Actualizado 18/03/2021 11:20 CET

13 juegos y estrategias para transformar el estrés de tus hijos en calma

Todo lo que puedes poner en práctica para recuperar la calma
Todo lo que puedes poner en práctica para recuperar la calma - ISTOCK

La calma es un estado de tranquilidad de ánimo opuesto al nerviosismo que nos genera el estrés o una situación estresante. Resulta admirable la fortaleza emocional de las personas que son capaces de mantener la calma en determinados momentos, sin dejarse influir por las circunstancias externas.

La capacidad de mantener la calma en momentos de dificultad es una excelente habilidad emocional que puede trabajarse. Mantener la serenidad en un ambiente donde "saltan chispas" aporta una visión positiva del asunto y más equitativa para todos, de manera que no solo es beneficioso para que el conserva la calma sino para transmitirla a los demás.

Para ayudar a nuestros hijos a entrenar la calma, muchas veces no sabemos qué hacer o se nos agotan las ideas para transformar el estrés de nuestros hijos y que se relajen y disfruten.

13 juegos y estrategias para entrenar y mantener la calma

Por eso aquí queremos ayudaros y compartir estas ideas probadas, que no solo te ayudarán a transformar momentos de estrés en calma, sino que también os ayudarán a expandir todo vuestro potencial ya no solo están pensadas para los niños. A los papás también nos van a ayudar.

1. Mira los peces

Mira los peces en un acuario

¿Alguna vez te has preguntado por qué siempre hay una pecera en los hospitales y centros médicos? La Universidad de Exeter en el Reino Unido descubrió que ver a los peces nadar en un acuario reduce la presión arterial y la frecuencia cardíaca. Mejor aún, cuanto más grande sea la pecera, mayor será el efecto. La terapia de observación de peces o simplemente observar el agua correr puede ser relajante para ti y tus hijos.

2. Cuenta hacia atrás desde 100

La simple acción de contar no sólo le da a tu hijo la oportunidad de concentrarse en algo más que lo que le molesta, contar hacia atrás ofrece un desafío de concentración adicional sin abrumar su cerebro.

3. Repite un mantra

Crea un mantra con tus hijos que puedan usar para ayudarles a calmarse. Por ejemplo, "Estoy tranquilo" o "Estoy relajado" funciona muy bien, pero siéntete libre de ser creativo y convertirlo en algo divertido.

4. Respira de la forma correcta

La mayoría de nosotros respiramos incorrectamente, especialmente cuando estamos en una situación estresante. Haz que tu hijo piense en su barriga como si fuera un globo. Practica con él inhalando profundamente para llenar la barriga como un globo y exhalando para desinflarlo. Repite este sencillo proceso 5 veces y observa los efectos.

5. Agita un frasco cerrado de purpurina

Agita un frasco de purpurina

Pedirle a tu hijo que se enfoque en un objeto llamativo y divertido durante 3-5 minutos permitirá que su cerebro y su cuerpo se restablezcan del estrés momentáneo. Incluso puedes ayudarle a decorar el frasco. Será divertido y relajante.

6. Salir a correr

Se ha demostrado que correr reduce el estrés. Salir a trotar durante 10 minutos no solo puede afectar el estado de ánimo de tu hijo de inmediato, sino que sus efectos beneficiosos sobre su capacidad para lidiar con el estrés pueden durar varias horas después.

7. Cuenta hasta 5

Justo cuando parezca que "no pueden soportarlo más", pídele a tu hijo que cierre los ojos y cuente hasta cinco. Esta forma de meditación de 5 segundos ofrece al cerebro la oportunidad de reiniciarse y poder ver una situación desde una perspectiva diferente. También le da a tu hijo la oportunidad de pensar antes de actuar en una situación repentina.

8. Hablar

Para los niños que pueden verbalizar sus sentimientos, hablar sobre lo que les molesta les da la oportunidad de hacerle saber lo que está sucediendo mientras lo procesan por sí mismos. El truco consiste en resistir la tentación de "solucionar" el problema. Tu hijo necesita que lo escuches y le hagas las preguntas adecuadas, no que le ofrezcas consejos no solicitados. Compruébalo.

9. El mejor amigo

Nunca hablaríamos con nuestro mejor amigo de la misma manera crítica que nos hablamos a nosotros mismos. Lo mismo es cierto para nuestros hijos. Dile a tu hijo que sea amable con él mismo y pregúntale qué le diría a su mejor amigo que haga en su situación.

10. Decora una pared

Decora una pared

No estamos hablando de que redecores con pintura y demás, pero unas pocas fotos, un póster, imágenes de revistas o impresas de Internet pueden darle a tu hijo la oportunidad de crear arte temporal a gran escala en cualquier espacio. El proceso creativo es lo importante, no el resultado final. Verás lo que ocurre.

11. Crea un tablero

Haz que tu hijo recorte palabras e imágenes de revistas que hablen de sus intereses, deseos y sueños. Luego, pídele que pegue estas imágenes y palabras en una cartulina para exhibir en su habitación. El proceso de creación no solo les permite pensar en lo que quieren de la vida, sino que mostrar las cosas que aman les da la oportunidad de concentrarse en lo que es realmente importante cuando están molestos.

12. Dar o recibir un abrazo

Dar o recibir un abrazo

Abrazar permite que su cuerpo produzca oxitocina, una hormona natural en su cuerpo necesaria para la función del sistema inmunológico. Un abrazo de 20 segundos no solo reduce la presión arterial, aumenta la sensación de bienestar y reduce los efectos físicos dañinos del estrés. Abrázale y que te abrace ¡ambos obtendréis grandes beneficios!

13. Camina en la naturaleza

Según los científicos de Stanford, se ha demostrado que caminar en la naturaleza mejora la cognición y reduce el estrés. Incluso si no tienes tiempo para dedicar los 50 minutos que comprobaron los investigadores que ofrecen estos resultados, dar un paseo de 15 minutos en un entorno natural como un parque, por ejemplo, puede ser justo lo que tu hijo necesita.

Gabriela García González. Autora del libro La mejor coach para tus hijos ¡eres tú!,! es una referente del coaching para niños y el empoderamiento infantil y femenino. Educadora y experta en desarrollo personal integral.

Te puede interesar: 

- 10 consejos para reducir el estrés de tus hijos

- Educar con calma: el secreto del equilibrio emocional

- 13 técnicas divertidas para relajar a los niños

Consejos para mantener la calma cuando los niños se portan mal

Mantener la calma en las discusiones con hijos, cómo conseguirlo