de los menores que establecían relación entre los tamaños aprovechando sus dedos, o estas extremidades para establecer la dirección de los animales en las fichas que debían organizar según la orientación del dibujo.

Patricia Miller, autora principal de este estudio, señaló que este hecho demuestra que la gesticulación ayuda a los niños a desarrollar sus pensamientos. A estas edades la capacidad cognitiva de los pequeños no está tan desarrollada, por lo que sus manos cumplen la función de apoyo para conectar los puntos que están en su mente. Por ello, ante situaciones como por ejemplo emplear los dedos para llevar la cuenta de la suma o la resta, se ha de permitir esta acción con el fin de que el niño desarrolle esta habilidad matemática.

En última instancia los investigadores concretaron que la gesticulación mientras se resuelve un enigma es señal de que la mente del menor está trabajando, una actividad que se traduce en sus manos. Permitir que los niños resuelvan sus problemas a través de estas acciones significaba un mayor éxito en las labores intelectuales a las que se enfrentaban los menores.

Potencia la inteligencia de los niños

No solo la gesticulación ayuda a los niños a desarrollar su inteligencia. Existen otros métodos que pueden ser aplicados en el día a día que igualmente y que contribuyen a la mejora de las capacidades intelectuales:

- Juegos que fomentan su imaginación. A la hora de jugar ha de darse libre albedrío a la imaginación, permitir que los niños formen en sus cabezas un mundo de diversión con el que fomentar su actividad mental.

- Pasatiempos adaptados. Los pasatiempos suponen resolver conflictos. Un reto al que se ha de aplicar solución. Muchos de ellos se adaptan a los niños, como por ejemplo la resolución de laberintos en donde se ha de encontrar la salida.

- Juegos de memoria. Un buen ejemplo es el baile y las coreografías que lo integran, hacer que el niño recuerde los pasos de éste no solo fomentará su memoria sino que además hará que la conexión del cerebro con las extremidades mejore.

Damián Montero

Te puede interesar:

- Los hijos primogénitos puntúan más alto en inteligencia

- Las 8 inteligencias de los niños, juegos para potenciarlas

- Superdotados: niños con altas capacidades

- Actividades que estimulan la inteligencia del bebé

Boletín de Logotipo Hacer Familia

Recibe un email cada día con las noticias más importantes.