Actualizado 22/05/2024 09:38

El lenguaje oculto de la saliva

¿Qué Nos Puede Decir Un Análisis De La Saliva?¿Qué nos puede revelar un análisis de la saliva? - ISTOCK

La saliva, ese fluido que todos notamos en la boca y que producimos constantemente, es una fuente de información sobre nuestra salud. Más allá de su función en la digestión y en la protección bucal, la saliva contiene numerosas pistas sobre nuestro estado de bienestar general.

La composición de la saliva

La saliva es una mezcla compleja de agua, electrolitos, moco, enzimas, anticuerpos, y diversas proteínas. Esta composición no es estática; puede variar en respuesta a factores como la dieta, el estado de hidratación, el estrés y la salud general. Estas variaciones pueden proporcionar indicios importantes sobre posibles problemas de salud.

Cambios en la saliva y signos de problemas de salud

1. Sequedad bucal (Xerostomía)
La sequedad bucal es un síntoma común que puede ser indicativo de varias condiciones de salud:

Deshidratación: La falta de suficiente agua en el cuerpo puede reducir la producción de saliva.

Diabetes. Los niveles altos de azúcar en sangre pueden causar sequedad bucal.

Síndrome de Sjögren. Esta enfermedad autoinmune ataca las glándulas que producen saliva y lágrimas, causando sequedad en la boca y los ojos.

2. Saliva espumosa o viscosa
Una saliva que se siente espumosa o demasiado espesa puede ser un signo de:

Infecciones. Infecciones bacterianas o virales en la boca pueden alterar la consistencia de la saliva.

Problemas de glándulas salivales. Obstrucciones o inflamaciones en las glándulas salivales pueden afectar la producción normal de saliva.

3. Cambios en el sabor
Alteraciones en el sabor de la saliva pueden ser un indicador de:

Deficiencias nutricionales. Falta de zinc o vitamina B12 pueden afectar el sentido del gusto.

Infecciones bucales. Infecciones por hongos o bacterias pueden causar un sabor metálico o desagradable.

Enfermedades del hígado o riñón. Toxinas acumuladas debido a problemas hepáticos o renales pueden alterar el sabor de la saliva.

4. Salivación excesiva (Sialorrea)
La producción excesiva de saliva puede ser un síntoma de:

Reflujo gastroesofágico. El ácido del estómago que regresa al esófago puede estimular la producción de saliva.

Intoxicación por metales pesados. Exposición a metales pesados como el mercurio puede causar salivación excesiva.

Enfermedades neurológicas. Condiciones como la parálisis cerebral o la enfermedad de Parkinson pueden afectar el control de la salivación.

Diagnóstico a través de la saliva

La saliva está ganando reconocimiento como una herramienta diagnóstica no invasiva y conveniente. Estas son algunas de las aplicaciones más prometedoras de los análisis de saliva en la detección de enfermedades:

1. Detección de infecciones virus y bacterias. La saliva puede contener ADN o ARN de patógenos como el virus del papiloma humano (VPH), el virus de Epstein-Barr, y la bacteria causante de la tuberculosis. Las pruebas de saliva para el COVID-19 también han demostrado ser efectivas.

2. Monitorización de hormonas

Cortisol y estrés. Los niveles de cortisol en la saliva pueden indicar el nivel de estrés de una persona.

Hormonas reproductivas. Niveles de estrógeno, progesterona y testosterona pueden ser monitoreados a través de la saliva, lo que es útil en estudios de fertilidad y terapias hormonales.

3. Detección de biomarcadores de cáncer. Diversas investigaciones están identificando biomarcadores específicos en la saliva que pueden ayudar en la detección temprana de cánceres orales y sistémicos.

4. Evaluación de enfermedades metabólicas

Diabetes. Los niveles de glucosa y otros metabolitos en la saliva pueden reflejar el estado glucémico del paciente.

Enfermedades cardíacas. Biomarcadores asociados con el riesgo cardiovascular pueden ser detectados en la saliva, ofreciendo una herramienta adicional para la evaluación de riesgos.

Ventajas del análisis de saliva

El análisis de saliva presenta varias ventajas en comparación con otros métodos diagnósticos:

- No es invasivo. No requiere agujas ni procedimientos dolorosos.
- Se recoge fácilmente. Puede ser recolectada en cualquier lugar y por el mismo paciente.
- Tiene un menor riesgo de contaminación. Las muestras de saliva tienen menos riesgo de contaminación en comparación con la sangre.

La saliva es mucho más que un simple fluido digestivo; es un mensajero biológico que puede proporcionar información valiosa sobre nuestra salud. Los cambios en la saliva pueden ser indicativos de diversas condiciones de salud, desde infecciones hasta enfermedades crónicas.

Además, las pruebas de saliva están emergiendo como herramientas diagnósticas. En el futuro, podríamos ver un uso aún más amplio de la saliva en la medicina preventiva y diagnóstica, permitiendo una detección más temprana y un manejo más efectivo de las enfermedades.

Marisol Nuevo Espín 

Te puede interesar:

- Enfermedades infantiles: ¿está tan enfermo como para quedarse en casa?

- El efecto del estrés en los conflictos familiares

- Enfermedades infantiles: ¿cuáles hay que comunicar en la escuela?

- Niños en la guardería: 10 procesos febriles al año

Contador