Actualizado 14/02/2022 13:05

Ideas para ser un apoyo para un amigo o familiar con depresión

Cómo ayudar a un amigo o familiar con depresión
Cómo ayudar a un amigo o familiar con depresión - ISTOCK

La depresión es un trastorno que es tratable y afecta a millones de personas, desde jóvenes a mayores. Si alguien a quien amas está deprimido, es posible que estés experimentando una serie de emociones difíciles, como impotencia, frustración, ira, miedo, culpa y tristeza. No es fácil lidiar con la depresión de un amigo o familiar, pero tu apoyo puede ser crucial para la recuperación de ese ser querido y ser su mejor compañía.

Pero a medida que eres ese sostén, no debes olvidar cuidar de tu propia salud emocional: la necesitarás para brindar el apoyo completo que necesita tu familiar. Para ésto es importante comprender los signos y síntomas de la depresión para ser soporte mientras se busca ayuda profesional.

¿Cómo puedes ayudar a alguien con depresión?

Tu apoyo puede desempeñar un papel fundamental en la recuperación de un ser querido que está atravesando por una depresión. Aquí hay algunos consejos para que puedas hacerlo.

Es vital preocuparse si a ese ser querido:

Ya no parece importarle nada. Ha perdido interés en el trabajo o en la vida en general. No quiere salir ni hacer actividades de ningún tipo.

Expresa una perspectiva negativa de la vida. Está inusualmente triste, irritable, de mal genio, crítico o malhumorado.

Se queja con frecuencia de dolores y molestias como dolores de cabeza o sentirse cansado y agotado todo el tiempo.

Duerme menos de lo habitual. Se ha vuelto indeciso, olvidadizo, desorganizado o desorientado.

Cómo hablar con alguien sobre la depresión

Ante todo, recuerda ser un oyente compasivo. A menudo, el simple hecho de hablar cara a cara puede ser de gran ayuda para alguien que sufre de depresión. Anímalo a hablar sobre sus sentimientos y escucha sin juzgar.

Podrías intentar decir:

- "Me he sentido preocupado por ti últimamente".

- "Recientemente, te he notado diferente y me pregunto qué tal estás".

- "¿Cómo puedo apoyarte mejor en este momento?"

- "¿Has pensado en buscar ayuda?"

Recuerda, ser solidario ofreciendo aliento y esperanza diciendo:

- "No estás solo. Estoy aquí para ti durante este momento difícil".

- "Puede ser difícil de creer en este momento, pero la forma en que te sientes cambiará".

- "Por favor, dime qué puedo hacer ahora para ayudarte".

- "Tú eres importante para mí. Tu vida es importante para mí".

Ofrece ayuda a la persona deprimida para encontrar un médico o terapeuta y acompañarlo en la primera visita. Una de las cosas más importantes que puedes hacer para ayudar a un amigo o familiar con depresión es brindarle tu amor y apoyo incondicional durante todo el proceso de tratamiento. Esto implica ser compasivo y paciente, lo cual no siempre es fácil cuando se trata de la negatividad, hostilidad y el mal humor que van de la mano con la depresión.

Ten expectativas realistas. Puede ser frustrante ver a un amigo o familiar deprimido. Por ello tener paciencia es importante.

Cuidando de tí mismo

Normalmente tenemos el impulso natural de querer arreglar los problemas de las personas que nos importan, pero no puedes controlar la depresión de otra persona. Sin embargo, debes tener en cuenta que es tan importante para tí mantenerte saludable como lo es para la persona deprimida recibir el mejor apoyo, así que tu bienestar es una prioridad.

En otras palabras, asegúrate de que tu propia salud global se encuentre lo mejor posible antes de ayudar a alguien que está deprimido. Cuando atiendas a sus propias necesidades, tendrás la energía necesaria para ayudarle.

Si sufres en silencio y dejas que se acumulen en tí emociones poco saludables tu ser querido captará estas emociones negativas y se sentirá aún peor. Habla sobre cómo te sientes antes de que las emociones reprimidas dificulten esa conexión, con sensibilidad, sin llegar a ser una carga emocional para la persona que te necesita.

Busca apoyo tanto profesional como personal para superar este momento difícil.

En resumen, en momentos complicados puedes ser un gran apoyo para quién lo necesita, si también cuidas de tí mismo y de tus emociones.

Gabriela García González. Autora de los libros El poder de tu resiliencia La mejor coach para tus hijos ¡eres tú!,! es una referente del coaching para niños y el empoderamiento infantil y femenino. Educadora, Experta en Desarrollo Personal integral, Conferencista internacional y Formadora de Emprendimientos desde el Ser para mujeres 

Te puede interesar:

- La depresión y sus tipos

- Cómo detectar la depresión adolescente

Pautas para cuidar a un familiar con depresión

- El regalo de una sonrisa

Depresión en adolescentes: cómo detectarla y tratarla

Para leer más