Actualizado 04/07/2020 8:52:34 +00:00 CET

Campamentos en un verano de Covid, ¿qué debe tenerse en cuenta?

La vuelta a la normalidad implica el regreso a los campamentos, vuelta que debe tener en cuenta ciertas medidas de seguridad.
La vuelta a la normalidad implica el regreso a los campamentos, vuelta que debe tener en cuenta ciertas medidas de seguridad. - ISTOCK

Llegó el verano. Una estación que este año es muy distinta. El motivo de esta diferencia tiene nombre propio: coronavirus. La pandemia ha mantenido a las familias confinadas durante algunos meses, con el fin de evitar la propagación. Ahora, el periodo estival coincide con la vuelta a la normalidad, una situación que en otras épocas significaría la visita a campamentos y otros lugares de ocio.

Si bien varios de estos campamentos están abriendo sus puertas, hay que tener en cuenta una serie de recomendaciones para evitar problemas de salud. Para ello, desde la Academia Americana de Pediatría se brindan varios consejos con los que los padres pueden tener una serie de pautas a tener en cuenta antes de enviar a sus hijos a estos lugares durante el verano.

Higiene y distancia

Tal y como indican los pediatras de esta asociación, los padres deben asegurar de que los campamentos cuentan con protocolos para ayudar a los niños, de acuerdo a su edad, para mantener una buena higiene, permanecer a una distancia segura de otros, y a usar mascarillas. En el caso de los más pequeños será necesario recordarles con frecuencia las normas que buscan evitar el contagio.

El personal del campamento también tendrá que llevar a cabo estas medidas de higiene básicas y asegurar el uso de mascarillas, manteniendo siempre las distancias de seguridad recomendadas por las autoridades sanitarias. En este sentido, se debe valorar positivamente aquellas propuestas que apuesten por actividades al aire libre en lugar de recintos cerrados.

En estos entornos la posibilidad de mantener las distancias de seguridad es mayor, además que en lugares abiertos la posibilidad de contraer el virus se reduce. Esto no quiere decir que no se deban mantener las medidas de prevención ya conocidas: uso de mascarillas, higiene, grupos pequeños de niños, organización a la hora de entrada y salida de las instalaciones, etc.

Planes de atención

Los padres también deben interesarse por si los campamentos cuentan con planes de atención en el caso de que en el campamento se detecte un caso o se observe la presencia de personas con síntomas. ¿Cuáles son las herramientas para vigilar la presencia de estas señales? ¿Qué medidas se tomarían en el caso de detectarlas dentro de las instalaciones?

Por otro lado, los padres también deben tener en cuenta que puede que en los niños surja un sentimiento de miedo ante la enfermedad. En este sentido, los campamentos deben tener contar con personal cualificado para cuidar no solo la salud física de los más pequeños, sino de la mental, para poder atenderlos en el caso de que estos terrores les asalten.

Por último, en el caso de los niños que presentan afecciones previas y que podrían suponer un mayor riesgo en el caso de contraer el coronavirus, se recomienda valorar la posibilidad de no asistir al campamento. De todos modos, se aconseja una visita previa al pediatra para que valore si es conveniente que el pequeño acuda o no a estas instalaciones.

Damián Montero

Te puede interesar:

- Turismo naranja: más allá del viaje cultural

- Viajes culturales con niños, cómo hacerles atractivo este turismo

Viajes en familia: 10 lugares para visitar en Europa

- Viaja a Portugal con niños y en familia