Actualizado 21/02/2021 13:37 CET

Mens sana in corpore sano, ¡lo confirma la ciencia!

El deporte contribuye al desarrollo cognitivo  e intelectual
El deporte contribuye al desarrollo cognitivo e intelectual - ISTOCK

Hacer ejercicio no solo contribuye al bienestar físico, también el desarrollo cognitivo de beneficia de este tipo de actividades. Ya lo dice la vieja máxima "mens sana in corpore sano". Pero no solo el refranero tradicional avala la práctica deportiva para la mejora intelectual. La ciencia también avala esta relación, tal y como demuestra un nuevo estudio de la Universidad de Granada (UGR).

En especial, los niños con mejor física presentaban mejores capacidades cognitivas. Un estudio que forma parte del proyecto ActiveBrains y en el que se demuestra que los niños que tienen mejor forma física tienen cerebros más grandes, y que tanto la capacidad aeróbica como la fuerza o la velocidad están relacionadas con la cantidad de materia gris y blanca de los más pequeños.

Mayor rendimiento cognitivo

La materia blanca del cerebro es una de las mayores responsables del rendimiento cognitivo. Así lo demuestran los resultados de la investigación realizada por la UGR y en el que han participado más de 100 niños. Aquellos pequeños calificados con mejor forma física presentaban una mayor cantidad de materia gris y blanca y, en general, cerebros más grandes que estaban "en baja forma".

De esta forma, los niños que realizaban una mayor actividad física tenían un mayor rendimiento intelectual, en concreto un incremento en su flexibilidad cognitiva y función ejecutiva. "Nuestra investigación demuestra la importancia de tener una buena forma física en edades tempranas para un mejor desarrollo cerebral como es la infancia", explica Cristina Cadenas-Sanchez, investigadora postdoctoral del grupo de investigación PROFITH de la UGR y autora principal del trabajo.

Francisco B. Ortega, investigador principal del proyecto, reseña otros estudios previos que habían demostrado que, durante el envejecimiento, el cerebro se va encogiendo y el ejercicio físico y una buena condición física pueden atenuar este proceso fisiológico. "Nuestro estudio viene a demostrar, por primera vez, que en el polo opuesto de la vida, la infancia, donde el cerebro está en crecimiento y desarrollo, mantener buenos niveles de condición física está ligado a un mayor desarrollo cerebral total. Estos hallazgos conllevan importantes implicaciones: 1) evaluar los niveles de condición física en etapa escolar, no es solo informativo del nivel de salud física como ya han demostrado estudios previos, sino también de salud cerebral; y 2) abre las puertas a investigar cómo aumentando el nivel de condición física mediante programas de ejercicio físico en niños/as puede beneficiar el desarrollo cerebral y la cognición", concluye el responsable de este trabajo.

Beneficios de la actividad cognitiva

Este no es el primer trabajo que destaca la ventaja importancia del ejercicio físico en las labores físicas y las respuestas del cerebro a las rutinas deportivas. Un ejemplo es el trabajo del Doctor Mauricio Valenzuela en la revista Motricidad y Persona y que resalta los siguientes beneficios:

- Aumento de los neurotransmisores.

- Aumento el flujo sanguíneo cerebral, contribuyendo a la autorregulación del sistema nervioso, satisfaciendo demandas de algunas zonas del cerebro.

- Mejora de la plasticidad cerebral, facilitando la interiorización de nuevos conocimientos.

- Aumento de la vasculización en las regiones cerebrales.

Damián Montero

Te puede interesar:

- Beneficios del deporte para los niños

- Cómo enseñar a ver la televisión a los niños

- Competición escolar, el papel de los padres

Contador